Despliega el menú
Ocio y Cultura

curiosidades

Del 'Joker' a 'Psicosis': las risas más terroríficas de la historia del cine

Jack Nicholson en 'El resplandor' o  Roberto de Niro en 'El Cabo del Miedo', hay veces que una carcajada o una media sonrisa pueden helar la sangre.

Jack Nicholson y su risa en 'El resplandor', que hiela la sangre.
Jack Nicholson y su risa en 'El resplandor', que hiela la sangre.
Heraldo.es

La risa a destiempo de Joaquin Phoenix en el 'Joker', el éxito cinematográfico de la temporada, no es la única carcajada capaz de helar la sangre del más templado. El cine y la televisión acumulan escenas y personajes cuyas risotadas o medias sonrisas siguen poniendo los pelos de punta. Estas son algunas de ellas.

'Psicosis' (1960)

Atención: espóiler. La sonriente y escalofriante mirada final a cámara de Anthony Perkins en 'Psicosis' es uno de los fotogramas para enmarcar en oro de la historia del cine que, sin embargo, quedó algo eclipsado por otra escena aún más celebérrima: la de la ducha. Perkins hizo el papel de su vida pasando de galán a delirante asesino, en uno de los personajes más desasosegantes de la historia del cine.

Anthony Perkins y su desasosegante mirada a cámara en 'Psicosis'.
Anthony Perkins y su desasosegante mirada a cámara en 'Psicosis'.
Heraldo.es

'Qué fue de Baby Jane' (1962)

Robert Aldrich firmó en los años sesenta una de las películas de terror psicológico más inolvidables de la historia del cine. Para ello contó con dos luminarias, Bette Davis (como la psicópata Baby Jane) y Joan Crawford. Ambas, entonces en horas bajas, maltratadas por una industria de Hollywood incapaz de seguir apreciando su talento en la madurez, se sumuergieron en esta historia, una suerte de paralelismo con sus propias vidas. En ella interpretaban a las hermanas Jane y Blanche Hudson, actrices infantiles, convertidas en juguetes rotos y sujetas a una descarnada rivalidad. Un odio que se trasladó al set de rodaje entre las dos actrices y que, recientemente, ha quedado retratado en la serie de televisión 'Feud'.

Bette Davis, aterrador juguete roto en 'Qué fue de Baby Jane'.
Bette Davis, aterrador juguete roto en 'Qué fue de Baby Jane'.
Heraldo.es

'El exorcista' (1975)

Para los que tengan una edad, la música de Mike Olfield ya es suficiente para producir escalofríos, pero 'El exorcista', el clásico del terror de William Friedkin, está llena de escenas capaces de dejar sin dormir al más templado. Linda Blair lo bordó como niña poseída y no se sabe si daba más miedo vomitando a diestro o siniestro o sonriendo beatíficamente. Eso sí, con la cabeza del revés. ¡Vade retro!

Linda Blair, de buen humor, en 'El exorcista'.
Linda Blair, de buen humor, en 'El exorcista'.
Heraldo.es

'El Imperio Contraataca' (1980)

Si de villanos histriónicos hablamos, la saga de 'La guerra de las galaxias' tiene para dar y vender. Pero mientras lo de Darth Vader es permanecer impertérrito, Palpatine, el manipulador senador de Naboo, después despiadado Darth Sidious, encuentra numerosas oportunidades para dar rienda suelta a su maléfica risa.

'El resplandor' (1980)

Difícil no estremecerse al pensar en la cara desencajada de Jack Nicholson asomando por el resquicio de la puerta que él mismo ha roto a hachazo limpio. Su media sonrisa y la mirada perdida son pura escuela del psicópata cinematográfico de libro. Pero el filme basado en la novela de Stephen King tiene más momentos sobrecogedores con carcajada de por medio...

'Thriller' (1983)

Vale. No es una película. Pero la duración del celebérrimo vídeo de Michael Jackson bien puede ser considerado un cortometraje. Estrenado en España en la Nochevieja de 1983, con el consiguiente 'shock' nacional, se ha convertido en un clásico del terror que nada tiene que envidiar a obras maestras de este género en el cine. Tanto como los bailes o los, entonces, pasmosos efectos especiales, es recordada la risa en la voz de Vincent Price. Tan icónica que hoy en día sigue siendo objeto de gifs, memes o de tonos de llamada para móvil.

'Batman' (1989)

Talluditos y millennials se han rendido al indusable atractivo de Joaquin Phoenix interpretando al Joker. Pero antes, este personaje ha brillado de la mano de otros actores, como Heath Ledger o César Romero pero, particularmente, Jack Nicholson, que lo encarnó en 1989 con el refrendo de nada menos que el autor del cómic: Bob Kane. Lo cierto es que el personaje le iba como un guante y se añade a la larga lista de caracteres disfuncionales que ha interpretado en su longeva carrera.

'El cabo del miedo' (1991)

Lo de Robert de Niro es inaudito. Acumula escenas inolvidables pero sigue innmune al ensasillamiento. No obstante, hay personajes que lo acompañarán siempre. Como el del taradísimo y malísimo Max Cady de 'El Cabo del Miedo'. Su grimoso 'abogado, abogado', imitado hasta la saciedad, es lo más recordado de un filme que, sin embargo, tiene otra escena gloriosa: en la que ríe a carcajadas puro en boca en una sala de cine.

'101 dálmatas' (1996)

Clásico animado de Disney, en los años 90, Glenn Close se encargó de convertir en carne y hueso a una de las villanas por excelencia del universo infantil: Cruela de Vil. Abonada a papeles de psicópata o de mala, Close, como sucede con Jack Nicholson, hizo suyo un papel que le iba como anillo al dedo. Sus aviesas carcajadas se unen a una imagen imponente porque Cruela es lo peor, sí, pero también una de las malvadas mejor vestidas de la historia del cine.

'La casa de papel' (2017)

Estrictamente, Denver, el atracador tan macarrilla como bien intencionado, no puede incluirse en el género de terror. Pero es poseedor de una característica risa que puede llegar a dar mucho miedo. Y si no, que se lo digan a Arturo Román, el rehén interpretado por Enrique Arce. Jaime Llorente, el actor que da vida al carismático Denver, está ahora mismo en la cresta de la ola. Compatibiliza 'La casa de papel' con 'Elite', otra serie de éxito. Y acaba de ser fichado para interpretar al Cid en otra superprodicción nacional.

Etiquetas
Comentarios