Despliega el menú
Ocio y Cultura

La Feria de Artesanía Aragonesa reúne a más de un centenar de profesionales

La cita, una referencia en el panorama nacional, se inaugura este sábado en la sala Multiusos del Auditorio

La sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza acoge una nueva edición de este encuentro con la artesania

Cada año es especial, diferente... auténtico. Y eso es algo que solo consiguen los artesanos. La Feria de Artesanía Aragonesa abre sus puertas un año más en la sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza con nuevo brío y algunas novedades respecto a ediciones anteriores. De nuevo supera el centenar de participantes –105 este año– y la distribución es distinta esta vez.

"De este modo tiene cabida algún expositor más y en esta edición colaboramos con la Escuela de Artes por primera vez para que alumnos que acaban de terminar el grado puedan exponer sus creaciones y estimular su emprendimiento", explica Susana Martín, presidenta de la asociación de Artesanos de Aragón.

La feria, que cuenta entre sus atractivos con el Concurso de Artesanía de Aragón, sorteos diarios entre los compradores y talleres de artesanía para todas les edades, puede visitarse hasta el 9 de diciembre por las mañanas, de 11.00 a 14.00, y de 17.00 a 21.00 en horario de tarde. El precio de la entrada es de un euro (niños menores de 12, parados y jubilados gratis) y se adquiere en las taquillas de la sala Multiusos.

Entre los expositores figuran 70 artesanos de Aragón, 33 proceden de otras comunidades y dos son franceses. Ayer se ultimaban los últimos detalles para que todo estuviera a punto y que los visitantes disfruten de todo lo que ofrece esta cita con la artesanía. Al entrar en el recinto, llama la atención el cambio de ubicación del punto de información y, sobre todo, la nueva imagen de la asociación, un logotipo inspirado en las marcas de cantero y la arquitectura mudéjar que enlaza la artesanía tradicional con la contemporánea y mira hacia el futuro.

Uno de los laterales de la sala alberga una estructura de madera, un domo geodésico realizado por Tomás Duaso que sirve de espacio para la realización de los distintos talleres. "Estamos deseando que vengan muchos visitantes. Los artesanos tenemos que esforzarnos para que el sector perviva y, si estamos intentando promover el producto de cercanía, qué mejor lugar que este para disfrutar un rato no solo contemplando sino también aprendiendo en los talleres en vivo. Los objetos de artesanía son únicos, trabajados a mano, con alma, con mimo y con pasión. Con la artesanía y el arte creamos nuestra propia identidad", afirma.

La presidenta de los Artesanos de Aragón no quiere desvelar qué tipo de artesanía puede llamar más la atención del visitante. "Es mejor que vengan y lo descubran por sí mismos porque además participan artesanos de todos los sectores: joyería, ebanistería, papel, encuadernación, textil, caligrafía, restauración, cerámica...", apunta.

Martín señala que pese a que la feria lleva más de tres décadas celebrándose "hay muchos aragoneses que nunca la han visitado. Les animo a que no se pierdan la oportunidad de pasar un rato estupendo y contemplar la belleza de la artesanía. Habrá cosas que les gusten más o menos pero seguro que algo les va a llamar la atención", asegura.

Los artesanos que han "hibernado" en sus talleres entre feria y feria regresan a este encuentro que Susana Martín define como "fundamental para el sector. Salimos de nuestros talleres, contactamos directamente con el público, escuchamos sus comentarios y así procuramos mejorar nuestro trabajo durante el resto del año".

Etiquetas
Comentarios