Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

música ypoesía. 'artes & letras'

Belleza, calidad y acidez brillante: música, poesía y traducción de José María Micó

Traduce la 'Comedia' de Dante para Acantilado, publica un nuevo poemario y con su compañera Marta edita un nuevo disco: 'Mapa de sombras cotidianas'

José María Micó: Lírica, traducción y música
José María Micó y Marta Boldú..
Juan Miguel Morales.

La poesía como creadora de belleza anida en dos libros y un disco compacto que tengo la suerte de haber leído y haber escuchado. Tres obras de la mano de José María Micó (Barcelona, 1961), en complicidad y complementariedad con Dante y Marta Boldú. ¡Ahí es nada! Tres regalos para cualquier cerebro: un pulso a la inteligencia y al lenguaje. Todos ustedes ya saben que me refiero a la proverbial traducción de la ‘Comedia’ (Acantilado) de Dante Alighieri que ha realizado el cátedro, poeta y músico Micó; a su poemario ‘Primeras voluntades’ (Acantilado) y al disco recién editado ‘Mapa de sombras cotidianas (Satélite K) de Marta y Micó, en el que ha escrito, traducido y adaptado la mayoría de las canciones, aunque hay que señalar que la profesora Marta es autora de la conmovedora canción ‘En la puerta del mercado’.

Si algo hay que destacar de estas obras es que tanto la traducción como los poemas o las canciones son sencillas y cercanas a nuestro hoy. Cualquiera se puede acercar a ellas, bien para leerlas o bien para escucharlas, que también se puede leer en el cuadernillo que acompaña al disco. Calidad y acidez brillante.

De esta inteligente, justa y necesaria traducción de la ‘Comedia’ (tengo la reimpresión segunda de agosto de 2019), poco podemos explicar que no se haya dicho ya. Esta versión, está recogida en 938 páginas, que contienen un prólogo y nota sobre el texto y la traducción de 40 páginas; después ‘Infierno’, de la 45 a la 298; ‘Purgatorio’, de la 301 a la 552 y ‘Paraíso’, de la 555 a la 809; cada uno de los cantos que tienen cada una de las tres partes cuentan con una nota introductoria de una página larga, más menos; después está la más que curiosa Cronología de Dante, que ocupan desde la página 811 a la 819; y una Bibliografía selecta, de la 821 a la 830; El universo dantesco, tres páginas ilustradas con dibujos explicativos; y un necesario Índice razonado por orden alfabético, que ocupa desde la 837 a la 936, para facilitar la comprensión del texto, donde se dan noticia de casi todo: personajes, obras, lugares, con el fin de contextualizar la ‘Comedia'.

Esta obra, como todo el mundo sabe, es la narración de un viaje por el infierno, purgatorio y paraíso que realiza el fantasioso Dante, acompañado por el poeta Virgilio, la dama de sus sueños Beatriz y el monje benedictino san Bernardo, quien lo asiste en la visión divina. Este viaje lo cuenta en primera persona: eso que hoy se llama autoficción y que los narradores y críticos de marca y premio dicen que es novedad.

José María Micó: Lírica, traducción y música
Detalle de la portada del disco 'Mapa de sombras cotidianas'.
Archivo Heraldo.

Si uno lee se entera de cosas y Micó las explica muy bien. Es muy pedagógico en su discurrir: “El libro de Dante refleja la perfección de un mundo, de un universo que es obra de otro creador más inasequible”. Dante era creyente. También Micó tiene palabras para la poesía que crea el objeto y para el endecasílabo dantesco donde nada resulta ocioso ni ostentoso. Y sobre el ejercicio de traducir, no se lo pierdan. Esta versión bilingüe de la ‘Comedia’ está en endecasílabos sueltos en castellano: “Por más que apele al arte y al ingenio/ y al uso, no sabría describirlo:/ podéis creerme y hay que anhelar verlo”.

Si la ‘Comedia’ de Dante versión Micó fue el primer libro que adquirí en una librería de Tarragona, el primer día que me dejó salir de casa el bichejo este: covid-19, protagonista de la pandemia que nos azota, ‘Primeras voluntades’ llegó a casa. Del poeta Micó conocía los poemas ‘Emblema, Blanca y azul y Nombre(s)’, de la antología colectiva ‘Palabras frente al mar’ (Trujal, Pliegos de poesía 6, Cambrils 2003), cuya coordinación y edición fue del profesor y poeta Ramón García Mateos.

Además de ‘Blanca y azul’ (Los libros del gato negro. Zaragoza, 2017). Y sé de su pasión por Góngora pues el también profesor Antonio Pérez Lasheras me ha hablado del tema. Pues bien, los poemas recogidos en este volumen no son una antología y sí un nuevo libro. Así pues, ‘Primeras voluntades’ es una lectura que el autor hace de su propia obra poética: el yo lector frente al yo escritor.

Micó realiza con valor y libertad una selección de su poesía y la recoloca: y en esa acción confecciona un libro nuevo, para gozo de los lectores aplicados. Hay que tener en cuenta que nuestra vida actual nos ha hecho perder el arte de la lectura. Los poemas que nos ocupan son: “los que yo no he podido, o no he querido, dejar de escribir”, Micó ‘dixit’.

LA LÍRICA DE JOSÉ MARÍA MICÓ

El volumen que recoge la poesía de José María Micó tiene textos invisibles, que al final del libro, en el Apéndice pertinente, se explica. Leer un texto, un poema es recordar otro texto: un libro siempre te lleva a otro u otros libros. Uno es lector dependiente y el autor más: “Una nave imposible, esclava de las aguas”.

Este nuevo poemario está dividido en significativas partes: Principios, Afectos, Camino de ronda, Travesuras, Ser y estar, Divieto di sosta, Pecios, Momentos, Espejismos y Finales. Siendo Principios y Finales, de tres poemas cada parte: uno de ellos 'Generación', que inicia el poemario y lo cierra: círculo perfecto, con dos versos finales añadidos, que dan por terminado un ciclo poético del autor: “Mi mano es una perra caliente que te muerde, / y ya no queda sitio para sus dentelladas”.

Los poetas son ciudadanos, no están fuera del mundo, y la poesía es un camino muy saludable para entender este mundo complejo: “La noche burlona y montaraz, aoja al mundo/ mientras el pan aguarda en los trigales”. Nadie puede decir que el poeta no está comprometido con la realidad y con el pensamiento profundo y la poesía es el medio que nos queda para reflexionar libremente; mucho más que en y con otras disciplinas artísticas y ‘Primeras voluntades’ es un ejemplo, donde la fina ironía resplandece: “El hambre, si es de pan, no tiene gracia”.

José María Micó: Lírica, traducción y música
Una visión de Dante de Domenico di Michelino.
Domenino di Michelino.

Hoy creo que la poesía española se enfrenta a su mejor o peor crisis, no tiene mascarillas. O lo que es lo mismo hay que dar valor al verso y no al espectáculo, aunque también: “He vivido sin luz todo este tiempo”. Así pues, el mundo de la poesía se rejuvenece como un género global, que deja de ser exclusivo y excluyente, para llegar a un público masivo y hasta romper clichés. La polivalencia y frescura de esta poesía escrita con la arquitectura verbal de Góngora; el respeto por los grandes poetas y sus obras, sin miedo ha actualizarlos y la atracción por la música: poesía es palabra sujeta a ritmo, lo hacen posible. Música y poesía sin ir más lejos, cual: ‘Mapa de sombras cotidianas’ de Marta y Micó: “Veo/ toda esta plenitud vacía y nueva/ en los brazos de Marta,/ que ante mis ojos/ nada”.

MELODÍAS DIVERSAS, UNIDAD DE INSPIRACIÓN

Este nuevo disco compacto, cuyo título es un verso del poema ‘Silbo sin aire’, contiene diversas melodías, desde el ritmo del bolero hasta la ranchera, pasando por el son cubano, la balada, el blues, el tango y la canción napolitana. Destacando como siempre las letras de José María Micó; pero, también hay adaptaciones y letras de otros compositores: María do Rosário Pedreira o Carlos Palacio.

Me tiene hechizado este disco y escribo este texto escuchándolo por enésima vez. Qué voz tan envolvente, melodiosa, la singular de Marta. No dejen de escucharla es estar en el paraíso. Hay veces que me recuerda a la gran María Dolores Pradera. Marta y Micó se presentan como un dúo formado por Marta Boldú (voz, y qué voz, subrayo) y José María Micó (guitarra y composición), que lleva algunos años dignificando las letras y las melodías en un ámbito que es mucho más que una canción de autor. Y bien cierto que es así, en estas “canciones que parecen/ himnos de guerras perdidas”.

Creo que estas tres obras están unidas y que tienen un hilo invisible que las hilvana: es el amor por el quehacer creador: pasión y búsqueda, con la altura transparente de san Juan de la Cruz: “Y no le cansa caminar sin meta”.

*Enrique Villagrasa (Burbáguena, 1957) es poeta y crítico literario. Su último poemario es 'La poesía sabe esperar'

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión