Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

Barón Rojo: "La edad no perdona y preferimos retirarnos cuando podemos hacerlo bien"

La banda madrileña, que se halla en su gira de despedida tras 40 años de carrera, dice adiós este sábado (22.00) a Zaragoza con un 'sold out' en la sala Oasis.

Carlos de Castro, primero por la izquierda, junto a sus compañeros de la formación actual de Barón Rojo.
Carlos de Castro, primero por la izquierda, junto a sus compañeros de la formación actual de Barón Rojo.
Heraldo

Esta noche se despiden de Zaragoza con ‘sold out’ en la sala Oasis.

Ya tocamos en la Oasis hace unos pocos años y es un lugar precioso, muy clásico y con muy buen sonido, que es lo principal. Como músicos, no podemos pedir más que se llene la sala y eso está garantizado. Hacía tiempo que no tocábamos en Zaragoza y tenemos muchas ganas.

¿Recuerda anteriores visitas?

Zaragoza ha sido una ciudad importante en nuestra trayectoria. Recuerdo especialmente las actuaciones en las fiestas del Pilar y en Interpeñas.

¿Echará de menos la carretera?

La carretera no es lo que se echa más de menos, sino el ‘business’ de las actuaciones.

¿Qué siente cuando sube a un escenario?

Sobre todo y por encima de todo, mucha responsabilidad. Estás pendiente de que todo funcione correctamente, tanto lo que depende de ti como lo que no. Y eso es mucha presión. A pesar de eso, subir a un escenario siempre supone una gran emoción. Aparecen los nervios, pero en cuanto comienzas a tocar, desaparecen por completo y eres muy feliz.

¿Los nervios se doman con los años?

Lo que te dan los años es sabiduría para saber las cosas que pueden fallar y eso te permite controlarlas. A veces surgen imprevistos, pero llevamos mucha mili hecha.

Ha recorrido este camino de cuatro décadas junto a su hermano Armando. ¿Lo ha hecho esto más especial?

Contar con un hermano en el grupo es una ayuda maravillosa. Todos los grupos en los que pasa, como Van Halen o Allman Brothers, han durado mucho tiempo. Tener ese apoyo es fundamental para la estabilidad de una banda. Es un factor de fuerza muy importante.

¿Por qué han decidido retirarse?

Llevamos 40 años con Barón Rojo y tanto mi hermano como yo no hemos parado nunca. Es un periodo de tiempo muy largo. Además, la industria discográfica está atravesando una crisis y eso no te anima a hacer obras nuevas. Como en 2020 se cumplen 40 años de la banda, nos inclinamos a decir que hemos llegado hasta aquí.

¿Ha superado sus expectativas?

Las expectativas que uno tiene pueden ser infinitas. Pero es cierto que hemos conseguido muchas cosas. Lo estamos viendo en esta gira de despedida, a la que vienen muchas personas que nos han seguido toda la vida y que se saben todas nuestras canciones y andanzas. Eso es muy bonito.

¿Qué sentimiento le surge tras cada concierto de despedida?

Llevamos ya cinco conciertos de la gira de despedida y en cada uno de ellos he tenido una sensación de cierta nostalgia porque son escenarios que han sido importantes para mí y a los que seguramente ya no volveré nunca más. Pero el tiempo pasa y la edad no perdona. Preferimos retirarnos cuando todavía podemos hacerlo medianamente bien a que nos echen porque lo hacemos muy mal. Es el momento justo. 

Etiquetas
Comentarios