Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

LITERATURA

Javier Sebastián regresa a la ficción con una exhibición del arte de lo imprevisible

El escritor zaragozano aborda el tema del gigante y el doble en una novela de aventura, de viaje, donde se mezclan las vidas ocultas y la cárcel

Javier Sebastián: el gigante y el doble.
Retrato de Javier Sebastián, un novelista zaragozano que vive en Barcelona.
Elena Perdices.

Javier Sebastián (Zaragoza, 1962) acredita ya una larga trayectoria como narrador. Desde su obra más conocida: ‘El ciclista de Chernóbil’, que publicó la editorial DVD en 2011 y obtuvo el premio Cálamo de aquel año, así como el Prix de L’Europe de novela en 2015, ha publicado ‘Puente de Vauxhall’, editada por Destino en 2014, y ahora ve la luz ‘El escapista’, un sencillo y, al mismo tiempo, complejo relato acerca de los dobles.

Los protagonistas son dos hermanos gemelos, Carmelo y Rafael, aquejados de adenoma hipofisario, enfermedad que conlleva un crecimiento anormal del cuerpo y, paralelamente, una propensión a morir joven. Esta es la primera paradoja de los personajes: su gigantismo, su fuerza –ambos miden más de dos metros veinte centímetros–, contrasta con su vulnerabilidad de enfermos condenados a una muerte temprana, y también con su propensión al mal y al delito.

No en vano, cuando se inicia la acción novelesca, Carmelo, quien recibió un disparo que lo dejó sin riñones, suplanta la personalidad de Rafael, que en ese momento se encuentra en prisión. Carmelo accede en agradecimiento a que su hermano le cediera uno de sus riñones, para que pudiera seguir viviendo. De este modo, Rafael puede fugarse de la cárcel. Lo malo es que lo hace sin explicarle a su hermano los motivos, más allá de ganar la libertad, y sin darle indicación alguna para que sepa a qué atenerse en el presidio.

La suplantación da pie al referido tema del doble, pues Carmelo se verá obligado a interpretar a su hermano. ¿Tendrá Rafael que hacer lo mismo en su nueva vida?, ¿tuvo que hacerlo ya en el pasado? Quien desee saberlo deberá leer la novela. En cualquier caso, desde el punto de vista crítico, interesa subrayar la idea de la identificación con el otro, que en este caso no se refiere solo a la suplantación, a la actuación en nombre ajeno, sino también al propio cuerpo: a la enfermedad común y al intercambio de las vísceras entre el personaje, y a su imagen en el espejo, que no es otra que la del gemelo.

Quizá lo que más demuestra el oficio de narrador de Javier Sebastián y, al mismo tiempo, lo que dificulta escribir sobre el contenido del libro para evitar desvelas la trama, es la utilización por el autor de lo imprevisible, de lo inesperado que nos asalta casi a cada página. Desde el hecho mismo de que los protagonistas sean gigantes, enfermos y gemelos, la narración nos va llevando una hoja tras otra a parcelas del relato ignotas, inexploradas, que obligan a nuestra imaginación a reflexionar, a tomar partido por lo leído.

 Todo el libro puede calificarse de satírico, Javier Sebastián parodia el mundo del crimen organizado y parodia sobre todo la propia literatura y la necesidad de que los personajes sean coherentes, las historia tengan una moraleja o lo narrado resulte verosímil, si nos atenemos a las reflexiones de los protagonistas, Carmelo y Rafael, narradores en primera persona en capítulos alternos. Ambos dos rizan el rizo de la ironía, parecen burlarse y, al mismo tiempo, hablar muy en serio de sus propias existencias, que oscilan continuamente entre la vida y la muerte y en las cuales se cruzan delitos tan dispares como la rebelión o el tráfico de órganos humanos.

Relato de estirpe kafkiana

El estilo en la novela remite a la narración en estado puro, una narración de estirpe kafkiana, que se recrea en los detalles más absurdos o anecdóticos de la existencia con la pretensión de que dichos detalles encierren un significado profundo e incluso una poética. También es un hallazgo la estructura de la historia, que se va cerrando sobre sí misma, conforme avanza el relato. Al decir de Walter Benjamin va: «Dejando y tomando hilos sueltos, mediante digresiones y circunloquios, a sabiendas de que todo ha de estar bien conjuntado y tener un término congruente».

‘El escapista’ es la séptima novela de Javier Sebastián y la primera que se publica en la mítica editorial Alianza, donde todos hemos leído a los clásicos. Lo hace con un bello diseño de cubierta que incorpora una sugerente recomendación del escritor Manuel Vilas.

LA FICHA

El escapista. Javier Sebastián. Alianza Editorial. Madrid, 2020. 212 páginas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión