Despliega el menú
Ocio y Cultura

Corita Viamonte: "Me voy... pero no me voy: el escenario me lo ha dado todo"

La popular artista zaragozana dice adiós al mundo del espectáculo como profesional esta tarde en una gala en el Teatro Principal

Pilar. Centro de Historias. Corita Viamonte / 04-10-2018 / FOTO: GUILLERMO MESTRE [[[FOTOGRAFOS]]]
Corita Viamonte, junto a una imagen de su etapa de 'majorette', en una exposición en el Centro de Historias.
Guillermo Mestre

Corita Viamonte (Zaragoza, 1961) vivirá este lunes una noche mágica. La gala lírica que se va a celebrar en el Teatro Principal a beneficio de Ángeles sin Hogar, Asociación Madrinas Animalistas Rescate (A.M.A.R.) y Plataforma de Protección Felina, es también un homenaje a ella y a sus padres, Corita López y Juan Viamonte. Y supone además su despedida de los escenarios, pero en el apartado profesional, ya que la música ha sido su gran pasión y confiesa que seguirá actuando, solo en galas benéficas y cuando su salud lo permita.

En la primera parte del espectáculo se interpretará la zarzuela 'Chateau Margaux'; en la segunda, el poeta Fernando González recitará una poesía de Alfonso Zapater, escrita al año del fallecimiento de Corita López. Posteriormente, el Teatro Lírico de Zaragoza, bajo la dirección de José Félix Tallada, interpretará varias romanzas de zarzuela. 

¿Se despide Corita Viamonte de los escenarios, o no?

Me despido profesionalmente. Se acabó ir de aquí para allá, quitándole horas al sueño y haciendo kilómetros. Pero si me necesitan para unos niños, allí estaré. Si me necesitan para unos mayores, allí estaré. Si es para unos perros, también. Me voy... pero no me voy.  Seguiré haciendo actuaciones benéficas cuando sean a hora temprana, a las 5, las 6 o las 7 de la tarde. Y luego a mi casita a dormir.

¿Está cansada?

Sí y no. El día 28 de este mes se cumplirá un año de que sufriera un ictus. Y, aunque fue una cosa muy leve, no me atrevo a llevar la vida que llevaba, de ajetreo, de estar todo el rato saliendo y entrando en casa. Quiero decir adiós, bueno, no. Quiero tener un reposo.

¿Cuando echa la vista atrás, qué ve?

A mi madre y a mi padre. A las personas que me han querido... y que ahora vuelvo al teatro donde yo debuté. La gala la presentan Javier Vázquez y Pilar Luquin, y en ella se va a ver a mi madre cantando. Fue en la película 'Mi vida en tus manos', de 1939

Usted debutó con tan solo tres años: todo un récord. 

No sé si ya me lo habrán quitado, imagino que no. Como también fui en su día, cuando tenía 16 años y aprobé el examen, la única baterista mujer de España. El día de mi debut teatral salí al escenario con una chaqueta de angora que me hizo mi abuela, un vestido de organdí, unos calcetines de crochet y unos zapatitos blancos. Como era junio y hacía mucho calor, me quité la ropa en escena y seguí con mi papel como si nada. Ya entonces vieron que sería artista.

'Chateau Margaux' es una zarzuela muy especial para usted.

Fue la última que cantó mi madre, y la última que he cantado yo, hace 30 años. De la gala me gusta todo: los presentadores, el programa... Pero también, y sobre todo, que los que van a interpretar la zarzuela han sido todos alumnos de mi madre. Algunos vienen desde Madrid para actuar.

¿Qué le ha dado el escenario?

Todo. Me lo ha dado todo porque he nacido en él. También, gracias a él, he podido comprobar lo mucho que me quieren. Lo mucho que me respetan. No hubiera llegado adonde he llegado si no hubiera sido por el público y por los medios de comunicación.

¿Qué le falta por conseguir?

No sé... Me siento muy querida... Bueno, soy medalla de plata de Zaragoza y lo agradezco enormemente, pero quizá me hubiera gustado haberme asomado al balcón del Ayuntamiento para dar el pregón de las fiestas. Ya va por tres veces que he estado a punto y no lo he conseguido.

¿Qué recuerdo guarda de su etapa en las 'majorettes'?

Un recuerdo fantástico. Entre 1969 y 1996 las 'majorettes' llevaron la bandera de Zaragoza a todos lados. Y lo que hicimos caló: aún hay gente que las recuerda. Pero no volverán.

Usted ha sido, es, varias artistas en una sola.

Siempre me he reinventado. De hecho, aún no sé qué me deparará el futuro. De momento, lo único que me planteo es cumplir las cosas que he prometido. Dije que iría a cantarle a Cecilia Giménez a Borja, y espero hacerlo la próxima semana o a final de mes; también le haré un festival al padre Ángel el próximo diciembre.

Etiquetas
Comentarios