Despliega el menú
Ocio y Cultura

cultura

La Academia del Folclore y de la Jota de Aragón abre una delegación en Andorra

Emotiva entrega de reconocimientos a 13 académicos de honor andorranos.

Los homenajeados este sábado por la Academia de la Jota de Aragón en Andorra, con responsables de la entidad desplazados a la localidad.
Algunos de los homenajeados este sábado por la Academia de la Jota de Aragón en Andorra, con responsables de la entidad desplazados a la localidad.
Laura Quílez

La Academia de las Artes del Folclore y la Jota de Aragón acaba de estrenar nueva delegación turolense en Andorra. La localidad donde nació el famoso Pastor ha sido la elegida por la entidad como homenaje al gran intérprete de nuestro folclore y por tratarse de «una de las cunas de la jota y el folclore de la comunidad autónoma». Y concretamente, el lugar dedicado a la memoria de José Iranzo, el Centro del Pastor de Andorra de la Jota y del Folclore Aragonés (calle de Aragón, 17), será donde se ubicará a partir de ahora dicha delegación.

La inauguración de esta delegación se celebró este sábado, en un acto en el que también tuvo lugar el nombramiento de los nuevos 13 académicos de honor, todos ellos andorranos. El acto fue muy emotivo y familiar. A la Casa de Cultura de la localidad andorrana acudieron los distinguidos junto a numerosos amigos, familiares y compañeros del mundo de la jota.

Ellos son Natividad Alquezar, Manuel Bielsa ‘Santicos’, Francisco Camín, María Cubero, José Félez ‘el Gordico’, Agustín Galve ‘Floquicos’, José Antonio Galve, Vicente Galve ‘el Panollo’, Ramón Insa, María López ‘la Civila’, Antonio Querol, María Jesús Quílez y José Luis Sauras ‘Pepón’. El más veterano, Paco Camín, de 88 años, quien fue el compositor del conocido pasodoble ‘La Palomica’, estuvo especialmente emocionado durante todo el encuentro.

Al terminar el acto de entrega de diplomas, se realizó una ronda jotera por las calles de la localidad hasta el Centro del Pastor de Andorra (futura delegación de la Academia), donde se descubrió la nueva placa y se celebró un ágape.

"Tomar posesión de esta nueva sede en Andorra y esta entrega de reconocimientos es nuestra forma de agradecer y valorar todo el trabajo de estas personas, que han luchado y batallado para que la jota siga siendo reconocida en el territorio hasta día de hoy", ha explicado Carmelo Artiaga, presidente de la Academia.

La Academia –una asociación creada en 2017 y a la que pertenecen más de 200 personas– da así un nuevo paso en su camino de puesta en valor del folclore aragonés, sector que, según los últimos datos difundidos, agrupa dentro y fuera de la comunidad autónoma aragonesa a unas 80.000 personas, que ofrecen más de 4.500 actuaciones al año y suman más de dos millones de espectadores.

Próximos nombramientos

La Academia, a la que pertenecen actualmente más de 200 personas vinculadas a las diferentes especialidades, como el baile, canto, música, enseñanza, dirección, coreografía, historia, literatura o indumentaria, nació con dos objetivos claros: regularizar la enseñanza del folclore en Aragón y lograr que la jota sea declarada Patrimonio de la Humanidad.

El día 28 de enero del próximo año, está previsto que se celebre un nuevo acto de nombramiento de académicos de honor en la capital aragonesa. El año pasado tuvo lugar en la sede de la Diputación de Zaragoza, con los primeros 48 nombramientos, y el año que viene lo será en el salón de recepciones del Ayuntamiento de Zaragoza. La lista de los distinguidos aún no se ha difundido.

Etiquetas
Comentarios