Ocio y Cultura

HISTORIA

El tío de José Luis Moreno al que todos recuerdan en Estados Unidos pero no en España

El señor Wences (Wenceslao Moreno) fue uno de los ventrílocuos más famosos de América gracias a sus habilidades circenses y a sus personajes, que a veces creaba empleando tan solo su puño

El señor Wences, con uno de sus muñecos más famosos, Johnny, hecho con su propio puño.
El señor Wences, con uno de sus muñecos más famosos, Johnny, hecho con su propio puño.
Youtube

Nació en Salamanca y quiso ser torero, pero acabó yendo por otros caminos que le acabarían conduciendo a la fama como ventrílocuo en Estados Unidos. La historia de Wenceslao Moreno (Peñaranda de Bracamonte, 1896) es tan insólita como desconocida en España, donde fue su sobrino quien despuntó: José Luis Moreno.

Wenceslao comenzó dedicándose a la tauromaquia, pero una cogida en la plaza le obligó a cambiar de oficio y a ejercitar su brazo para recuperar la movilidad. Así comenzó a dedicarse a los malabares, descubriendo una gran habilidad que combinó con su capacidad para imitar voces y hablar con el diafragma. 

Pronto adoptaría su nombre artístico: señor Wences, y saldría de gira por Europa y Estados Unidos, donde encontró aplausos y reconocimiento hasta tal punto que parte de la calle 54 de Manhattan lleva su nombre y una de sus frases todavía resuena en la cultura popular norteamericana: "S'awright" (una forma acortada de decir "está bien"). 

Sin embargo, la fama le fue esquiva en España. El archivo público de RTVE solo conserva una actuación suya: una intervención en 'Fantástico', de José María Íñigo, en septiembre de 1979. Puede verse a partir del minuto 44 cantando 'junto a' sus muñecos y adaptando su famosa frase al castellano como un "Ta bien":

En esa actuación en el Estudio 1 de TVE aparece uno de sus personajes más famosos, Pedro, que consta solo de una cabeza en una caja. Pedro surgió de otro accidente cuando, en 1936, uno de sus muñecos se rompió irremediablemente mientras Moreno viajaba en tren hacia Chicago para una actuación. Ingeniosamente, decidió poner la cabeza del títere -la única pieza que se había salvado- en una caja y cambiar su voz en función de si esta estaba cerrada o abierta.

Pero su fama aumentó realmente con la llegada de la televisión, cuando Wences empezó a actuar en los famosos 'late nights' estadounidenses. En 'El show de Ed Sullivan', uno de los más importantes junto al de Johnny Carson, el ventrílocuo llegó a aparecer hasta 23 veces entre 1950 y 1971. Sullivan le escogió en persona para actuar en su programa. 

Como Carson, un Johnny también era uno de los personajes más conocidos de Wences. En el mismo escenario, el ventrílocuo se pintaba unos labios entre los dedos pulgar e índice, añadía una peluca y dos ojos a su puño y ya contaba con un compañero con el que hablar. Su falsetto era muy aclamado, y pocas veces se habrá escuchado en al televisión norteamericano cantar a un puño. 

Otro personaje conocida era la gallina Cecilia, a la que le preguntaba "¿Qué es este huevo?", y ella respondía "Mi hijo". "¿No tu hija?", le replicaba Wences. "Yo conozco mis asuntos", respondía el animal desafiante. El final de sus números solía implicar a dos o más de sus muñecos, con los que el señor Wences conversaba al mismo tiempo.

Además de elaborar sus propios muñecos, Wences destacó por fumar o beber mientras sus muñecos seguían 'hablando'. Una habilidad a la que añadió los malabarismos que aprendió al inicio de su carrera, siendo uno de sus números más populares hacer acrobacias con platos sobre palos mientras sus criaturas le pedían, por favor, que tuviera cuidado. No se les fueran a caer encima.

Moreno continuó en el mundo del espectáculo durante casi toda su vida, retirándose en su cumpleaños número 100. Tras él dejó decenas de actuaciones en televisión, centenares en vivo y varios anuncios comerciales. Incluso grabaron una canción con las frases más conocidas de sus personajes para que quedaran en el recuerdo todos ellos: Johnny, Pedro, Cecilia y, por supuesto, el propio señor Wences.

Etiquetas
Comentarios