Despliega el menú
Ocio y Cultura

literatura

Silvia Ibáñez: “A pesar de que más de 100 editoriales me dijeron que no, no me rendí”

La autora zaragozana publicará el próximo mes de noviembre su sexta novela, ‘Los recuerdos del olvido’, con grupo Planeta.

Silvia I. Cambra en la plaza de Los Sitios de Zaragoza.
Silvia I. Cambra en la plaza de Los Sitios de Zaragoza.
Camino Ivars

Como buena aragonesa, la zaragozana Silvia Ibáñez Cambra tenía muy claro que quería dedicarse a la literatura desde muy joven. Hoy, con 33 años, y tras haber luchado e insistido mucho, la autora se encuentra a punto de publicar la que será su sexta novela, ‘Los recuerdos del olvido’, en este caso con la editorial Planeta.

A pesar de que reconoce que “detestaba” leer en el instituto, con tan solo 16 años una historia comenzó a rondarle la cabeza. El resultado sería su primera novela, una obra no publicada de más de 100 páginas. “A raíz de ese momento nuevas tramas comenzaron a volar por mi cabeza y hasta que no las escribía no dejaba de pensar en ellas”, asegura. Según reza la biografía que aparece en la web de la editorial, es una escritora que se mueve en el subgénero del drama y el misterio y que “domina la narrativa con una soltura digna de admiración”.

Se inició oficialmente en el mundo de las letras con la novela ‘El cementerio de los reflejos', a la que le seguiría su segundo título, ‘El cementerio de la miseria'. Ambos con una pequeña editorial de Huelva ya extinta, Ajec. “Llegué gracias a un foro de internet y nada más enviarles el primer libro me dijeron que les había encantado. Para mí fue muy importante porque llevaba meses escribiendo a todas las editoriales de España. A pesar de que más de un centenar me respondieron que no estaban interesadas, no me rendí”, afirma.

Por aquel entonces tenía tan solo 20 años pero las ideas muy claras: “Sabía que iba a ser escritora tarde o temprano, no iba a dejar que me afectasen las negativas”. Después publicaría ‘El hada de azúcar’, con editorial Abecedario, y justo antes de recibir una llamada que lo cambiaría todo. “Cuando me dijeron que les había encantado mi novela no me lo podía creer”, afirma.

Con Planeta, Ibáñez tendría la oportunidad de publicar sus novelas en formato e-book, algo totalmente nuevo para ella. Hasta la fecha han visto la luz ‘La historia soñada’ y ‘El cementerio de los recuerdos rotos’, mientras aguarda la publicación de la que será su sexta novela, de nuevo en soporte digital, ‘Los recuerdos del olvido’. “Al principio era bastante reacia al libro digital pero pronto vi todas las ventajas. En un e-book puedo llevar más de 5.000 obras, los libros son más baratos y es súper cómodo”, reivindica.

En cuanto a sus novelas, asegura que se tratan de obras independientes. “Todos ellos tienen en común varias cosas, por un lado se desarrollan en Zaragoza y principalmente en épocas cercanas a la Guerra Civil”, asegura Ibáñez.

Hoy, la autora asegura sentirse “muy afortunada de haber visto cumplir un sueño tan complicado como el publicar mis propias novelas”. Por eso, y a pesar de las tremendas dificultades, afirma que es imprescindible, aparte de tener una buena historia, no rendirse nunca: “Imagina que yo hubiera creído cada negativa, no habría seguido buscando. Muchas veces no llegan a leer la obra. En este mundillo, si de verdad confías en tu trabajo, no hay que valorar la opinión de una tercera persona por encima de la de uno mismo”, afirma.

Pero, ¿cuáles son las claves para dar con una buena historia de ficción? En su opinión son tres: “Ofrecer una narración que enganche al lector desde el minuto uno, unos buenos personajes y una historia cerrada. Sin eso no tienes nada”.

Autora digital

Aunque reconoce que al principio le costó, en cierto sentido, deshacerse del concepto más tradicional de la literatura, hoy se alza como una férrea defensora de este soporte que, además, favorece al autor. “Cuando publicas un libro en papel el beneficio se reparte entre el autor, el editor, la librería y el distribuidor. Sin embargo, en el formato e-book se reparte solo entre los dos primeros. Aunque el precio es inferior sales ganando”, opina Ibáñez.

“Hoy, la mayoría de los jóvenes son nativos digitales, muchos de ellos han perdido la costumbre de leer prensa en papel o consultar libros, es una realidad a la que vamos a tener que adaptarnos”, concluye la zaragozana.

Etiquetas
Comentarios