Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

música

Sergio Falces y David Chapín: "No somos conscientes del talento aragonés"

Los responsables de Aragón Musical ultiman los detalles para la gala de los XXI Premios de la Música Aragonesa que se celebrará el viernes en Huesca.

David Chapín y Sergio Falces sostienen el cartel de los Premios de la Música Aragonesa.
David Chapín y Sergio Falces sostienen el cartel de los Premios de la Música Aragonesa.
Guillermo Mestre

¿Cómo llevan los nervios a apenas tres días de la gala de los XXI Premios de la Música Aragonesa?

SERGIO FALCES: Por más años que pasen, los nervios siguen siendo los mismos. Es una semana en la que dormimos poco y tenemos pesadillas.

DAVID CHAPÍN: Se nota en las ojeras con las que vamos a la gala. El presupuesto es muy limitado y no nos podemos permitir delegar en muchos aspectos. Lo resumimos en mucho esfuerzo y pocos medios. No nos queda otro remedio que estar encima de todo. Hasta que no sean las 20.00 del viernes, los nervios no desaparecerán.

Y pensar que todo comenzó en 1999 en un acto entre amigos en la desaparecida sala Morrissey de Zaragoza.

S. F.: Sinceramente, jamás pensé que esta aventura llegaría tan lejos. Al principio se llamaba Fiesta de la Música Aragonesa y era la celebración anual de mi programa de radio, ‘Edición local’. Votaban los oyentes y solo había dos categorías: difusión local (Especialistas) y proyección local (Dream Lovers). Recuerdo que las placas que entregábamos las compraba de mi bolsillo en el Galerías Primero de la calle 5 de marzo.

D. CH.: Yo me incorporé en la tercera edición y el camino que hemos recorrido es increíble. Hemos pasado de dos categorías a dieciocho y a ser televisado. La progresión ha sido espectacular.

Tras celebrarse también en la Oasis, la Superfly, La Casa del loco y la sala Galve del Auditorio, el Teatro Principal y este 2020 el Teatro Olimpia de Huesca han sido el escenario de los premios. ¿Cómo han influido en su crecimiento?

S. F.: Con los años, nos dimos cuenta de que había que hacer algo más ceremonioso para dar realce a los ganadores y a los nominados. Queremos que aquellos que reciben el galardón valoren mucho la experiencia. El empaque que le da a la ceremonia un teatro es ideal.

Por primera vez la gala no se celebrará en Zaragoza. ¿Qué les ha llevado a Huesca?

D. CH.: Es una suma de factores. Llevábamos un tiempo sopesando la posibilidad de salir de Zaragoza. El peso de Huesca en la música aragonesa es muy grande y, sin duda, merecía este reconocimiento.

S. F.: Basta con mirar la cantidad de nominados oscenses de esta y de anteriores ediciones para comprobar el talento existente. Ya era hora de que nos desplazáramos nosotros y no ellos. Teniendo en cuenta la población, es imponente el número de bandas y de festivales que se gestan en Huesca.

D. CH.: Es una provincia pionera, de vanguardia, con festivales tan importantes e innovadores como el Periferias, con 20 ediciones, o el Pirineos Sur, nacido en 1992.

S. F.: Los grupos oscenses tienen una inquietud especial, van por delante en muchas cosas. Para cerrar el círculo de la decisión, también está que en la vigésimo primera edición de los Premios de la Música Aragonesa queríamos hacer un guiño a la sala oscense El Veintiuno, que es una referencia no solo en Aragón, sino en todo el país.

¿Qué pueden adelantar sobre la gala?

S. F.: Lo único que hemos anunciado es que, por segundo año consecutivo, los presentadores van a ser Luis Cebrián e Irene Alquézar. Y que los murcianos Second recibirán el premio al mejor grupo de fuera de la Comunidad. El gran reto que nos ponemos es que la gala no sea un tostón, que en dos horas ocurran muchísimas cosas.

D. CH.: Nos gusta respetar el factor sorpresa para que la emoción sea mayor. Como cada año, habrá cuatro o cinco actuaciones en directo.

S. F.: Nos encanta mimar los directos. A lo largo de estos años han actuado desde Violadores del Verso a Mauricio Aznar o Santiago Auserón. Gracias al gran trabajo de Covah-Rampa, son posibles locuras como las del año pasado, cuando tocaron 30 violinistas y violonchelistas. Es un gran esfuerzo técnico para una sola canción, pero la satisfacción que da no nos la quita nadie.

Repasando la lista de nominados, variada y amplia, se constata la riqueza musical de Aragón.

S. F.: Si no hubiera detrás una escena musical tan rica como la aragonesa, estos premios no tendrían ningún futuro ni sentido. De hecho, en la gran mayoría de comunidades no existen unos equivalentes porque no hay tanta materia prima.

D. CH.: A menudo nos cuesta reconocer los méritos propios. Y este es el caso de Aragón con su música. No somos conscientes del talento que existe. Hay bandas y cantantes de muchísimos estilos. El movimiento cultural aragonés es muy importante.

S. F.: Es un honor poder poner nuestro granito de arena para que reciban el reconocimiento tanto los grupos noveles como los más veteranos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión