Despliega el menú
Ocio y Cultura

bellas artes

Domingo Buesa: "Le doy vida a los documentos"

El presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis ha dedicado páginas al Alto Aragón;vuelve a hacerlo, en clave de ficción, en ‘Tomarán Jaca al amanecer’.

Domingo J. Buesa hace ficción de su amada Jaca.
Domingo J. Buesa hace ficción de su amada Jaca.
José Miguel Marco

Domingo Buesa Conde, doctor y catedrático de Historia y presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, ha dado un paso a la ficción y presenta hoy, en el Patio de la Infanta, en Zaragoza, con Juan Bolea e Isabel Abenia, su primera novela:‘Tomarán Jaca al amanecer. La rebelión de la Ciudadela (1634)’ (Doce Robles).

¿Por qué le atrajo esta historia?

Hace 40 años encontré en el archivo de Jaca una queja a Felipe IV del ataque de un maestre de la Ciudadela, que se había vuelto loco, y decidió conquistar Jaca porque era luterana. Me pareció muy sugerente el asunto.

¿Cómo se ha planteado este hecho, qué quiere contar?

Cuando Doce Robles, a través de su editor Javier Lafuente, me pidió una novela histórica, recupero aquellas notas y decido reconstruir los 17 días anteriores al asalto a Jaca con tres tramas simultáneas: el maestre de Campo y sus secuaces intentando hacerse con Jaca, los notables de la ciudad que se afanan en evitarlo y los soldados reales al rey luchando por abordar el ataque.

Se permite crear un personaje para contarla.

Sí. La historia la relata Arturo, ‘el Dormido’, un escriba que estuvo en el asalto inglés a Cádiz al servicio de su héroe que antaño fue maestre de Jaca. Él lo envía para que les informe de los desórdenes hechos por unos soldados que no reciben paga del rey y viven de robar en las casas de Jaca y a los mercaderes.

¿Se ha sentido cómodo en la creación de personajes, un asunto casi siempre complejo?

Me interesa construir personajes humanos, que viven su duro existir fieles a sus principios. Recorremos con ellos las calles, sabemos dónde se divierten, qué comen, cómo visten... Me interesa meternos a ver cómo se vive en esta ciudad en el invierno de 1634, que es de los más fríos del siglo, abandonados por un rey que se dedica a divertirse con las actrices y cantantes...

¿Cómo ha dado el paso a la ficción?, ¿lo tuvo claro siempre?

Me decidí a aceptar la invitación después de acometer la realización de unos relatos, de carácter histórico, centrados en Jaca.

¿Lo ha pasado bien?

Me ha divertido, los personajes me han llevado y he descubierto que la novela histórica nos permite descubrir la vida que guardan los documentos, les doy vida. Nos permite meternos en el pasado y entender que el protagonista es el mismo siempre: los seres humanos que viven como pueden. Y sortean el poder que acaba pesando como una losa.

¿Cómo entiende usted la novela histórica?

La abordo como un relato en primera persona que va descubriendo lentamente las claves de la historia, dibujando sus protagonistas, construyendo sus escenarios. Se trata de un relato que tiene como único fin permitir al lector introducirse en el pasado y compartir el protagonismo de nuestra historia. Me interesa la vida y los que la construyen. Y, sobre todo, los hombres y mujeres que la recuperan del olvido de los siglos. Al libro lo acompaño de un listado de personajes con los datos históricos que los documentan; cuando no son reales señalo que son ficción.

Etiquetas
Comentarios