Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y cultura

Enate muestra el arte del vino en la Caja Rural de Aragón

Pepe Cerdá es el comisario de una exposición variada de una cincuentena de piezas que recogen etiquetas, dibujos y pintura

PRESENTACION DE LA EXPOSICION ' EL ARTE DEL VINO , EL VINO DEL ARTE ' / SEDE DE BANTIERRA ( ZARAGOZA ) / 24/09/2019 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Pepé Cerdá, comisario de la muestra, con obras de Javier de Juan, Mapi Rivera y Eva Armisén.
Oliver Duch.

‘El arte del vino. El vino del arte’ es una muestra, comisariada por el pintor y escritor Pepe Cerdá, que se exhibe desde hoy en las tres salas de la Fundación Caja Rural de Aragón, en el Coso, en el antiguo Casino Mercantil. El director José Antonio Artigas dijo que le hacía mucha ilusión colgar una exposición tan importante que mezcla el arte y la agroalimentación, una fusión perfecta que tiene mucho que ver con los principios de la entidad bancaria.

Ana Gallego, responsable de Enate, dijo que “el arte ha sido nuestra columna vertebral, el eje” sobre el que ha pilotado la historia de la bodega desde que en 1992 le encargaron una etiqueta al oscense Antonio Saura, en un tiempo en que él hacía el mural ‘Elegía’ para la Diputación de Huesca.

Pepe Cerdá recordó que había tenido que elegir entre 350 obras de la colección Enate, que ha hecho un gran collage de pintores, técnicas, movimientos y características, con algunas de sus consideraciones: niega el progreso en el arte, elimina la diferencia entre arte abstracto y arte figurativo, y defiende, con Cézanne, que “la pintura es verdad. He tenido en cuenta dos factores: el dibujo y la pintura. El dibujo es el mapa, las fronteras, y la pintura es el territorio”.

Agregó también que pensaba, con Gombrich, el gran historiador del arte, que “los humanos han desarrollado una enzima especial que les permite admirar el arte”, y matizó que “las artes serían el fermento de las almas”.

La muestra consta de cuatro partes, o de tres y un preámbulo: una breve colección de la palabra Enate, escrita por Broto, Subirachs y Mira, entre otros. Luego, en la sala más extensa, abovedada, está dedicada a las etiquetas con sus correspondientes botellas; la aventura empieza con Antonio, que escribe ‘Enate’ y hace etiqueta, y sigue con Chillida, Tàpies, Beulas, Mira, Broto, Rafael Canogar, Jaume Plensa o una espectacular obra del finado Alberto Carrera Blecua, entre otras piezas.

En la segunda sala, Pepe Cerdá ha hecho una apuesta el dibujo y por algunas debilidades suyas y obras que nos e habían expuesto fuera de la bodega-museo de Enate: como dos piezas de Javier de Juan, un artista de la movida madrileña, “excepcional”, algunos dibujos de Ignacio Mayayo y de Vicente Badenes, “Badenes es como un artista secreto de gran calidad”, y también hay obras de los dos hermanos Saura, Antonio y Carlos, “que dialogan entre sí”, de Mapi Rivera o Eva Armisén, y cuatro dibujos de Eduardo Arroyo, que incorporan la palabra ‘Enate’.

La última sala es la de la pintura. Cerdá ha seleccionado obras de Lucio Muñoz, Natalio Bayo, Vicente Pascual Rodrigo, Jon Landa, Roberto Coromina, Salvador Victoria, Alfonso Ascunce o de sí mismo, que cuelga una obra de su serie ‘Pintura de historia’.

La muestra - “una de las pinacotecas más importantes de España de España de arte contemporáneo”, según sus responsables- permanecerá en las salas hasta el 22 de noviembre.

Etiquetas
Comentarios