Despliega el menú
Ocio y Cultura

El Museo de Jaca recupera dos capiteles de la catedral que estaban en manos privadas

Los dueños han acordado cederlos en depósito y el centro los presentará en el décimo aniversario de su reapertura

Uno de los capiteles que se expondrá en el Museo Diocesano de Jaca
Uno de los capiteles que se expondrá en el Museo Diocesano de Jaca
Antonio García Omedes

El Museo Diocesano de Jaca mostrará al público dentro de unos meses dos capiteles románicos procedentes de la catedral de Jaca y que han permanecido en manos privadas. Los capiteles se encontraban desde tiempos inmemoriales en el zaguán de un edificio de la calle de Echegaray, y su existencia era perfectamente conocida por los especialistas en arte románico. Si van a exponerse al público ahora, se debe a las gestiones de la directora del museo, Belén Luque.

La noticia no iba a saltar a la luz hasta dentro de unos meses, pero todo se precipitó ayer de manera inopinada después de que alguien alertara a instituciones y medios de comunicación de que los capiteles iban a ser vendidos.

El propio Museo Diocesano de Jaca, la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la localidad, la Asociación Sancho Ramírez, el especialista en románico Antonio García Omedes, Radio Jaca, HERALDO, Aragón TV y el ‘Diario del Alto Aragón’ han recibido, o están a punto de hacerlo en las próximas horas, una carta anónima en la que se alerta «de la intención de venta inmediata» de los dos capiteles, que «están siendo ofrecidos por sus propietarias para su venta a anticuarios, coleccionistas privados y casas de subastas de Madrid y del País Vasco francés».

Una de las personas que ha recibido la carta es Belén Luque, a la que le sorprendió mucho el contenido de la misiva. «No es así –aseguraba–. En junio de este año las hermanas propietarias del inmueble se pusieron en contacto con el museo porque querían que las piezas se mostraran aquí. Llegamos a un acuerdo para formalizar una cesión en depósito por un periodo de 25 o 30 años, y en agosto nos volvimos a juntar para acabar de perfilar los detalles. Nunca hemos hablado de venta ni de nada parecido, sino que el ofrecimiento que se hizo por parte de la propiedad fue sin pedir a cambio ningún tipo de contraprestación».

No son estos los únicos capiteles de la catedral de Jaca que están en manos privadas y cuya existencia se conoce. Belén Luque tiene localizados un total de 14 y por todos ellos lleva años haciendo gestiones intentando que acaben expuestos al público. Es una labor silenciosa pero que poco a poco acaba dando fruto. «El acuerdo por estos dos capiteles está completamente cerrado, solo falta la última firma del último de los hermanos que es propietario del inmueble. Es la familia que los posee la que quiere expresamente que se muestren al público y, al saber de la difusión de estos anónimos, les he pedido permiso para anunciar el acuerdo. Y me han dicho que sí».

Y es que la noticia se reservaba para un momento especial. El año que viene se cumplirán 10 años de la reapertura del museo, y la intención era celebrarlo presentando al público los dos capiteles (entre otros actos conmemorativos). «Nos hubiera gustado presentarlos por sorpresa –comentaba ayer Belén Luque–, pero las cosas han salido así».

La existencia de los capiteles se conoce desde antiguo, e incluso han formado parte de algunas exposiciones temporales. Provienen del claustro original de la catedral de San Pedro de Jaca. Se sabe que el claustro, que fue demolido en el siglo XVIII para «modernizarlo», contó en su día con 60 capiteles, de los cuales se conocen 31. Algunos fueron reutilizados en la propia catedral y otros pasaron a manos privadas, que los emplearon como elemento decorativo.

Lo que hay en el zaguán de la casa de la calle de Echegaray es una columna salomónica de cuatro vueltas con dos capiteles. El de la parte superior muestra escenas de la Anunciación y la Natividad, y el de la parte inferior, invertido para que sirva de apoyo, presenta una bella decoración vegetal. 

Etiquetas
Comentarios