Despliega el menú
Ocio y Cultura

Toros

Enrique Ponce visita a Mariano de la Viña en Zaragoza

El maestro de Chiva acudió este miércoles a la Clínica Quirón para abrazar a su peón de confianza, herido gravemente en la Feria del Pilar.

Enrique Ponce visita a Mariano de la Viña en la clínica Quirón de Zaragoza.
Enrique Ponce visita a Mariano de la Viña en la clínica Quirón de Zaragoza.
Twitter

Mariano de la Viña, banderillero albaceteño que resultó brutalmente corneado en la pasada Feria del Pilar, continúa ingresado en la clínica Quirón de Zaragoza y este miércoles recibió una visita muy especial. Enrique Ponce, su torero, acudió a la capital aragonesa para verle y comprobar en primera persona que evoluciona favorablemente del percance.

De la Viña pasó 17 días en la UCI, pero hace justo una semana ya fue trasladado a planta y prosigue con la recuperación antes de recibir el alta hospitalaria.

En la tarde del miércoles, Enrique Ponce colgó en las redes sociales una imagen junto a él, que evidencia que su estado mejora a pasos agigantados después de que se llegara a temer por su vida. 

Como siempre, la labor de Val-Carreres fue fundamental para reponerle de dos tremendas cornadas, una en el triángulo de Scarpa que le seccionó la femoral y produjo importantes destrozos musculares y vasculares, y otra en la zona lumbar. En la enfermería tuvo que ser reanimado tres veces al entrar en paro cardíaco debido a la cantidad de sangre que había perdido

Una vida junto a Ponce

De la Viña es el peón de confianza de Enrique Ponce. Llevan juntos toda una vida. Concretamente, dos décadas, pues unieron sus caminos a mediados de los 90 y tan solo se separaron durante un corto periodo a comienzos de la presente década.

El propio Ponce define a De la Viña como un banderillero “muy poderoso”, que con el capote domina al toro difícil y mima al suave. Además, el de Chiva siempre se ha mostrado un enamorado de la forma de parear de su compañero manchego. “Tiene un estilo personal y bonito. Hemos convivido muchos años y tenerlo a mi lado es una garantía de que las cosas se van a hacer bien”, valora el jefe de filas en su página web.

De la Viña, quien el pasado 12 de octubre cumplió 51 años, se crió entre ambiente taurino, dado que su padre (Mariano de Mingo Molina) también fue banderillero -a las órdenes de matadores tan relevantes como Ortega Cano o Dámaso González-, así como profesor de la Escuela Taurina de Albacete.

Etiquetas
Comentarios