Despliega el menú
Ocio y Cultura

La emblemática librería Serret de Valderrobres cerrará sus puertas en enero

El establecimiento dejará su actividad de los últimos 40 años para dedicarse a la gestión cultural

Octavio Serret, ayer, en el interior de su librería en Valderrobres.
Octavio Serret, ayer, en el interior de su librería en Valderrobres.
Javier de Luna

«Desde escritores galardonados con premios como el Nadal y el Planeta hasta jóvenes promesas. O clientes que acuden a comprar la prensa diaria, el último ‘best seller’ o algún artículo de papelería. Durante casi 40 años la librería Serret de Valderrobres ha visto pasar a generaciones enteras de amantes de la cultura. Sin embargo el emblemático espacio, auténtico escaparate del Matarraña y del Bajo Aragón, cerrará sus puertas en enero de 2020.

Así lo anunció Octavio Serret, uno de los libreros más conocidos de todo Aragón. Serret hará un cambio de vida y, aunque no perderá de vista los libros, dejará de ser librero para centrarse en la faceta que más le gusta, la de gestor cultural.

La librería ya no abrirá sus puertas de lunes a viernes como hasta ahora y se transformará en un espacio en el que se organizarán encuentros culturales, presentaciones de libros y todo tipo de eventos relacionados con la cultura y la literatura, principalmente durante los fines de semana y distintas festividades.

«Voy a seguir con el mismo espíritu. Vamos a seguir trayendo aquí a los mejores escritores o por qué no decirlo, si podemos, todavía a más. Queremos convertirnos en un espacio de referencia cultural en muchos kilómetros a la redonda», explicó Serret.

Durante todos estos años Serret ha sido uno de los organizadores de distintos encuentros literarios en establecimientos de reconocido prestigio del Matarraña como la Torre del Visco y distintos establecimientos hosteleros matarrañenses así como de la vecina Terra Alta. Escritores como José Luis Corral, Juan Bolea, Antón Castro e hispanistas como Ian Gibson son solo algunos de los ilustres literatos que han pasado en los últimos meses por la emblemática librería valderrobrense.

Por todo ello esto no será un ‘adiós’ definitivo de un Octavio Serret que lleva los libros y las publicaciones en la sangre contando incluso con su propia marca, denominada Camins Serret.

El espacio albergará una subsede de la asociación cultural, junto con Tortosa, de Ilercavonia Terra Nostra. El objetivo es facilitar y que sea punto de encuentro de toda la literatura producida en el territorio conocido por los íberos como Ilercavonia y que comprende territorios de las actuales comarcas del Matarraña, Bajo Aragón y Bajo Aragón-Caspe así como las comarcas del Norte de la provincia de Castellón y del Sur de Tarragona.

«Queremos acercar este patrimonio cultural, histórico y literario a los centros de poder. Queremos ser visibles. Tenemos un potencial enorme y creo que lo conseguiremos», explicó Jose Miguel Martínez, presidente de la Ilercavonia Terra Nostra.

Serret reconoció ayer que la bajada de las ventas de libros y distintas publicaciones que se observa a nivel de toda España ha sido la puntilla para dar este paso, que está muy meditado pero que no ha sido fácil.

Octavio Serret abrió su librería a finales de 1980 con tan solo 15 años. No le dieron la licencia de librero hasta que cumplió los 16, tal y como recordó en una entrevista que le realizó su amigo, el escritor y periodista Víctor Amela.

«Llevo los libros en la sangre. Soy y he sido muy feliz en esta librería; pero son 40 años y necesito potenciar lo que ahora mismo más feliz me hace, que es la actividad que llamo de fin de semana, y poder desarrollar esa faceta de gestor cultural que ahora mismo es en la que más experiencia tengo y más ilusión me hace», añadió Serret.

Lo cierto es que Octavio Serret es el único aragonés que fue galardonado con la cruz de San Jordi que otorga la vecina Generalitat de Cataluña. Además, fue galardonado en 2018 con el premio Cepyme Teruel y el premio Buho 2014 entre otros.

Etiquetas
Comentarios