Despliega el menú
Ocio y Cultura

Ara Malikian, un regalo de Navidad para 7.000 personas en el Príncipe Felipe

El violinista libanés encandiló al público con un espectáculo musical emocionante y lleno de humor.

Una fila larguísima a las puertas del Pabellón Príncipe Felipe confirmaba la expectación generada antes del concierto de Ara Malikian en Zaragoza. Alrededor de 7.000 personas llenaron el recinto y de nuevo el cartel de ‘Todo vendido’ se colgó en uno de los ‘shows’ de la gira ‘Royal Garage World Tour 2019’ con la que recorre el mundo. Malikian llegó a la capital del Ebro para embarcar al público en un viaje musical y contarle su propia historia, un relato que además le une a la capital aragonesa en lo personal –su pareja, Natalia Moreno, es zaragozana– y lo profesional –buena parte de su equipo es aragonés y en la capital se encuentra su oficina–.

El concierto de ayer arrancó con una audiovisual que mostró el origen y el camino seguido por el artista de ascendencia armenia nacido en Beirut en 1968. Durante este tránsito, marcado por el esfuerzo y la constancia, la música salvó su vida. ¿El secreto de su virtuosismo? Prácticar 12 horas diarias durante 30 años.

Tras el sonido de las primeras notas al piano de Iván ‘Melón’ Lewis, en el primer tramo del concierto, Ara Malikian y los siete músicos que le acompañaron sobre el escenario interpretaron temas como ‘Mélodie d’Orphée e Eurydice’, ‘The Rough Dog’, ‘Pisando flores’ y ‘Kastorium Ragga’, entre otros. El repertorio incluyó obras clásicas, composiciones propias como ‘Las milongas de Kairo’ –dedicada a su hijo–, éxitos del pop y el rock como ‘Sweet child of mine’ (Guns N’ Roses), ‘Kashmir’ (Led Zeppelin), ‘Bachelorette’ (Björk) y piezas que forman parte de bandas sonoras de cine como ‘Misirlou’ (‘Pulp Fiction’) o el tema central de la película ‘Deseando amar’ (‘In the mood of love’), con el que el músico cerró el concierto tocando entre el público.

Durante las dos horas que duró el ‘show’, el violinista intercaló entre pieza y pieza el relato de varios episodios de su vida. Una narración basada en hechos reales y repleta de humor que hizo que el público disfrutase, además del virtuosismo musical, de la vis cómica que posee el artista. Entre las historias contadas por Malikian destacó la que le llevó a hacerse pasar por músico judío en Alemania, fruto de un malentendido con el idioma. Así fue como pasó cuatro años de su vida tocando en bodas judías en el norte del país. También recordó su experiencia como integrante de una banda noruega, en la que tuvo que disfrazarse de castor para poder entrar en ella; o la intoxicación alimentaria que sufrió en un vuelo a Los Ángeles en el que coincidió con su admirada Björk.

«Un gran amigo y un genio»

La gran sorpresa de la noche fue la aparición en el escenario de Kase.O. El rapero zaragozano interpretó el tema ‘El Todo’ junto a Ara Malikian, quien lo presentó como «un gran amigo y un genio». Sin duda, fue un broche de oro para una noche inolvidable.

Malikian volverá a actuar en Zaragoza, con fecha confirmada, en el festival Vive Latino, en septiembre. Hoy prosigue sus actuaciones en Pamplona y mañana cerrará sus conciertos de este año en Tarragona. Pero como pregona Kase.O:«Esto no para». La gira vuelve nada más comenzar 2020, en Sevilla, (3 de enero) y alternará escenarios españoles con otras citas internacionales en Israel, Argentina, México, Bielorrusia, Rusia, China, Inglaterra, Turquía, Chile, Perú, Costa Rica, Uruguay, Ecuador, Francia, Portugal, Suecia, Bulgaria y Estados Unidos.

El nuevo año también revelará si el documental ‘Ara Malikian. Una vida entre las cuerdas’, dirigido por la actriz y realizadora Natalia Moreno, se alza con un Premio Goya y un Premio Forqué –aspira a ambos galardones–. En este filme Malikian dice: «Cada historia es una partitura única y la suma de todas es la melodía de este mundo que llamamos tierra». Sin duda la suya es una historia tremenda, honesta y sincera, El músico afirma que si no interpreta su música para los demás no disfruta igual. «No toco para mí, sino para compartirlo con el público». Menudo regalazo.

Etiquetas
Comentarios