Despliega el menú
Ocio y Cultura

cine

Natalia de Molina: "El guión de ‘Las niñas’ me llegó al corazón"

La ganadora de dos Goya protagoniza la ópera prima de la aragonesa Pilar Palomero, que se rueda estos días en Zaragoza

Pilar Palomero, Andrea Fandos y Natalia de Molina en el rodaje de 'Las niñas' en Zaragoza
Pilar Palomero, Andrea Fandos y Natalia de Molina en el rodaje de 'Las niñas' en Zaragoza
ARANZAZU NAVARRO

En el set de rodaje de la película ‘Las niñas’, ópera prima de la directora zaragozana Pilar Palomero, destacan los pósters de Héroes del Silencio y de Niños del Brasil. "Un reflejo de la vida cultural de Zaragoza en aquel año 1992, cuando lo que queríamos era arrancarnos el uniforme del colegio y bailar esa música", recuerda Palomero. De eso se trata su película, de las ataduras y contradicciones que tenían que afrontar las niñas en aquellos primeros años de los 90, "cuando la sociedad caminaba ya hacia la modernidad pero en casa y en la escuela perduraban mentalidades del pasado".

En el instituto Miguel Servet de Zaragoza se ruedan estos días varias secuencias de ‘Las niñas’, que protagoniza la actriz Natalia de Molina, ganadora de dos premios Goya por los filmes ‘Techo y comida’ (2015) y ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ (2013). Según Molina, "el guión de ‘Las niñas’ me conmovió, me llegó al corazón porque es una historia muy cercana. Veo en el filme muchas de las dificultades a las que se tuvieron que enfrentar mis tres hermanas y que también me llegaron a mí, las de una sociedad cuyos mensajes impiden a las niñas ser y pensar por sí mismas".

La película cuenta la historia de Celia (Andrea Fandos), una niña de 11 años que estudia en un colegio de monjas en Zaragoza y que vive con su madre. Cuando llega a su clase una nueva compañera, Celia descubre otra realidad "y se ven entonces esos contrates que se vivía en cada casa en ese momento, los mensajes tan distintos que recibían niños de niñas y qué mochila sobrellevan las madres de hoy, educadas en esa época", resume Molina.

Rodaje en Zaragoza

Durante tres semanas, el equipo rodará en el instituto Miguel Servet las escenas que corresponden a ese colegio de monjas. "La Zaragoza de los 90 se plasma en distintas localizacines. Hemos rodado en Torrero, en el parque Grande, en el parque Pignatelli, en la discoteca Green... Hemos buscado escenarios que mantengan la estética de entonces. Una ciudad todavía conservadora pero que se encontraba inmersa en uno de sus mejores momentos culturales", destaca la directora.

Andrea Fandos, de 11 años, interpreta a Celia, la niña protagonista. Se trata de su primera película, aunque ya ha rodado el cortometraje ‘La comulgante’. "Conocer a todo el equipo ayuda a sentirte a gusto y a trabajar delante de una cámara -asegura-. Para mí es muy importante el apoyo de Natalia, que interpreta a mi madre. Me da confianza y estoy aprendiendo mucho de ella". De hecho, destaca la relación de complicidad entre Natalia de Molina y Andrea Fandos, «que han conectado desde el primer día y han forjado una amistad, lo que se refleja en la película», dice Pilar Palomero.

Primer largometraje

La directora zaragozana es autora de cortometrajes como ‘La noche de todas las cosas’ y del mediometraje ‘Zimsko Sunce’. Para su primera película larga cuenta con un presupuesto de 1.200.000 euros y el apoyo en la producción de Valérie Delpierre, de Indicia Films, que está detrás de filmes de éxito como ‘Verano del 93’. Cuando Palomero contó su proyecto a Delpierre, la productora quedó prendada del tema y decidió impulsar la película. Después, entró también en el proyecto Álex Lafuente, de Bteam Prods, productor de ‘La novia’, dirigida por la zaragozana Paula Ortiz, y de ‘Entre dos aguas’. "Me siento muy respaldada en esta película, no me puedo imaginar un escenario mejor -asegura-. Es mi primer largo, pero el apoyo de la productora está siendo total y ayuda sentir que confían en tu proyecto".

En la película participan además niñas zaragozanas como extras, que fueron invitadas a participar a través de un castin público. "Creo que vimos a más de mil niñas, lo que también me ayudó a matizar el tema de la película -concluye la directora-. Niñas que han nacido años después y que han podido sentirse más libres pero que también, como me dijeron, sufren ese bloqueo educativo, que todavía perdura".

Etiquetas
Comentarios