Ocio y Cultura

museos

Sergio Blanco Izar es el nuevo director científico del Alma Mater Museum de Zaragoza

Hijo de los artistas Pascual Blanco y Encarnación Izar, y párroco de San Felipe, sustituye a su maestro Domingo Buesa.

Sergio Blanco Izar es el nuevo director científico del Alma Mater Museum de Zaragoza
Sergio Blanco Izar es el nuevo director científico del Alma Mater Museum de Zaragoza
Guillermo Mestre

Sergio Blanco Izar (Zaragoza, 1972) es el nuevo director científico del Alma Mater Museum de Zaragoza desde el pasado 30 de abril, fecha en que el arzobispo de Zaragoza Vicente Jiménez Zamora firmó su nombramiento. Sustituye al historiador Domingo J. Buesa.

"Creo que ya era hora de un relevo absolutamente natural. Sin conflictos. Llevaba 36 años en el cargo. Exagerando un poco, podría decir aquello de que empezamos con un armario y ahora tenemos un imperio. Era el momento, además, de iniciar una nueva trayectoria cultural en ese espacio. Y mi sustituto se ha preparado a conciencia para el puesto. Por otra parte, yo ahora me marcho a Salamanca a dar clases de Mariología y Pilarismo", dice Domingo Buesa, que es el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis.

Sacerdote, actual párroco de San Felipe, rector de la Iglesia de la iglesia de Santa Isabel de Portugal y arcipreste del Arciprestazgo centro, Sergio Blanco Izar es hijo del pintor y grabador Pascual Blanco, Premio Aragón-Goya de 1998, y de la pintora Encarnación Izar, ambos ya fallecidos. Posee un máster en Gestión del Patrimonio Cultural de la Iglesia por la Universidad Ramón Llull de Barcelona. "Asumo la tarea con ilusión y responsabilidad, agradeciendo al arzobispo su confianza y liderazgo", explica a HERALDO. "Me siento preparado y animado para este nuevo desafío. Cuento con un equipo fabuloso tanto en la delegación de Patrimonio como en el propio museo", matiza.

Desde el Arzobispado explican las nuevas propuestas que se desean desarrollar en el Alma Mater: "Hemos enriquecido la oferta de actividades con el objetivo de convertirnos en un museo moderno, entendiendo como parte indispensable de la modernidad la democratización de la cultura. Queremos convertir el museo en un espacio de diálogo y construcción personal. Así, además de las visitas guiadas y los talleres infantiles, que hemos venido desarrollando en los años previos, incorporamos a nuestra programación más de 80 actividades, entre las que figuran talleres en familia, talleres para adultos, visitas panorámicas por la ribera del Ebro, y una línea de actividades específicas que se enmarcan dentro del proyecto Resiliartes, concebidas para personas en peligro de exclusión social por tener limitaciones físicas, psíquicas y/o sociales", explican.

Arte, patrimonio y Evangelio

En esa línea desea operar Sergio Blanco. El Alma Mater Museum se inauguró el 11 de diciembre de 2011 y registró 17.300 visitas en 2018. "En primer lugar, quiero dar continuidad al proyecto cultural de la diócesis de Zaragoza, que cuenta con un museo de referencia en España. Querría potenciar la evangelización a través del arte: cómo hacer llegar el mensaje del Evangelio a la ciudad de Zaragoza, y a todos sus visitantes, mediante el patrimonio cultural", dice el nuevo director.

Sergio Blanco, que desconcertó un tiempo a su padre ("Yo soy agnóstico y me ha salido un hijo cura", solía decir Pascual Blanco a algunos amigos, en la intimidad de su taller, con humor), tiene palabras de recuerdo y de gratitud para su antecesor. "Quiero agradecer a Domingo Buesa, mi antecesor, su excelencia, profesionalidad y entrega durante todos estos años".

Tampoco se olvida de su progenitor. "Mi padre me abrió una sensibilidad por lo artístico que me acompañará siempre. Por él, estoy en deuda con el mundo del arte, por eso me siento especialmente motivado ante esta nueva responsabilidad". Sergio Blanco, además de la dirección científica del Alma Mater Museum, es vicedelegado episcopal de Patrimonio cultural y presidente de la Comisión Diocesana de Patrimonio, de la que ya era miembro.

Etiquetas
Comentarios