Despliega el menú
Ocio y Cultura

exposición

Primera exposición de la obra gráfica de Pablo Serrano

El Consorcio Cultural Goya-Fuendetodos de la Diputación de Zaragoza expone desde este miércoles en la sala Ignacio Zuloaga la obra gráfica de Pablo Serrano.

Vista de la exposición de la obra gráfica de Pablo Serrano en la Sala Ignacio Zuloaga
Vista de la exposición de la obra gráfica de Pablo Serrano en la Sala Ignacio Zuloaga
DPZ

El Consorcio Cultural Goya-Fuendetodos de la Diputación de Zaragoza expone desde este miércoles en la sala Ignacio Zuloaga la obra gráfica de Pablo Serrano. La muestra, organizada gracias a la colaboración del galerista borjano Germán Bandrés Martínez, puede verse hasta el próximo 31 de diciembre e incluye más de medio centenar de creaciones realizadas por este gran artista aragonés entre 1963 y 1984.

"Sin duda Pablo Serrano es el escultor aragonés contemporáneo con mayor proyección internacional, y esta es la primera exposición monográfica que se organiza sobre su obra gráfica", ha destacado este miércoles en la presentación de la muestra la diputada delegada e Cultura de la DPZ, Ros Cihuelo, quien también ha subrayado que esta exposición es otro excelente ejemplo "de la apuesta de la Diputación de Zaragoza por llevar propuestas culturales de excelencia a nuestro medio rural".

“Como responsable del área de Cultura, es para mí un orgullo presentar la quinta exposición que el Consorcio Goya-Fuendetodos le dedica a los grabados de los artistas que formaron parte del grupo El Paso”, ha recalcado Cihuelo recordando las muestras organizadas anteriormente sobre la obra gráfica de Antonio Saura, Manuel Viola, Luis Feito y Rafael Canogar.

Por su parte, el alcalde de Fuendetodos, Enrique Salueña, ha subrayado que esta exposición supone "un nuevo atractivo turístico” para un municipio “que apuesta por la cultura y por el patrimonio” como dos de los principales ejes en su lucha contra la despoblación.

La obra gráfica de Pablo Serrano

Durante todo su proceso creativo en la vanguardia de la escultura europea, Pablo Serrano (Crivillén, Teruel, 1908-Madrid, 1985) fue un artista amante de la libertad que consideró el arte como un nexo de unión entre las culturas y los pueblos en un momento de profunda tensión entre las ideologías de uno y otro lado del Telón de Acero. «Tenemos que fomentar la comunicación”, escribió."Debemos fomentar el encuentro, tenemos que conseguir la unión».

El escultor turolense fue también un creador poliédrico que en sus obras buscaba intensamente la conciencia humana a través de diversos procedimientos: además de la escultura, trabajó otras disciplinas como el dibujo a tinta china sobre papel o cartón, el collage o el grabado.

Dentro de este último campo, su obra gráfica (junto al tradicional aguafuerte, empleó las técnicas de la litografía y la serigrafía) fue una interesante aportación a la plástica que, si bien podía entenderse como parte de un trabajo de estudio e investigación como escultor, ha acabado convirtiéndose en un conjunto autónomo con valores y presupuestos estéticos propios. La exposición que desde hoy puede verse en Fuendetodos ha sido comisariada por María Isabel Sepúlveda y muestra cómo Serrano también se rindió a la magia de la estampación.

Serrano fue miembro del grupo El Paso, el movimiento artístico español más importante entre los años cincuenta y sesenta. La sala Ignacio Zuloaga de Fuendetodos ha expuesto la obra gráfica de sus más destacados miembros y ahora esta exposición es el tributo del Consorcio Cultural Goya-Fuendetodos a otro aragonés fundamental dentro de El Paso: Pablo Serrano. Además, el gerente del Consorcio Cultural Goya-Fuendetodos, Ricardo Centellas, ha adelantado que el año que viene la sala Ignacio Zuloaga dedicará una nueva exposición a otro de los artistas de este movimiento: Manuel Millares.

Obras cedidas por Germán Bandrés Martínez

Toda la obra gráfica exhibida en la exposición ha sido cedida por Germán Bandrés Martínez, un galerista borjano poco conocido que desarrolló una importante y silenciosa labor cultural en la Barcelona de los años 70. A finales de la década anterior, como promotor inmobiliario, Bandrés empezó a conocer a diferentes artistas, a frecuentar sus estudios y a iniciarse en la adquisición de obras de arte, convirtiéndose así en coleccionista y en el fundador de la galería Gaudí.

Durante 30 años por la Gaudí pasaron las obras de artistas españoles y extranjeros como Picasso, Dalí (padrino de la inauguración de la galería), Miró, Max Ernst, Hans Hartung, Saura o Millares. La galería fue un lugar de sociabilidad liberal y de apertura democrática donde se celebraron importantes encuentros a través de conferencias, tertulias, conciertos, actuaciones teatrales y presentaciones de libros.

En mayo de 1972, Bandrés se carteaba frecuentemente con Pablo Serrano, que residía entonces en Madrid, con quien mantuvo hasta su muerte, en 1985, una estrecha relación como galerista y amigo. Adquirió algunas de las obras escultóricas más significativas del escultor turolense, promovió su escultura pública en la capital catalana y le encargó obra gráfica.

Etiquetas
Comentarios