Despliega el menú
Ocio y Cultura

Gastronomía

gastronomía

Diez trucos infalibles para hacer un café perfecto en una cafetera italiana

La nueva marca aragonesa de café de especialidad Papa Largo organizó un taller sobre diversas formas de preparar y elegir el café.

Preparando café en una cafetera italiana.
Preparando café en una cafetera italiana.
Elena de la Rúa

La llegada a Zaragoza de la moda del café de especialidad está sirviendo para acrecentar el interés por consumirlo y prepararlo con más mimo. La manera en que lo cocinamos, que varía mucho según el tipo de cafetera elegida, es fundamental para completar un proceso muy cuidado que comienza en los mejores cafetales del mundo y termina en la taza. Controlar el tipo de molienda, la temperatura del agua o las cantidades resulta clave a la hora de optimizar el producto.

En la cafetería Mi Habitación Favorita se acaban de unir a la ruta del café de especialidad con marca propia, Papa Largo. Estos son sus consejos para utilizar de la mejor manera una de las cafeteras más comunes en los hogares: la clásica cafetera italiana que, por las altas temperaturas a las que infusiona el café da lugar a bebidas fuertes, con textura arenosa y sabor intenso y amargo.

Café tostado.
Café tostado.
Elena de la Rúa

1. Temperatura del agua. En una cafetera italiana el agua debe ponerse ya caliente en el depósito. Así la cafetera está menos tiempo al fuego y el café no se quema.

2. Nivel. El nivel del agua en el depósito debe estar siempre por debajo de la válvula de seguridad.

3. Molienda. Lo ideal es que sea media, ni muy fina ni muy gruesa.

4. El embudo. Cuando se disponga el café en el embudo no se debe presionar para permitir que el agua pase más libremente e infusione bien el café.

5. Cerrar. Hay que asegurarse de que cerramos bien la cafetera; atornillarla bien. Y con mucho cuidado de no quemarse con el agua ya caliente que se ha puesto en el depósito.

6. Temperatura del fuego. La cafetera debe calentarse a fuego medio o bajo y con la tapa abierta. Eso sí, vigilando para que no manche. Si el café sale despacio será menos amargo.

7. Apagar. Cuando la cafetera empiece a borbotear, cerrar la tapa y apagar el fuego. Con el fuego residual seguirá saliendo café y no se quemará.

8. Consumir. Lo ideal es tomar el café resultante en el momento.

9. Limpieza. Asegurarse de que está ya fría. Utilizar una esponja suave y agua caliente. Retirar la goma del filtro y limpiar los restos del café. 

10. Secar. Es importante secarla muy bien. Para ello conviene dejarla sobre papel de cocina para absorber la humedad.

Etiquetas
Comentarios