Despliega el menú
Ocio y Cultura

Gastronomía

ocio y cultura

Zaragoza muestra empuje gastronómico


Invitado especial. Gastronomía. El cocinero Adam Val ganó el XVII Certamen de Cocina y Repostería 'Lorenzo Acín'

Lilas Pastia.
Óscar Viñuales, María Climent, Raúl Mauleón, José Alberto Blasco, Adam Val, Sebastián Valderrama, Raúl Saseta y Mónica Benítez, en Lillas Pastia.
Foto Almozara.

Los cocineros zaragozanos, o al menos que trabajan en restaurantes de Zaragoza, han tomado el relevo a sus compañeros oscenses a la hora de mostrar el empuje de la gastronomía aragonesa. Esa fue la impresión que dio ayer durante la celebración del XVII Certamen de Cocina y Repostería de Aragón 'Lorenzo Acín', que se celebró en la Escuela de Hostelería San Lorenzo de Huesca.

Si en las últimas ediciones del certamen organizado por la Asociación de Cocineros de Aragón (ACA) Huesca había pujado muy alto, los dos primeros premios de este año se los llevaron profesionales que trabajan en establecimientos zaragozanos. En concreto, Adam Val, del restaurante Punto Gastronómico, fue el ganador del certamen, y Raúl Mauleón, del restaurante El Chalet, quedó en segunda posición.

Los galardones se entregaron en una cena celebrada en el restaurante Lillas Pastia de Huesca en la que se conmemoró el XXVI aniversario de la ACA. Antes, durante toda la jornada estuvieron trabajando los diez profesionales que presentaron sus propuestas.

Para plasmarlas sobre el plato, el ganador, Adam Val, contó con la ayuda de Sebastián Valderrama. La directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Elena Allué, les entregó el cheque de mil euros y, lo más importante, la responsabilidad de representar a Aragón en los certámenes nacionales que se celebren a partir de ahora.

Como el resto de los participantes, esta pareja tuvo que elaborar tres recetas: la primera, a modo de entrante, en la que el protagonista fue el ternasco de Aragón IGP; otra con carne de vacuno de Aragón C'alial y, por último, un postre de libre elección. Eso sí, la presencia de arroz Brazal era obligatoria en uno de estos platos. Las recetas ganadoras del chef de Punto Gastronómico fueron muy concisas en su enunciado: maki de ternasco de Aragón IGP; tuétano, solomillo y mollejas, y tarta de queso.

No lo tuvo fácil el jurado, entre cuyos miembros se encontraba el chef aragonés Alberto Ferruz del restaurante BonAmb, de Jávea, con dos estrellas Michelín. También lució estrella Marisa Barberán, del restaurante La Prensa, y se dejó notar la experiencia del ex presidente de los cocineros, Domingo Mancho.

El jurado concedió el segundo premio a Raúl Mauleón y José Alberto Blasco, de El Chalet, y en tercera posición quedaron Óscar Viñuales y María Climent, de Cook Fiction. El mejor cortador de jamón fue Raúl Saseta.

A la cena asistieron numerosos cocineros aragoneses y representantes del sector hostelero, que participaron en la entrega de varios reconocimientos. En concreto, recibieron el nombramiento de embajadores de la cocina aragonesa Ramcés González, de Cancook; el Congreso Hecho en los Pirineos, que recogieron Fernando Blasco y Elisa Sancho, y Ricardo Mosteo, presidente de la DOP. Jamón de Teruel. En cuanto a la distinción de cocinero aragonés más destacado del año fue doble: para Toño Rodríguez y Nerea Bescós.

La Asociación de Cocineros también reconoció la labor de Domingo Mancho, Luis de la Iglesia, Julián Pérez, Mariano Cubero, Juan Blanco y Antonio Lahoz, así como al restaurante Lillas Pastia “por su excelente cocina y profesionalidad en la sala”, y a Reynol Osorio como mejor joven cocinero aragonés del año. 

Etiquetas
Comentarios