Despliega el menú
Ocio y Cultura

estilo

Zara: de copiar a los grandes de la moda a codearse con ellos

Marta Ortega ha posado públicamente con Anna Wintour, la influyente directora de 'Vogue USA', vestida de Marc Jacobs y con unos zapatos de Inditex 89,95 euros. La foto certifica su admisión en el olimpo del diseño.

Fotografía, remitida por los contrayentes, de Marta Ortega, durante la ceremonia en la que ha contraído matrimonio con Carlos Torreta.
Marta Ortega, de Valentino, el día de su boda con Carlos Torreta.
Peter Lindberg

Año 2006. La ahora retirada diseñadora Amaya Arzuaga, Premio Nacional de Moda, decía a HERALDO sobre Inditex y otras cadenas de moda pronta: "Nos hacen mucho daño. Es obvio que nos copian. Pero además su maquinaria es tan acelerada que no deja que las modas se asienten en el mercado y se desarrollen de manera natural. Cuando un diseñador está fabricando su colección la puede estar viendo ya en los escaparates de las grandes cadenas". Año 2010. Elio Berhanyer, uno de los grandes modistos españoles, ya fallecido, sostenía sobre Zara: “No es moda española”. Año 2014. El analista de moda Pedro Mansilla: "Zara logró quitarle un cero a los diseños de Dolce & Gabbana. O sea, que sí, Inditex democratizó la moda". Y añadía: "Desde que Zara ofrece moda a bajo precio, aquellos que se gastan dinero ven que no se distingue el original de la copia".

2018. Palomo Spain: "La ropa de Inditex no tiene calidad ni mano de obra justa detrás". Apenas una voz discordante, la del siempre directo Lorenzo Caprile. En 2012, al recoger un premio, contestaba: "Copia tú, a ver si eres capaz de levantar un imperio así. Además, cada uno es libre de inspirarse en lo que quiera". También ese mismo año, Marta Ortega  -hija de Amancio Ortega, dueño de Inditex, el hombre más rico de España y el sexto del mundo-  se casa con Carlos Torretta (hijo del modisto Roberto Torretta) vestida de Pierpaolo Piccioli, director creativo de Valentino. Las fotos de la pareja las hace uno de los mejores fotógrafos de moda del mundo: Peter Lindberg.

Año 2019. Marta Ortega, conocida en las redes sociales como La Zarina, posa con Anna Wintour, la editora del 'Vogue USA', organizadora de la Gala Met, capaz de encumbrar o destruir marcas con un mohín en el 'front row' de os desfiles. El encuentro fue la firma pública de un armisticio entre las pasarelas y los 'democratizadores' de la moda. La asunción por parte de los primeros del poderío de Inditex y su admisión de pleno derecho en el selecto club de los grandes del diseño. Para la empresa española supone un paso más en su compromiso con el diseño creativo y la originalidad. Algo en lo que Marta Ortega, mucho menos alérgica a las reuniones sociales y a la exposición pública que su padre, imagen ella misma de la marca de la que es dueña, está adquiriendo un papel fundamental. 

El marco elegido para la foto estuvo asimismo cargado de simblismo: los galardones CFDA/ Vogue Fashion Fund 2019, con los que colabora Inditex, una iniciativa que lleva casi quince años ejerciendo de trampolín para el talento emergente entre los jóvenes diseñadores estadounidenses y que premia con 400.000 dólares al ganador para poder desarrollar su marca.

Los zapatos de Zara que Marta Ortega lució junto a Anna Wintour.
Los zapatos de Zara que Marta Ortega lució junto a Anna Wintour.
Zara.com

Para la ocasión, Marta Ortega (que está por cierto, embarazada de su segundo hijo) eligió un vestido de Marc Jacobs y unos zapatos de tacón de Zara, de edición limitada, que cuestan 89.90 euros. Aún quedan en la web de la marca, en tres tallas.

El empeño de Inditex por ser algo más que ropa a precios asequibles viene de lejos. Zara, su buque insignia,contribuyó a revolucionar los 'tempos' de las colecciones con una constante renovación de la oferta y diseños muy pegados a la tendencia. Una línea de negocio exitosísima, pero que ha tenido que lidiar siempre con las acusaciones de que copia descaradamente de las pasarelas.

Pruebas de este 'modus operandi' las hay. Y no pocas. Hasta el punto de que basta escribir en Google los términos "clones" y "Zara" para obtener 618.000 resultados. También hay blogs y cuentas en las redes sociales que se dedican en exclusiva a detectar parecidos más que razonables entre prendas de grandes modistos y de Inditex. Y hasta los revistas de moda combinan reportajes sobre prestigiosos diseñadores con secciones en las que comparan sus creaciones con las de los gigantes textiles (porque no solo Inditex se 'inspira' en las Semanas de la Moda).

Lo que comenzó como pecado mortal ahora es venial. Y lo que se calificó eufemísticamente como democratización de la moda ha hecho, paradójicamente, el camino de vuelta, de las calles a las élites, que visten sin reparos prendas de una marca que actualmente cuenta con 700 diseñadores, según reporta en su web corporativa.

La nómina de famosas que eligen modelos de Inditex es ya muy amplia e incluye a referentes mundiales de estilo como Sienna Miller u Olivia Palermo. También a futuras reinas, como la británica Kate Middleton, muy fiel a la firma española.

'El diablo se viste de Prada' fue una exitosa película en la que Meryl Streep interpretaba sin admitirlo abiertamente a Anna Wintour. Quién sabe si desde esta semana el diablo cambiará Prada por Zara.

Etiquetas
Comentarios