Despliega el menú
Ocio y Cultura

Un pequeño retablo de Blasco de Grañén, a la venta en una galería zaragozana

La obra ha permanecido durante décadas en Estados Unidos y se presenta ahora en la sala de arte de Ricardo Ostalé

El retablo, en el centro, junto a otras piezas de arte sacro, en la galería Ricardo Ostalé
El retablo, en el centro, junto a otras piezas de arte sacro, en la galería Ricardo Ostalé
Oliver Duch

La galería zaragozana Ricardo Ostalé (calle del Teniente Coronel Valenzuela, 2) tiene en exposición y venta desde hace unos días una pequeña joya de la pintura gótica, el ‘Retablo de la misa de San Gregorio’, que un artista aragonés, Blasco de Grañén, realizó en torno al año 1400. Es una de las pocas piezas de este artista que actualmente están en el mercado. Y seguramente, también, el único de sus retablos a la venta en todo el mundo, si bien hay que tener en cuenta que lo más habitual es que salga a la venta una tabla y que si en esta ocasión es un retablo entero se debe a que es una obra que se creó pensando en su portabilidad: mide 95,5 por 71 centímetros.

La pieza aparece mencionada en la bibliografía internacional, como por ejemplo en ‘Pintura medieval en Aragón’, que publicó Josep Gudiol en 1971. Pero la primera referencia a ella la sitúa en la colección French & Co. de Nueva York en el año 1941, lo que hace suponer que fue una de tantas obras que cruzaron el Atlántico a principios del siglo XX para saciar la sed de arte europeo de los coleccionistas norteamericanos. Quince años más tarde figuraba dentro de los fondos de la colección de Ivan N. Podgoursky, también de Nueva York.

Durante décadas no se supo más de ella, hasta que en el año 2013 la galería barcelonesa Bernat la adquirió en una subasta en Estados Unidos y la trajo a España. En sus manos ha permanecido hasta que hace tan solo unos días fue adquirida por el zaragozano Ricardo Ostalé.

Durante su estancia en Estados Unidos la pieza formó parte de alguna exposición, como ‘Four Centuries of European Art: An Exhibition of Paintings from the collection of Count Ivan N. Podgoursky’, celebrada en el Philbrook Museum of Art de Tulsa y en el Midwestern University Museum of Wichita Falls, ambas en el año 1956. «Ya que esta pieza ha vuelto a Zaragoza, sería deseable que se quedara aquí –señala Ricardo Ostalé–. Pero igual me la quedo en mi colección. Quizá no me la pueda permitir, pero el hecho es que es mía».

Según el galerista, la pieza puede ser vendida en todo el mundo. «No tiene la ‘nacionalidad’ española –señala–. Cuando compras una pieza española en el extranjero, la importas y la declaras en el Ministerio de Cultura, esa obra es exportable sin tasas durante un periodo de 10 años».

La escena central del retablo representa la misa de San Gregorio, un tema que aparece en la iconografía católica a finales de la Edad Media. Se muestra allí al papa Gregorio I teniendo una visión de Cristo como varón de dolores mientras celebra una misa. Sobre esta escena hay una Crucifixión y, en las calles laterales, están representados san Onofre, san Francisco, San Juan Bautista y Santa Bárbara.

El retablo ha sido restaurado y se encuentra en perfecto estado. No se conoce ningún trabajo de estas características y tamaño de Blasco de Grañén, a excepción quizá de un políptico que fue donado en 1439 por Pascual y Pedro Bernat a la iglesia parroquial de Belchite y que desapareció durante la guerra civil. El retablo es la pieza estelar de la exposición con la que la galería ha abierto la nueva temporada, cuya muestra central estará dedicada dentro de unos meses a arte y objetos medievales.

Blasco de Grañén, también llamado ‘Maestro de Lanaja’, fue un pintor zaragozano del que se desconoce su fecha de nacimiento y que falleció en la ciudad en 1459. Estuvo activo en Aragón desde 1422, fue nombrado pintor del rey Juan II de Aragón y tuvo como ayudante, entre otros, a Pedro García de Benabarre, con quien realizó en 1445 varios retablos para el monasterio de San Pedro de Siresa. Hizo retablos para iglesias de Zaragoza, Épila, Ejea, Tarazona y Albalate del Arzobispo.

Etiquetas
Comentarios