Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y cultura

Benito Zambrano presentó "el hermoso viaje hacia la luz que es 'Intemperie"

El cineasta regresa a la pantalla ocho años después, con la adaptación de la novela de Jesús Carrasco, y participa con los actores Luis Callejo y Vicente Romero en la sesión 187 de La Buena Estrella

BENITO ZAMBRANO ( GUIONISTA ) , LUIS CALLEJO Y VICENTE ROMERO ( ACTORES ) / CICLO LA BUENA ESTRELLA / PARANINFO DE LA UNIVERSIAD DE ZARAGOZA ) / 26/11/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Vicente Romero, Benito Zambrano y luis Callejo presentaron ayer 'Intemperie'.
Oliver Duch.

Benito Zambrano, el director de ‘Solas’ o ‘La voz dormida’, no eligió la novela ‘Intemperie’ de Jesús Carrasco. Fue al revés: los productores habían adquirido los derechos, pronto hubo un guión y finalmente el proyecto en marzo de 2018 llegó a sus manos. Estaba todo tan concebido que el director aplazó otro proyecto y se sumergió en esta película, la crónica de una persecución, el relato angustioso de una búsqueda por un paisaje casi metafísico, de secarral. Un paisaje pintado, y desposeído del verde, que se vuelve capital: un protagonista complementario. La película, en buena parte, se rodó en Orce.

“Esta es una película que sucede en la posguerra, en 1946, una gran historia dura y lírica, ambientada en la intemperie y con ecos de la Guerra Civil española”, dijo Luis Alegre, en la sesión 187 de ‘La Buena estrella’, dedicada a la nueva pieza de Zambrano. Matizó que la obra que ha devuelto al sevillano a la cartelera ocho años después le había hecho pensar en ‘Los santos inocentes’ de Mario Camus.

Benito Zambrano dijo que la historia le había ganado. El guión le llevó a la novela de Carrasco, y vio que tenía mucho parentesco con su vida: él fue jornalero e hijo de jornaleros, hizo peonadas, conocía ese universo de capataces y terratenientes ariscos, y había vivido la vergüenza de pasar, zarrapastroso, ante ellos; recordó que en su infancia y juventud vivió ese ambiente sórdido de polvo, calima, sequedad y dureza, que la trasladado a esta “hermosa historia de un aprendizaje, de un viaje de la oscuridad hacia la luz”.

A pesar del clima agobio, del acoso que no cesa, de la violencia latente, para Zambrano ‘Intemperie’ es un ‘western’ sobre alguien que aprende a superar el odio, la hostilidad, el resentimiento, y en esa travesía iniciática crece y madura. Benito Zambrano, acompañado por dos malvados impresionantes como los actores Luis Callejo y Vicente Escudero, elogió el trabajo de sus protagonistas Luis Tosar y el niño Jaime López, que derramó “rigor, inteligencia, talento y compromiso”, algo en lo que coincidían los dos actores.

Vicente Escudero observó que Zambrano había hecho completamente suyo y elogió su método de trabajo: es obsesivo, metódico y a la vez intuitivo, se concentra mucho y da las pinceladas precisas, las observaciones necesarias, para enriquecer los papeles. “Para dar lo máximo con lo mínimo”, apuntó Callejo, que también parece coincidir con otra observación del realizador: “Esta es una historia de la mierda” que se vuelve claridad, evolución o una forma difusa de la felicidad. El director recordó que "no sé hacer cine con gente feliz".

Benito Zambrano e 'Intemperie'.
Luis Callejo, Benito Zambrano y Vicente Romero, en La Buena Estrella.
Oliver Duch.

“A mí lo que me interesa, ante todo, es contar historias. Y esa es la potencia que busco. Luego ya vendrá el cómo las cuento”, dijo Benito Zambrano.

Etiquetas
Comentarios