Despliega el menú
Ocio y Cultura

aragón

Un tren cargado de ilusiones y de juguetes

Los 70 comercios de la agrupación Zaragoza Centro y la oenegé Solidariaonline los repartirán entre 350 familias zaragozanas

Mariam Díez, Carmen Plaza, Pilar Muñoz, Adelaida Ramírez, Enrique Hernández, Begoña Muñoz, Patricia Cavero y Luis Falcón, con los juguetes.
Mariam Díez, Carmen Plaza, Pilar Muñoz, Adelaida Ramírez, Enrique Hernández, Begoña Muñoz, Patricia Cavero y Luis Falcón, con los juguetes.
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Un tren cargado de ilusiones recorrió este viernes la calle Don Jaime. A él se subieron los 70 establecimientos que forman parte de la agrupación empresarial Zaragoza Centro y, sobre todo, sus clientes. Entre todos, recogieron decenas de juguetes que se cargaron a las puertas de la céntrica iglesia de San Gil, la estación de partida, y desde allí iniciaron el viaje a la estación de destino: 350 familias zaragozanas a las que atiende la oenegé Solidariaonline en diferentes barrios.

En la recepción de los juguetes participaron varios comerciantes con la presidenta de Zaragoza Centro, Begoña Muñoz, al frente. “Es el segundo año que llevamos a cabo esta iniciativa –comentó– y la respuesta ha sido magnífica”. Esa, precisamente, fue la sensación que quedó al comprobar cómo se llenaba la furgoneta de la asociación Solidariaonline. “Los clientes han traído, sobre todo, juguetes educativos y muchos libros”, explicó Begoña, mientras sus compañeros los metían en el vehículo.

Mariam Díez, de Granier; Carmen Plaza, de la farmacia Don Jaime; Pilar Muñoz, de Sisinia; Adelaida Ramínez, de Kits, y Luis Falcón, de El Cuartelillo, ejercieron de improvisados pajes. Todos ellos con la sensación de que “este año se ha subido un poco más el listón y en esa línea hay que seguir”.

La concejala de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza, Patricia Cavero, se ha acercado a apoyar la iniciativa y a saludar a sus protagonistas. Uno de ellos, el presidente de la asociación Solidariaonline, Enrique Hernández, devolvió a todos el agradecimiento recibido en forma de juguetes. “Nos enfrentamos a una realidad que no es muy visible pero que ahí está, cada vez más familias nos piden ayuda, incluso de fuera de Zaragoza”.

Estas Navidades, por ejemplo, esta entidad ha repartido juguetes en Lorca y a un orfanato de Melilla. Pero su labor no termina con este proyecto. Enrique hizo un apresurado repaso de todo lo que hacen a lo largo del año: rastrillo solidario, leche por libros y arroz por poesía, meriendas en el barrio del Gancho, recogida de ropa y material escolar, conversaciones con personas sin hogar...

El responsable de Soildariaonline creó la asociación en julio de 2014 “y desde entonces –recordó– solo he descansado dos días con sus 24 horas; lamentablemente cada vez crecen más las necesidades e intentamos llegar a todos los sitios”.

Antes de que partiera el tren cargado de ilusiones, entre los comerciantes hubo tiempo para hacer un rápido balance de la campaña navideña en el centro. Lo resumió Begoña Muñoz: “Estamos contentos con la iluminación y hemos notado que ha venido mucha más gente, pero de las ventas cada uno tiene su visión; lo importante es que los zaragozanos se conciencien de que no hay que dejar morir el comercio del centro”.

Etiquetas
Comentarios