Despliega el menú
Ocio y Cultura

'Homo Machus', el alegato contra el machismo del aragonés Javirroyo

El dibujante publica un álbum para pedir a los hombres que se coloquen "al lado de las mujeres, no delante ni detrás de ellas"

Dos de las viñetas de Javirroyo publicadas en 'Homo Machus'
Dos de las viñetas de Javirroyo publicadas en 'Homo Machus'
Javirroyo

Hablar del papel del hombre ante el feminismoy las nuevas masculinidades, de los distintas formas de entender el amor o de la posibilidad de alejarse del impulso arcaico de posesión ha sido el objetivo del diseñador y dibujante zaragozano Javirroyo(Javier Royo Espallargas, Zaragoza, 1972) en su último libro. Con el expresivo título de ‘Homo Machus: de animales a hombres’ (Editorial Lumen) ha reunido una serie de viñetas e historietas que llaman a la reflexión.

«El libro surgió sin haberlo planificado –relata Javirroyo–. Un buen día, y a raíz del caso de La Manada, empecé a publicar en Instagram viñetas en torno al machismo y la violencia contra la mujer. Con el tiempo vi que se podía hacer un libro. Hablando con la editorial me animaron a ello, porque este tipo de trabajos se impulsan siempre desde las mujeres, pero también es necesario escuchar las voces de los hombres. Así que me puse a escribir sobre cómo el machismo se ha infiltrado en nuestras sociedades, sobre cómo ataca a las mujeres y también a los hombres, porque muchas veces los hombres somos esclavos del machismo».

El libro, de 182 páginas, incluye 150 viñetas a página entera y 14 historietas basadas en experiencias reales. Según avanza la lectura, el contenido se hace más duro.

«Publiqué una de mis viñetas en las redes y pedí a las mujeres que me contaran sus experiencias en torno al machismo. En tan solo 24 horas recibí más de 300 mensajes en los que me contaban desde casos de acoso laboral a violaciones en el seno de su propia familia. Y muchas de ellas lo relataban por primera vez. En este problema hay una falta tremenda de comunicación, que es especialmente grave porque el machismo es una lacra que está reprimiendo al 50% de la población. Mi propia hija, que tiene 16 años, ha vivido ya un par de situaciones graves».

Javirroyo subraya que no quiere «sentar cátedra» de nada (el libro tiene más de denuncia que de búsqueda de soluciones) y que está dirigido a las mujeres, pero también, y sobre todo, a los hombres. «Hay machismo incluso entre algunas madres, que perpetúan el sistema educando a sus hijos e hijas de determinada manera. Pero también he querido llamar la atención de los hombres, que tenemos que colocarnos no delante ni detrás de las mujeres, sino simplemente al lado. El día en que los hombres demos ese paso, la sociedad irá cambiando y será mejor».

Ha buscado deliberadamente una línea clara y sencilla en su dibujo. «Me gusta mucho trabajar en blanco y negro –señala– y más en este caso, porque para contar esto no hacía falta color. Con los años me he dado cuenta de que paulatinamente intento contar más cosas con menos elementos. En realidad, busco que cada imagen mía, cada viñeta, sea tan sencilla y contundente que pueda funcionar perfectamente como un cartel».

En las páginas de ‘Homo Machus’ hay, también, algunas gotas de humor. «Es que yo no sé hacer otra cosa», señala Javirroyo. Y añade: «Obviamente, hay aspectos de este problema en los que, por su gravedad, no cabe el humor. Pero hay otros, como los privilegios del hombre o la educación, en los que el humor está ahí, quizá más cítrico y cínico que en otros trabajos míos».

Etiquetas
Comentarios