Despliega el menú
Ocio y Cultura

Cine

El cine español llora a Omero Antonutti

Fallece a los 84 años el protagonista de 'Padre padrone', que mantuvo una larga vinculación con nuestro país con títulos como 'El sur' y 'El Dorado'.

Omero Antonutti en 'El Sur', de Erice
Omero Antonutti en 'El Sur', de Erice
Heraldo.es

Cruel paradoja. A Omero Antonutti casi siempre le disfrutamos en España con la voz doblada, cuando él mismo era un solicitado actor de doblaje que narró 'La vida es bella' y acostumbraba a doblar al italiano, entre otros, a Christopher Lee en las sagas de 'El señor de los anillos' y 'Star Wars'. Antonutti fue un actor señero en la España de la Transición, asociado a un cine adulto y politizado. Toda una generación le recuerda en 'Padre padrone', de los hermanos Taviani. Inspirada en el libro autobiográfico de Gavino Ledda, la cinta contaba la historia de un pastor sardo analfabeto que vivió en soledad hasta los veinte años, separado de la familia, la escuela y la colectividad del pueblo. El muchacho se rebelaba contra el padre y patrón, ignorante y brutal, para alcanzar el gozoso descubrimiento del saber.

Antonutti falleció a los 84 años en un hospital de Udine (Italia) a consecuencia de un tumor que padecía desde hacía tiempo. Nacido en 1935 en Basiliano, el actor creía haberse asentado profesionalmente como perito industrial en una empresa de astilleros cuando su desconocimiento del italiano -en su pueblo se hablaba dialecto y solo la burguesía presumía de un perfecto italiano- le provocó complejo de inferioridad. Creyó que el mejor sitio para aprender el idioma eran las tablas de un teatro y, casi sin pretenderlo, a los 27 años se convirtió en profesional.

Aquel pastor hosco y rudo de 'Padre padrone' poco tenía que ver con el verdadero Omero Antonutti, que debutó en el cine en 1966 con la comedia 'Los placeres de la noche'. La popularidad alcanzada gracias a la película de los Taviani le permitió probar suerte en España, donde en 1980 rodó 'La verdad sobre el caso Savolta', adaptación de la novela de Eduardo Mendoza a cargo de Antonio Drove. En 1982 se pone de nuevo a las órdenes de los Taviani en 'La noche de San Lorenzo', la historia de los vecinos de un pueblo toscano que huyen a las montañas para evitar ser bombardeados por las tropas alemanas.

Al año siguiente, Antonutti da vida al padre callado, médico y zahorí de 'El sur', obra maestra de Víctor Erice a pesar de que el productor Elías Querejeta interrumpió el rodaje, sin llegar a filmarse la segunda parte de la cinta que transcurría en la soleada Andalucía. La adolescente protagonista (Icíar Bollaín) trataba de descifrar el secreto del antiguo amor que el padre conservaba en el sur. La vinculación del actor con España seguiría con títulos como 'Golfo de Vizcaya', de Javier Rebollo, 'El Dorado', de Carlos Saura, y 'El maestro de esgrima', de Pedro Olea. También protagonizó la serie 'Los pazos de Ulloa'.

Pedro Olea conserva "un recuerdo maravilloso" de su trabajo con Antonutti en 'El maestro de esgrima'. "Era un hombre tierno, encantador, simpático. Se portó genial en el rodaje y puso tanta entrega en las escenas de esgrima que no quería que saliera su doble, un tirador profesional. En una escena, Assumpta Serna casi le saca un ojo". El director bilbaíno recuerda a «un hombre de izquierdas», que en la fiesta de final de rodaje se emborrachó y acabó vestido con un traje de Assumpta Serna. "Cuando inauguramos el Festival de San Sebastián y leyó una crítica en la que se le tachaba de mal actor le dio una especie de lipotimia", rememora Olea.

Etiquetas
Comentarios