Despliega el menú
Ocio y Cultura

El Bajo Aragón aprovecha el mes de agosto para presumir de su gran legado ibérico

‘Iberízate’ ofrece actividades en torno a la que es la mayor densidad de yacimientos excavados de todo el país.

El Consorcio del Patrimonio Ibérico de Aragón organiza numerosas actividades.
El Consorcio del Patrimonio Ibérico de Aragón organiza numerosas actividades.
Heraldo.es

Aunque el Consorcio de Patrimonio Ibérico de Aragón trabaja todo el año, es ahora en agosto, cuando al Bajo Aragón llegan los turistas y otros regresan a casa para las vacaciones, el momento de aprovechar para sacar pecho de un legado único: en una zona de alrededor de 50 kilómetros de radio desde Alcañiz se reúne la mayor densidad de yacimientos ibéricos excavados de toda España. Hay 20, de los cuales 12 cuentan con su propio centro de interpretación.

Estos días, los de Azaila, Foz de Calanda, Calaceite, Valdetormo, Oliete, Cretas, Alloza, Mazaleón, Caspe, Alcorisa, Alcañiz y Andorra registran una actividad extra. La de la campaña ‘Iberízate en agosto’, que propone charlas, conferencias, degustaciones y hasta espectáculos de títeres sobre una época de la historia de España que, aunque se extendió a lo largo de siete siglos, no tiene una presencia en el imaginario colectivo tan fuerte como, por ejemplo, la romana.

"Los romanos tuvieron mucha influencia, llevaron a cabo obras monumentales, pero en el Bajo Aragón se ha conseguido que haya conciencia social entre la población local sobre el valor del patrimonio histórico ibero", dice José Antonio Benavente, gerente del consorcio, creado en 2007, y del que forma parte el Gobierno de Aragón, las diputaciones provinciales de Zaragoza y Teruel, cinco comarcas y 12 ayuntamientos de la zona.

Igualmente, el pasado íbero permite mirar al futuro porque, explica Benavente, "la idea es que el trabajo del consorcio esté ligado al desarrollo cultural" en su más amplio espectro: "al medio natural, a la gastronomía y creando empleo".

El Bajo Aragón fue escenario de parte de la segunda Guerra Púnica, en el siglo III a. C., una época de la que quedan vestigios únicos. Es el caso de las necrópolis ("de lo que más sorprende a los visitantes", dice Benavente) o imponentes fortificaciones, de las mejor conservadas de la península, con una torre de 13 metros y murallas ciclópeas.

Aunque Benavente reconoce que, después de 12 años de la creación del consorcio, toca darle un "repaso" al mantenimiento de los yacimientos, la entidad ha sido vital a la hora de sacar del olvido, señalizar, limpiar y sostener un patrimonio que salió a la luz a comienzos del siglo pasado gracias, primero, a la labor del arqueólogo catalán Pere Bosch Gimpera, quien excavó muchos yacimientos entre 1915 y 1925. Una tarea que se vio complementada por el cura alcañizano Vicente Bardaviú, quien trabajó junto a otro arqueólogo de renombre: el francés Pierre Paris. Su entrega "dejó un conjunto excepcional en el siglo XXI", recuerda Benavente. Del que los habitantes de la zona siguen siendo deudores y custodios.

La siguiente cita con Iberízate es este viernes en los bajos del ayuntamiento de Alloza, con los títeres de ‘El misterio de Zaldi’, sobre un caballo ibero. Un espectáculo que se repetirá el día 23 en la plaza de España de Caspe.

Etiquetas
Comentarios