Despliega el menú
Ocio y Cultura

Javier Cercas y Manuel Vilas ganan el premio Planeta 2019

El aragonés es el finalista de un galardón que, en esta edición, vuelve los ojos a dos literatos de prestigio.

Los ganadores del Planeta, Javier Cercas y Manuel Vilas, posan junto a las autoridades
Los ganadores del Planeta, Javier Cercas y Manuel Vilas, posan junto a las autoridades
Efe

Javier Cercas y Manuel Vilas, dos de los narradores españoles de más éxito y proyección internacional, conforman desde esta noche un incontestable dúo planetario y de alto peso literario. Ambos son, respectivamente, ganador y finalista del Premio Planeta, el galardón mejor dotado del panorama comercial hispano y que concedió a Cercas los 601.000 euros de ‘bolsa’ del vencedor, mientras para Vilas fueron los 150.000 del finalista.

Cuando las escasas quinielas apostaban por un dúo de perfil más popular, quizá televisivo y ligado al Grupo Planeta, el galardón da un golpe de autoridad literaria y empresarial y suma a su palmarés a dos narradores indiscutibles, ambos filólogos, y entre los más apreciados y con más peso literario de los últimos años. Reconduce además cierta deriva comercial del premio con dos autores que no estaban en la órbita del emporio Planeta. El extremeño Cercas se consagró con Tusquets, cuando este sello aún no esta en la panoplia de Planeta, y acabó en Penguin Random House (PRH). Como el oscense Vilas, que ha publicado su último y rotundo éxito, 'Ordesa', en Alfaguara, otro de los sellos del conglomerado PRH. El Planeta 2019 se vivió así como un episodio más en el duro pulso que libran a cara perro los dos gigantes de la edición en español.

Cercas se estrena en la novela policíaca con 'Terra alta', un 'psicothriller' protagonizado por el complejo personaje de Melchor Marín, exdelincuente y ahora mosso en Gandesa (Tarragona). Es un héroe de los atentados yihadistas de Cambrils en 2017, en pleno ascenso de la oleada independentista en Cataluña, que se enfrentará a la resolución de un triple asesinato y por lo que deberá pagar un altísimo precio.

Manuel Vilas.
MANUEL VILAS ( ESCRITOR ) / 26/02/2016 / FOTO : OLIVER DUCH
Oliver Duch

Vilas narra en clave totalmente opuesta en su novela finalista. El protagonista de 'Alegría' es un hombre maduro, de éxito, pero atormentado por sus propios demonios. Castigado por la depresión, el paso de lo años y la irremisible pérdida de sus seres queridos, no pierde la lucidez de la mirada con la que percibe su entorno social. Vilas lleva al lector por el día a día de este hombre de mediana edad y le hace vivir junto a él un inexorable camino que le conducirá, paradójicamente, a un tiempo de compresión y felicidad.

"Sin lo que ha ocurrido en Cataluña no lo habría escrito"

El escritor Javier Cercas ha dicho sobre su novela 'Terra Alta' tras recoger el galardón: "Intenta ser una reflexión sobre algunos asuntos que me interesan y que por desgracia están de moda: el valor y sentido de la ley, la posibilidad de la justicia, la legitimidad de la venganza e intenta ser la epopeya de un hombre en búsqueda de su lugar en el mundo y la legitimidad de la venganza".

El extremeño Javier Cercas posa con su galardón
El extremeño Javier Cercas posa con su galardón
EFE/Andreu Dalmau

Al recibir el premio, Cercas ha dicho que su novela "intenta ser la epopeya de un hombre en búsqueda de su lugar en el mundo", y ha detallado que la novela cuenta por un lado la investigación de un caso policial y sus consecuencias imprevisibles y desvelar el pasado oscuro del protagonista.

"'Terra Alta' es un intento de convertirme en otro escritor, de reinventarme", ha agregado Cercas, que ha considerado que es un libro que trata de ser radicalmente distinto a todos los que ha escrito y al mismo tiempo radicalmente fiel a ellos.

Si bien todas sus novelas las concibe como thrillers, ha asegurado que ha intentado escribir un thriller y llevarlo a su terreno, reconstruyéndolo y reinventándolo, pero al mismo tiempo manteniendo las reglas importantes del género.

Concretamente, ha detallado que en la comarca de Terra Alta nunca pasa nada, hasta que una mañana aparecen asesinados los propietarios de Gráficas Adell, dueños de la máxima empresa de la comarca, al lado de su criada.

El investigador, lector voraz de novelas, llega a la comarca procedente de Barcelona cargando a cuestas con un pasado tremendo que cree haber enterrado bajo un presente feliz de marido de la bibliotecaria del pueblo, y padre de una niña.

Cercas ha advertido que "la novela no trata sobre el 'procés', de lo que ha ocurrido en Cataluña desde 2012, y más concretamente desde 2017 hasta aquí", pero reconoce que "sin lo que ha ocurrido estos años este libro no lo habría escrito".

Ha precisado que ha escrito en los periódicos, "incluso demasiado", sobre lo que ha ocurrido donde vive, en Cataluña, pero "lo más profundo que tenía que decir es este libro"; y "aunque no trata directamente de este asunto, surge de mi estado de ánimo, de mis angustias, de mis preocupaciones".

Y añade: "Los escritores tenemos una ventaja sobre el resto, podemos convertir las malas experiencias en buenas y esto es una alquimia maravillosa, es muy útil para nosotros y ojalá que lo sea para los demás".

Ahondando en el mismo debate advierte que "no se trata de un libro político ni habla del 'procés'", que en la novela aparece de "manera anecdótica".

Dirigiéndose a sus lectores habituales, Cercas les dice que al principio se "sorprenderán", pero "a medida que vayan avanzando acabarán reconociendo mis libros anteriores".

Etiquetas
Comentarios