Ocio y Cultura
Suscríbete

ocio y cultura. medidas del gobierno

«La reacción es de indignación y sorpresa. En artes hemos sido ninguneados»

La galerista aragonesa Patricia Rodrigo afirma que el paquete de medidas del ministro Uribes es escasa. Otros sectores ofrecen una mirada más positiva

La cultura aragonesa ante las medidas de Uribes.
El Teatro de las Esquinas, sede de Teatro del Temple y Che y Moche, el día de la gala de los 40 años de Olifante, con Paco Ibáñez.
Toni Galán.

ZARAGOZA. "Las medidas del Gobierno son alentadoras. Es la primera vez que se aplican medidas específicas al sector de la Cultura, hasta ahora lo habitual era el recorte sin piedad. Creo que ha sido gracias a un enorme trabajo del sector. Nos hemos movido a nivel nacional y no hemos parado hasta conseguirlo", dice María López, directora-gerente del Temple y del Teatro de las Esquinas, a propósito del paquete de ayudas que hacía públicas el pasado martes el ministro de Cultura Rodríguez Uribes. María recuerda que, aunque parezca una paradoja, “hay una inmensa mayoría de profesionales del sector que no tienen conocimiento de lo que hay detrás de las asociaciones y federaciones” de teatro, danza y música.

La felicidad, siempre matizada, va por barrios. La galerista Patricia Rodrigo, de la sala Antonia Puyó, es esencialmente crítica. "Mi reacción es de indignación y de sorpresa. Solo un millón de euros para promoción del arte. Eso es lo que ha donado la galerista Helga de Alvear para ayudas sanitarias en esta crisis. Hemos vuelto a ser ninguneados. Es como si las artes plásticas no fuesen cultura". Dice que el sector está que no se lo cree.

"El Thyssen, el Prado o el Reina Sofía reciben todos los años millones de personas. Habrá habido mecenas detrás, y gente con criterio para elegir, cuidar, adquirir las obras. ¡Es cómo si no supiesen cuánto cuesta mantener una galería, acudir a las ferias, promocionar a los artistas, que se centran, sobre todo, en crear". Recuerda que ir a una feria nacional o internacional cuesta mucho dinero, y hay galerías que han suspendido tres o cuatro citas.

Óscar Martín, presidente de la Asociación de Librerías de Zaragoza, es cauto: "He visto las cifras y la propuesta de apoyo a las librerías independientes, pero por ahora ni la Federación de Librerías, ni el Ministerio ni el Gobierno de Aragón nos han comunicado nada. No será fácil concretar esos apoyos, imagino que serán para actividades, informatización, etc. Algunos libreros, que al principio no iban a hacerlo, se me ocurren Antígona, Cálamo o París, entre otras, ya están trabajando con cita previa porque se han producido muchas peticiones y llamadas, y el lunes que viene, con la medidas necesarias de la desescalada, volveremos a la normalidad. Aunque parezca lo contrario, se ha multiplicado el trabajo", dice, y constata que "los lectores, en estos días, nos han mostrado su apoyo".

Por su parte, Jesús Marco, presidente de la Academia de Cine Aragonés, se muestra un tanto ambivalente. "Lo veo crudo. ¿Qué va a pasar con todos los proyectos que se han parado, qué va a ser del cine aragonés y nacional en 2021? El dinero siempre parece poco, y es escaso, en realidad. Este es un sector de autónomos casi al 100%. Levantar una película es algo muy difícil; se trabaja y se invierte mucho, antes de rodar. Piense en el caso de Javier Macipe, que había empezado a rodar la película de Mauricio Aznar, ‘La estrella azul’, y lo ha parado todo", explica. Va un poco más allá: "Sí me parece muy positivo que se contemplen esos 180 días de desempleo en un sector que nunca había tenido paro. Esa medida merece el aplauso", insiste Jesús Marco, mientras deshoja la margarita: ¿se hará una gala reducida para la entrega de los premios Simón o se trasladará al 20 de septiembre para que vuelva a vibrar el público en masa y la emoción?

El promotor Chema Fernández ha tenido que suspender algunos conciertos soñados, como el de Los Enemigos, y un festival de rock and roll. "Para la música, la pandemia ha supuesto un desastre de proporciones inmensas. Las medidas del Gobierno, a priori, están bien. Las soluciones responden a la situación y esto jamás se había hecho. Yo valoro dos cosas: la cara más potente de las medidas son los créditos potentes avalados por el Estado y la políticas de subvenciones. Habrá que ver las bases reguladoras, que son cada vez más complicadas".

También analiza la posibilidad de desempleo: "Otra cosa son los 180 días de paro. Para recibirlos tienes que haber trabajado 55 días y en este medio no es fácil", dice, y halla dos fisuras. "Ahora bien, hay una cosa que llama poderosamente la atención. ¿Qué pasa con toda esa gente que no se sube a un escenario y que trabaja en un montón de oficios necesarios? No figuran. Para las salas de cine hay trece millones de euros. Me parece bien, pero ¿por qué nunca se cuenta con las salas de conciertos? Ahí hay una discriminación tremenda", afirma.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión