Despliega el menú
Ocio y Cultura

‘Las aves’ de Aristófanes, con voz juvenil

La compañía Bottega degli Apocrifi inició ayer en el Teatro de la Estación los ensayos del clásico griego, que pondrá en escena junto al coro Amici Musicae y 30 chavales

La compañía Bottega degli Apocrifi, con su director Cosimo Severo al frente (en primer término, a la derecha), en el Teatro de la Estación de Zaragoza
La compañía Bottega degli Apocrifi, con su director Cosimo Severo al frente (en primer término, a la derecha), en el Teatro de la Estación de Zaragoza
Raquel Labodía

"Los adolescentes llevan el teatro dentro aunque muchos aún no lo saben». Lo decía ayer Cosimo Severo, el director de la compañía italiana Bottega degli Apocrifi, pocos minutos antes de iniciar en el Teatro de la Estación los ensayos para ‘Las aves’ de Aristófanes. Unos ensayos con chicos y chicas de entre 12 y 19 años (ayer abundaban más ellas), que van a ser los verdaderos protagonistas de las funciones (sábado, 20.00 y domingo, 19.00, entradas a 15 euros).

Ayer, entre cinco y cinco y media de la tarde empezaron a llegar al Teatro de la Estación, ilusionados pero con cierto aire de despiste, los jóvenes que participarán en las representaciones. Los recibía Cristina Yáñez, directora de este espacio teatral privado que abre una nueva temporada con una propuesta original y de calidad. «Llegan en función de cuándo salen del colegio –aseguraba–. No ha habido un proceso de selección, todos son voluntarios y no se les ha pedido que tengan experiencia teatral previa. Estos últimos días hemos resuelto las dudas que nos han planteado los padres, pero estamos seguros de que todo va a salir bien y que se lo van a pasar estupendamente».

Aunque el mundo teatral italiano tiene en su ADN a todos los grandes clásicos griegos y romanos, poner en escena un ‘aristófanes’ en España es arriesgado. Tanto como lo puede ser Lope en Italia. Y más si buena parte de la carga escénica recae en adolescentes. Pero esa es una de las señas de identidad de Bottega degli Apocrifi. La compañía nació en 2001 en Bolonia de la mano de tres estudiantes universitarios y un músico de Conservatorio: Stefania Marrone, Cosimo Severo, Iscra Venturi y Fabio Trimigno. En 2004 se trasladaron a Manfredonia y cuatro años más tarde asumieron la gestión del teatro municipal. Allí han desarrollado una trayectoria muy aplaudida tanto en el campo del teatro para adultos como en el infantil y juvenil. Aunque... «Para nosotros no hay diferencia entre uno y otro, y no lo decimos por quedar bien. Si haces buen teatro para niños o para jóvenes, dándole a cada obra la profundidad que requiere, tienes muchas posibilidades de que guste a todo tipo de público. En realidad, la única diferencia que veo es en la educación. El público adulto, si algo no le gusta, puede incluso disimularlo; los niños, si algo no les gusta, te lo hacen saber de inmediato».

Quisieron hacer ‘Las aves’ porque «es muy actual». «En el fondo habla de cosas que están pasando ahora en Italia y en Europa, de cómo quieren que antepongamos el ‘nosotros’ al ‘los demás’. Nuestros espectáculos siempre son una fusión de muchas cosas, y en ‘Las aves’ nos hemos permitido algunas licencias. El argumento es el que es, pero no seguimos fielmente el texto. Es un artificio creado por adolescentes y son ellos los que le dan verdadero sentido a la obra. En escena, no son adolescentes que actúan e interpretan, sino que simplemente son. En Italia fueron ellos los que decidieron el final de la obra», resumía ayer Cosimo Severo.

A los veinte chavales que iniciaron ayer los ensayos (todos los días, de 17.00 a 20.00, el sábado, también por la mañana) se sumarán en las próximas horas una decena de italianos que ya han representado la obra en su país. Y, además, una veintena de voces del coro Amici Musicae juvenil. Porque en estas ‘aves’, como en todas las obras de la compañía italiana, la música es muy importante. «El teatro tiene que volver a ser lo que era en la antigua Grecia –reclama Severo–. Un rito colectivo»

Etiquetas
Comentarios