Despliega el menú
Ocio y Cultura

Los cascos de Aranda se expondrán cuando acaben las obras del Museo de Zaragoza

El presidente de Aragón, Javier Lambán, anuncia la organización de una gran muestra sobre la cultura celtibérica en Aragón

Felipe Faci, consejero de Educación y Cultura; Román Fernández-Baca, director general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura; Javier Lambán, presidente de Aragón; Javier Jordán, alcalde de Aranda de Moncayo; e Isidro Aguilera, director del Museo de Zaragoza, durante la presentación de los cascos

Los siete cascos celtibéricos expoliados en Aranda de Moncayo y devueltos al Gobierno español por el coleccionista que los adquirió han sido presentados esta mañana en acto oficial aunque, de momento, no estarán expuestos al público. Las piezas, llegadas días atrás al Museo de Zaragoza, han sido entregadas oficialmente a las autoridades aragonesas por el director general de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, Román Fernández-Baca. Una vez concretada la entrega oficial, se abren dos líneas de trabajo, y ninguna de ellas tendrá efectos inmediatos. 

Por un lado, según ha anunciado el director del Museo de Zaragoza, Isidro Aguilera, a las piezas se les va a hacer todo tipo de pruebas en las próximas semanas, algunas en la ciudad, gracias a los especialistas con los que cuenta la Universidad de Zaragoza, aunque otras se encargarán fuera. "Vamos a hacerles radiografías, para saber si ha habido fusiones recientes; análisis metalográficos, para establecer la técnica con que fueron realizados; análisis de isótopos de plomo para saber la procedencia del metal que los constituye... Los vamos a estudiar desde todos los puntos de vista posibles". Aguilera ha asegurado que "los museos son centros de investigación", dando a entender que la investigación se va a coordinar y liderar desde el propio Museo de Zaragoza, pero también ha revelado que ya se han establecido contactos con especialistas como Raimon Graells, Alberto Lorrio o Fernando Quesada, que ya han estudiado las piezas y han publicado una documentada monografía sobre ellas. "Vamos a liderar el trabajo, pero es una tarea de equipo que se dividirá entre especialistas de toda España", ha subrayado. Durará meses. 

La segunda línea de trabajo, la inclusión de los cascos en el recorrido del museo, también se dilatará en el tiempo. La devolución de los cascos se produce en un momento en el que el museo está en obras, exteriores (verja y jardinillo) e interiores (fundamentalmente, el patio). Estos días está cerrado al público por las obras. "Cuando se reabra el museo habrá una pequeña exposición para presentarlos al público, y después se integrarán en el discurso expositivo del centro, que además estamos replanteando en estos momentos". Eso será en las primeras semanas de 2020.

Por lo demás, poco más de nuevo ha tenido la entrega oficial y exposición de los cascos en el Museo de Zaragoza. Lambán ha anunciado, eso sí, que se va a organizar una gran exposición sobre la cultura celtíbera en Aragón

"En el tema de los bienes fuera de Aragón, en los últimos años hemos vivido malos y buenos momentos. Pero esta semana ha sido muy positiva: el obispado de Barbastro ha tenido respaldo judicial en sus reclamaciones y ahora regresan los cascos expoliados. Todo ello pone de manifiesto la exuberante riqueza patrimonial de Aragón.

Román Fernández-Baca, director general de Bellas Artes, ha destacado por su parte que "gracias al esfuerzo de todos, hemos conseguido que estas piezas regresen a España más de 30 años después de que abandonaran nuestro país ilegalmente. Recuperarlas no ha sido fácil".

Etiquetas
Comentarios