Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

literatura

Luis Salvago, que reside en Zaragoza desde hace 20 años, gana el premio Vargas Llosa

'En el nombre de padre' narra una historia de la Guerra Civil, con "una inquietud de fondo" como motor de la novela.

El premiado Luis Salvago.
El premiado Luis Salvago.
Heraldo

El escritor Luis Salvago, nacido en Valencia en 1964 y afincado en Zaragoza desde hace 20 años, ha ganado el XXIV premio de Novela Vargas Llosa, de Murcia, dotado con 12.000, con su novela ‘En el nombre de padre’, situada en la Guerra Civil.

El autor, alumno de la Escuela de Letras de Julio Espinosa, explica: "La novela empieza por un objeto. Mi padre tenía un viejo álbum atado con una cuerda. El título de la portada decía: 'Cabo Juby, 1934'. Tenía fotos de aviones de la República, de saharauis, de él mismo vestido de soldado, jugando al fútbol en la playa o subido al motor de un avión",

El padre de Salvago le decía que la Guerra Civil le atrapó en el desierto. "No le gustaba hablar de la contienda, solo lo justo para decir que su padre y él lucharon en diferentes bandos. Me dijo también que vio el Dragon Rapid, de Franco, y que todos se preguntaron que hacía ese avión aparcado en un lugar tan remoto". Salvago no abrió el álbum hasta que murió su progenitor, con casi 98 años, "para contemplarlo con otros ojos".

Añade el escritor, que ha sido finalista del Nadal 2018 y del Premio Azorín en 2017: "Las mismas fotografías cobraron un sentido muy diferente. Aquellas personas trabajaban lejos de la metrópoli; las noticias llegaban tarde, censuradas, pasadas por el filtro del informador". Dice Salvago que se preguntaba como vivirían aquellos momentos del inicio de la Guerra Civil. "Tan lejos, aislados en sus cuarteles y en sus pequeños destacamentos. Imaginé el momento en que tuvieron que escoger el bando en el que luchar, conscientes de que un error podría llevarlos a la muerte". 

Salvago ya tiene un bagaje. "Mi escritura ha variado mucho desde la anterior novela, 'Bârân', escrita a raíz de una experiencia personal como intérprete en un hospital de guerra en Afganistán. Esa novela quedó finalista en el Premio Nadal 2018". Aparecerá pronto en Renacimiento.

En 'En el nombre de padre', el escritor emplea un estilo algo más literario, más entregado al lenguaje y a la metáfora. El paisaje y la misma esencia de la historia daban juego para ello. "Me gusta jugar con la expresividad del lenguaje, esforzándome (a veces no es posible) en que la tensión de la historia no decaiga".

Para el escritor "la literatura de ficción no es una crónica periodística, el lenguaje deja de ser una herramienta de comunicación para funcionar, además, como expresión creativa". Admira a Flaubert, Faulkner, Nabokov, Delibes y Antoine de Saint Exupéry.

Dice que León, el protagonista, ama y admira a su padre, y él se siente amado. «Sin embargo, existe una inquietud de fondo que se convierte en el motor de la historia: León no puede decepcionar a su padre. Siente sobre sí el peso de esa responsabilidad".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión