Despliega el menú
Ocio y Cultura

cultura

Isabel San Sebastián: "No me he rendido ni me rendiré jamás"

La periodista y escritora española visitó Zaragoza en una conferencia organizada por la Caja Rural de Aragón

Cultura
Ternura y verbo tenaz son compatibles: Isabel San Sebastián, en la Caja Rural de Aragón.
Toni Galán

Isabel San Sebastián, en Zaragoza, en las Conversaciones de Otoño de la Caja Rural de Aragón. Antes de nada, felicidades por el premio que acaba de recibir.

Gracias. Es el premio de las Asociaciones de Peregrinos del Camino de Santiago por ‘La Peregrina’.

¿Cómo una chilena (nació en Chile) puede amar tanto a España?

Soy vasca, y los vascos podemos nacer en cualquier parte... Y, por supuesto, española, muy española. Mi madre es de Pamplona y mi padre de Bilbao. Mi padre era diplomático español. Me crié hasta los 18 años fuera de España. Aprendí a amar España desde la nostalgia, además de su incomparable literatura, arte e historia.

España y libertad… Ha pagado un peaje muy caro por defenderlas...

Viví en Chile, en Estocolmo, en París, en Milán; pero mi casa verdadera era Zarauz. De allí me tuve que ir... Pero no me he rendido ni me rendiré jamás.

Su libro ‘El árbol y las nueces’ levantó ampollas...

Frase de Arzalluz… Unos sacudían el árbol, o sea, mataban, y otros recogían las nueces... A raíz de ese libro, me tocó once años de guardaespaldas.

También es escritora de éxito de novela histórica. Habla con frecuencia de los godos… ¿Por qué?

Me apasiona el tiempo en que España se constituyó en reino, y eso fue en la época visigoda.

Hay quien cree que Recaredo es una marca de cava…

¡Ja, ja, ja! Con Recaredo, en el siglo VI, unidad geográfica, política y religiosa. Y desde 1492, no solo una realidad en la península, sino en el mundo entonces conocido.

¿Encajaría el personaje de Pedro Sánchez en una de sus novelas?

Escribir sobre Pedro Sánchez es una penitencia muy grande...

Inténtelo, por favor.

Sería cobarde, vanidoso, narcisista, poco interesante desde la perspectiva intelectual.

¿Pablo Casado?

Casado… (silencio explícito). Deme unos años a ver qué sale...

¿Pablo Iglesias?

Se parecería mucho a Sánchez.

Pero con melena y sin corbata…

Sí, pero peor educado. Se ha dejado atrapar por todo lo que criticaba, hasta acabar en Galapagar.

¿Albert Rivera?

Una esperanza que dejó de serlo.

¿Abascal?

Lo conozco desde que era un crío. Es de Amurrio, vasco como yo. Hemos compartido trinchera. Me gusta él; su partido, no. La mayoría de sus compañeros, tampoco. Y sus seguidores, todavía menos.

¿Juzgará la Historia a Torra?

Antes que la Historia, los que le deberían juzgar son los tribunales. Y cuanto antes, por el bien de Cataluña y de España entera.

¿Hablamos de Franco?

Fue un dictador, pero nadie le dio demasiada importancia a que estuviera enterrado en el Valle de los Caídos. Su exhumación se ha convertido en un ‘show’ mediático con claros fines electorales, lo cual me parece una vergüenza.

Y para acabar, Aragón.

Aragón, Corona de Aragón. Leo u oigo Corona catalano-aragonesa y me pongo enferma. Resistid, por favor. Sois la cuna de algo maravilloso que fue, es y será España.

Etiquetas
Comentarios