Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y cultura

Andrea Lozano, guitarrista de 17 años, publica su primer poemario

"Yo lo que deseo con 'Cristales de caramelo' es comunicarme con el lector", dice sobre un libro sobre el amor, la amistad y la decepción que empezó a escribir a los 14 años y que presenta el viernes 31 de enero en la Biblioteca de Aragón

Andrea Lozano.
La poeta y guitarrista Andrea Lozano. 
Josian Pastor.

No es frecuente que una joven de 17 años como Andrea Lozano (Zaragoza, 2002) publique su primer libro de poesía ni tampoco que se maneje en la guitarra clásica, acústica y eléctrica. Y no solo eso: que cuente ya con una variada gama de desengaños, vitales y amorosos, y que tenga tantos y tantos sueños. Y que además mantenga un canal de Youtube donde ofrece sus arreglos. Andrea, que presenta su poemario ‘Cristales de caramelo’ (Uno editorial) mañana, a las 19.30, en la Biblioteca de Aragón, quiere ser productora musical, arreglar canciones y dedicarse en especial al jazz. Tiene de profesor a un auténtico virtuoso como Alonso Martínez, que la acompañará en su estreno y ella tocará su instrumento, en acústico, para la voz de Alicia Gimeno. Y con ellos estarán, también, el editor Josian Pastor y la escritora Belén Gonzalvo, entre otros.

Andrea Lozano es sensata, de una madurez inusual, y sincera. «Siempre me han interesado las letras de las canciones. Les he prestado atención. Pienso en Coldplay, en Oasis, en Izal, por decir algunos nombres, y también podría añadir Leyva o Quique González», enumera, y no sabe si esa afición es la que le ha llevado a escribir poesía. «Lo hago desde hace tiempo. Escribo en forma de diario. En el libro hay poemas que escribí con catorce años, aunque el grueso del libro lo redacté entre mayo y diciembre de 2019», dice. Y asume, casi como una confesión, que el libro rezuma un poco de desamor y de frustración, de desengaño.

Para conocerse y comunicar

«Creo que no debo hablar propiamente de un desengaño amoroso o de varios, como a veces parece que hay en los poemas. Son desengaños de amor, claro, alguno ha habido, pero también desengaños humanos. Hablo de gente que pensaba que me quería mucho o que me quería más, que estábamos muy cerca, y luego no era así. Este libro es muy importante: me ha permitido conocerme mucho mejor a mí y conocer mejor mi entorno», agrega, y regala una idea de futuro: «Quiero seguir escribiendo en el futuro. Me ayuda mucho».

Como si quisiera hacer una inmediata arqueología de una vida que sale de la adolescencia, explica: «Por aquí andan las experiencias de la adolescencia. Los sueños, los deseos, la incertidumbre. En realidad, la publicación de ‘Cristales de caramelo’ ha sido un poco azarosa». Cuenta que ella escribía y escribía, e iba guardando textos en su habitación. 

Un día se dio cuenta de que tenía muchos materiales, poemas diversos, y se los pasó a su amiga la escritora Belén Gonzalvo, que alude a su «sabiduría y juventud» en el prólogo, y dice: «Comprobarán que hay una bombona de oxígeno que conoce nuestros fracasos, éxitos e ilusiones. (...) Que hay una esperanza envuelta en papel de aluminio». Y tiene razón: el libro es el documento de una intimidad, de los hilos invisibles de los afectos, de las pérdidas, del deseo. «Se los di y ella me animó. Me habló de Josian Pastor, que es editor, fotógrafo y poeta. Fue mi segundo lector y me ayudó en la selección y en algunas expresiones», declara.

Va algo más allá Andrea Lozano. «Al principio no era consciente de que el libro era triste. Pesimista. Que hablaba del dolor. Al releerlo, me doy cuenta de que sí. Es dolorido. Lo que yo deseo es comunicarme, entenderme con el lector. Que sepa que yo le doy valor a las cosas. ¿Poetas? Le diría Iago de la Campa y Defreds, poetas de la red. Y me gusta mucho Paulo Coelho. He leído todos sus libros y siempre encuentro, en medio de cualquier historia o descripción, frases, pensamientos o aforismos que ayudan a vivir y que me entusiasman», dice.

El libro está dividido en tres partes, y esa crónica del conocimiento de una misma y de los otros, de ese tira y afloja de los sentimientos, en la tercera parte está compuesto por poemas de un solo verso a veces. «Hay personas que pueden decir más que una persona. / Hay personas que son música». «Es la oscuridad quien da luz a tus problemas». O «todo lo que te rompe acaba por reconstruirte». Así siente.

Etiquetas
Comentarios