Ocio y Cultura

El policía zaragozano Luis Esteban publica 'Moroloco', una novela negra sobre el narcotráfico en el Estrecho

Es la cuarta obra del actual comisario jefe de Salamanca, quien se popularizó en los hogares españoles tras ganar el rosco en 'Pasapalabra'. 

El policía Luis Esteban publica 'Moroloco'.
El policía Luis Esteban publica 'Moroloco'.
 

Luis Esteban (Zaragoza, 1972), conocido y reconocido por su labor de servicio en la Policía Nacional y también por su participación en 'Pasapalabra', donde ganó en 2015 el rosco y 354.000 euros, acaba de publicar su nueva novela: 'Moroloco'. 

Se trata de una novela policíaca sobre el rey de los narcos del Estrecho de Gibraltar y el mayor traficante de hachís de Europa. Y aunque es una obra de ficción, Luis Esteban, que en la actualidad es comisario jefe en Salamanca, sabe de lo que escribe, puesto que estuvo destinado como comisario de la Policía Nacional de Algeciras hasta hace unos meses. 

"La novela -cuenta Luis Esteban a HERALDO- se gestó como consecuencia natural de lo que observé en Campo de Gibraltar durante el tiempo en que ejercí como comisario jefe de Algeciras. Allí pude comprobar cómo los compañeros de la Policía Nacional libraban una batalla sorda y desigual contra el crimen organizado, firmemente establecido en la comarca". Y es que, según asegura Luis Esteban, "el narcotráfico en Campo de Gibraltar no tiene parangón con ninguna modalidad delictiva en ninguna zona de Europa".

Luis Esteban recuerda que el arraigo social del contrabando (ya en el siglo XIX se registran tiroteos entre pasadores de mercancía proveniente de Gibraltar y fuerzas de seguridad españolas), la alta tasa de paro y la cercanía a Marruecos (máximo productor africano de hachís) hacen de Campo de Gibraltar un lugar idóneo para la proliferación del tráfico de drogas. "Por fortuna, y esto debe destacarse, el tenaz compromiso de los agentes desplegados en la zona junto con una serie de buenas decisiones adoptadas por los órganos directivos de la Policía Nacional están consiguiendo debilitar a las organizaciones delictivas asentadas en la comarca y restaurar la normalidad".

El zaragozano ha dedicado "un año de trabajo y centenares de horas robadas al sueño" a escribir 'Moroloco'. Pero el esfuerzo ha merecido la pena: "Estoy muy satisfecho con el resultado, creo que el haber estado inmerso en el contexto que narro me ha facilitado mucho la labor y hace que el texto sea verosímil y el lector se ubique con naturalidad en el escenario". 

Pero, ¿qué hay de realidad y de ficción en su última obra? "Como digo en el prólogo, la trama es fruto de mi imaginación, aunque el entorno descrito se corresponde de forma bastante fiel con la realidad". Según asegura, su paso por la comisaría de Algeciras ha sido una experiencia "apasionante e impagable". "En ese destino he conocido en profundidad hasta dónde alcanzan los tentáculos del crimen organizado, cuya capacidad de acción es inquietante y al que debemos mantener embridado para que no debilite los cimientos del estado de Derecho". 

Pero lo que destaca especialmente el comisario escritor es que ha tenido "el honor de dirigir a un grupo humano extraordinario" que ha batallado "con decisión pero a veces sin gloria contra un peligroso enemigo que, por momentos, parecía invencible". No ahorra elogios hacia los agentes que encontró en ese destino. "Esos hombres y mujeres, esos policías nacionales, forman parte esencial del lado luminoso de España. Son ellos quienes están consiguiendo lo que hace unos años se antojaba casi imposible: doblegar al crimen organizado y restablecer el principio de legalidad y la autoridad del Estado en la zona". 

No obstante, Luis Esteban llama a no confiarse: "El crimen organizado se repliega, cambia de tácticas, se desplaza, pero nunca se rinde. Campo de Gibraltar, por los factores que antes reseñé, será siempre un imán para sus intereses. Los grupos mafiosos han sufrido serios reveses, pero no han desaparecido. Permanecen agazapados, expectantes, acechando la oportunidad de recuperarse y volver a hacerse con el control de la comarca. No obstante, cuando lo intenten se encontrarán enfrente a unas fuerzas de seguridad con la moral muy alta y una dilatada y exitosa experiencia en el combate contra la criminalidad organizada". 

Esta es la cuarta novela negra de este comisario de la Policía Nacional, después de 'El inspector que ordeñaba vacas', "La vida contra las cuerdas' y 'El río guardó silencio', esta última ambientada en Zaragoza durante unas fiestas del Pilar. Licenciado en Derecho, Luis Esteban es un ávido lector desde su niñez. Ingresó en la Policía Nacional en 1995 (fue número 1 de su promoción). Ha sido jefe de Operaciones de Huelva, jefe del GOES durante 10 años en Cataluña y comisario jefe de Algeciras. Dirigió la operación que permitió incautar uno de los mayores alijos de cocaína en Europa: 4.500 kilogramos. Durante su carrera ha recibido más de 170 felicitaciones públicas por su trayectoria profesional.  

Etiquetas
Comentarios