Despliega el menú
Ocio y Cultura

juego y cultura

El Espacio Bebé deja de programar por falta de ayudas del Ayuntamiento

El centro gestionado por la PAI en Zaragoza, único en España, llevaba seis años ofreciendo artes escénicas y talleres para niños de hasta 3 años.

El Espacio Bebé ha ofrecido talleres y espectáculos para los niños de hasta 3 años
El Espacio Bebé ha ofrecido talleres y espectáculos para los niños de hasta 3 años
Cintia Sarriá/Heraldo

El Espacio Bebé, el equipamiento lúdico de la plaza de Eduardo Ibarra, junto al estadio de la Romareda, suspende su programación ante el déficit presupuestario que arrastra y la imposibilidad de enjuagarlo con respaldo público ya que el Ayuntamiento de Zaragoza ha retirado sus ayudas. Según fuentes consistoriales, estas no se renovaron en la última convocatoria atendiendo un informe de Intervención. El centro es de propiedad municipal y está gestionado por la compañía Promotora de Acción Infantil (PAI), en una experiencia que es única en España por el público al que se dirige, niños de hasta 3 años, y por su ambición y oferta.

De momento, se mantiene abierta una de sus dos salas, la de juegos pensados para la estimulación sensorial y motriz, para atender al público en general y en especial a los colegios que tienen prevista una visita hasta el final del curso escolar. Pero la programación de la segunda sala, en la cual se desarrollan los fines de semana talleres y espectáculos de música y artes escénicas (teatro, danza, cuentacuentos, magia…), queda en suspenso estos los próximos meses. La propia continuidad del Espacio Bebé la próxima temporada está en el aire.

El equipamiento abrió sus puertas en mayo de 2013, dando actividad y color a una plaza que, según reconoció quien era entonces alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, al inaugurar el Espacio Bebé, “no acaba de funcionar”. Desde entonces, unos 4.000 niños han hecho uso anualmente de su sala de juegos y otros tantos han participado en talleres o asistido a espectáculos en la otra.

Según explica Luis Bordonada, de la PAI, la gestión sostenida en el cobro de entradas ha sido siempre deficitaria, pero se ha podido mantener la actividad gracias a las ayudas de unos 16.000 euros que cada año concedía el Ayuntamiento a través de la sociedad Zaragoza Cultural. En la última convocatoria, resuelta el pasado diciembre aunque relativa a la financiación del año pasado, no se aprobó esta subvención. “El 2019 ya está hecho, pero no podemos arriesgarnos a seguir todo 2020 sin colchón público. Las subvenciones nos permitían hacer una programación de calidad, traer a artistas de fuera, pero así no podemos mantenerla. Vamos a intentar encontrar ayudas municipales a través de otra fórmula, como servicio de educación o como sala teatral. Tenemos también prevista una reunión con el Gobierno de Aragón y acudiremos al Ministerio de Cultura. Estamos abiertos a cualquier negociación. Si se puede subvencionar de cualquier manera, volveremos a programar”, asegura.

Fuentes del Gobierno municipal recordaron que el consejo de administración de Zaragoza Cultural rechazó conceder las ayudas al Espacio Bebé –con los votos de PP, Ciudadanos y Podemos– atendiendo un informe de Intervención. En este se señalaba que la PAI las solicitó para desarrollar unas actividades que entran dentro de las obligaciones del contrato de concesión y que, por tanto, no pueden ser objeto de una subvención.

El acuerdo de gestión para que la Plataforma de Acción Infantil se haga cargo del equipamiento, a cambio de abonar un canon anual, termina a finales de año. “La PAI tiene muchos otros proyectos aparte. Pero la cultura está sufriendo y nos da rabia, tristeza, que se pueda perder el Espacio Bebé. Es un proyecto que económicamente no es rentable, pero que querríamos mantener. Confiamos todavía en encontrar una solución”, añade Luis Bordonada.

Etiquetas
Comentarios