Despliega el menú
Ocio y Cultura

la catedral de la seo

Un edificio que se transformó paulatinamente en templo cristiano

La Seo, cuya fiesta es el 12 de octubre, sustituyó hace 900 años a la mezquita.

La Seo
Aspecto que tuvo cuando Alfonso I conquistó la ciudad
Jesús A. Pérez Casas

La tradición musulmana de Saracusta decía que la mezquita mayor sobre la que en 1119 empezó a edificarse la Seo había sido fundada por un santón de la tercera generación del islam, llamado Hanás as Sananí, el cual había erigido también la de Málaga, unos años antes.

Al Ebro habría llegado en compañía de Muza ibn Nusair, es decir, el Muza, que, con su subordinado Táric, protagonizó el victorioso desembarco del año 711 con el que dio comienzo la conquista islámica de la península ibérica. Los historiadores actuales discuten si, en realidad, estuvo o no en Al Ándalus.

La mezquita aljama o mezquita mayor de Saracusta fue construida sobre el solar del foro romano de la antigua Caesaraugusta por Hanas ben Abdallah as San’ani, en la segunda década del siglo VIII. Algunos historiadores han sostenido, así, que la mezquita mayor de Saraqusta sería una de las edificaciones islámicas más antiguas de al-Andalus. Posteriormente fue modificada y ampliada, sobre todo en el siglo XI, bajo el gobierno de Mundir I.

En las excavaciones realizadas en la Seo en el año 1999 se hallaron los restos del minarete (torre) en el muro externo y los trazados de los muros principales de la mezquita del siglo XI. Esto permitió reconstruir el aspecto que el templo tendría a la llegada de los aragoneses en 1118.

La entrada se situaría en el mismo lugar que la actual. La toma de Saracusta no implicó la demolición de la mezquita, sino su transformación paulatina en el templo cristiano.

Sobre estas líneas, el templo cristiano inserto en la antigua mezquita
Sobre estas líneas, el templo cristiano inserto en la antigua mezquita
Jesús A. Pérez Casas

El 12 de octubre de 1121 la antigua mezquita de Saraqusta fue convertida canónicamente en templo cristiano, dedicándose a la advocación de San Salvador. Sin embargo, las reformas arquitectónicas no fueron de gran relevancia en ese momento, sino que se limitaron a las imprescindibles para la celebración del culto cristiano.

Hasta el año 1140 no comenzaron las obras de demolición progresiva de la mezquita para adecuarla a las formas arquitectónicas de las iglesas románicas. Se derribó el cuerpo superior del minarete para convertirlo en campanario y se respetó el patio, convirtiéndolo en claustro adyacente a la iglesia, que a su vez se erigió como edificio basilical de tres naves terminadas en ábsides, todo bajo la influencia del estilo románico de la catedral de Jaca.

Etiquetas
Comentarios