Ocio y Cultura

música

"Trending Tropics es un canto de amor a la música" latina, alternativa y sin prejuicios

El puertorriqueño Eduardo Cabra se alía con el dominicano Vicente García en el dúo musical que llega hoy a Pirineos Sur. 

Eduardo Cabra (de gris) y Vicente García (de negro) forman el dúo Trending Tropics.
Eduardo Cabra (de gris) y Vicente García (de negro) forman el dúo Trending Tropics.
HA.

Durante dos décadas, Eduardo Cabra ha respondido al nombre de Visitante en el entorno artístico. El 50% de Calle 13 actuó en Lanuza como parte del vigesimocuarto Pirineos Sur hace apenas cuatro años, en la gira que marcó el ¿hasta luego? ¿adiós definitivo? del fraternal combo puertorriqueño, una sensación irrepetible en el horizonte de la música latina alternativa. Irrepetible, además, por convencimiento; a Cabra le va la reinvención, y ha encontrado en el dominicano Vicente García (ambos coleccionan premios Grammy Latinos) el aliado perfecto para su última aventura, Trending Tropics. El proyecto tiene disco desde hace casi un año, que va mostrando por doquier; música vibrante, desprejuiciada, con los ritmos del trópico y las máquinas en perfecta simbiosis junto a una pléyade de invitados; entre ellos, por cierto, está Vetusta Morla. Este lunes (22.30), Eduardo y Vicente muestran el invento (con cantante robótico, Elle) en el escenario que tiene en Sallent el festival Pirineos Sur.

Eduardo Cabra no quiere atribuirse la paternidad exclusiva de la idea; es el 50%. "Esto es algo que viene de ambos, de Vicente y de mí. Un trabajo ecléctico en el que hemos intervenido por igual, aunque cada cual tuviese su tarea. Aunque haya diferentes intérpretes, cada pieza se siente parte de un todo. Y no ha sido un problema llevarlo al escenario; la pieza comodín sería el robot, pero no es protagonista de la propuesta. La idea es rompedora y entendemos que es importante su reflejo escénico".

La dupla fortaleció su relación profesional con el primer disco en solitario del dominicano, ‘A la mar’, en el que Eduardo trabajó como productor. "Salió muy bonito, y aquello nos dio la oportunidad de conocernos personalmente; empezó a surgir esta idea poco después, y el hecho de meter algo más de electrónica nos sacaba de nuestra área habitual de expresión. Se trataba de construir con una idea base y saber a dónde queríamos llegar con cada pieza. El de Trending Tropics es un canto de amor a la música; se trata del tercer disco en el que trabajamos juntos Vicente y yo en apenas cuatro años; somos gente inquieta y ha resultado fácil trabajar hasta ahora".

Una de las vocalistas del disco, Ilé, estuvo ya en Pirineos Sur; además, es hermana de Eduardo. Lo de Vetusta Morla fue un avatar de la vida. "Ella es nítida, puede entrar en cualquier género con facilidad. Lo de Vetusta vino de que Pucho se subió una vez con Calle 13 en un concierto e hicimos amistad. Era importante también la representación de este lado del océano en el disco, y el trabajo de Vetusta Morla es memorable; además, hacen las cosas de corazón. Con ellos hicimos como con los demás invitados: grabamos con ellos en sus lugares de origen; todos tienen como denominador común la pasión que sienten por la música".

Docente, en ocasiones

Eduardo Cabra ejerce ocasionalmente la docencia musical con cursos y clases magistrales. "He dado muchas conferencias en los tres o cuatro últimos años, es algo que forma de pronto parte de mi vida. En Berklee Valencia viví algo muy especial: asistí a varias clases, opiné, di una charla a los estudiantes latinoamericanos en el campus… nos salimos un poco de lo teórico para caminar en un terreno orgánico, y lo disfruté mucho. Empecé a estudiar a los 6 años el piano; cuando arranqué a dirigir una banda y me tiré a la calle a buscarme la vida tenía 15 años, así que llevo 25 en esto. Les conté a los muchachos mis vivencias, y les anticipé algunas cosas: aquello con lo que chocarán cuando salgan del campus, las interioridades de la industria de la música. Yo defiendo la música a muerte, pero hay que velar por el negocio; estudié contabilidad y programación de computadoras y eso me ayuda a la hora de correr esta maratón. Hay que mirar a diez o veinte años vista; personalmente quiero seguir en activo, tocando. Para seguir adelante aplico un poco de humor negro, porque lidiar con la industria es complicado; yo me lo tomo como un reto, y en vez de quejarme trato de empoderarme, aprender a jugar con las situaciones".

Sobre Calle 13

Cabra asume que las preguntas sobre Calle 13 siempre estarán ahí mientras el grupo siga en barbecho. "Hace 4 años acabó media grada en el agua, todos vueltos locos… fue muy divertido. Ahora vamos a Sallent, escenario más chico, y estará bien, seguro. René y yo estamos cada uno a nuestro aire, tratando de proponer lo que creemos que es correcto. Ahora mismo no veo posible ese momento del retorno, son muchas las cosas que pasaron, muchos cambios de perspectiva; ahora todo está bien, se hizo lo que se tenía que hacer, se paró en un momento perfecto".

Etiquetas
Comentarios