Ocio y Cultura

sociedad

Famosos a los que el verano les sienta fatal

Toñi Moreno se hace un corte profundo, Pablo Motos se achicharra bajo el sol de Valencia. El estío tiene también una cara B y parece ser la estación de los percances.

Motos, sonrosado como un cangrejo.
Motos, sonrosado como un cangrejo.
HA.

Tantos meses esperando a que lleguen las vacaciones, para que luego se conviertan en el momento más sufrido del año. Y es que el verano también tiene su ‘cara B’. Durante la infancia, lo normal es que los veranos no sean azules sino morados (por los continuos porrazos). Para los niños suele representar la estación de las tiritas y la mercromina... Y ya de mayores, nadie está a salvo. Ni siquiera los famosos, a quienes el aire libre y el excesivo relax a menudo les juegan muy malas pasadas. Es el caso de Pablo Motos, que se ha achicharrado bajo el implacable sol de Valencia y ahora parece la gamba de una paella. Cangrejito le han apodado sus seguidores.

Mientras soporta un ‘socarrat’ en la espalda que hace aullar solo con verlo, Motos ha tenido el cuajo y el buen humor de propagar su insolación por las redes. En el vídeo que publicó hace unos días en su cuenta de Instagram ironizaba amargamente sobre los efectos colaterales de ciertas cremas solares... "Hola, quería deciros que tenéis que poneros protección 50 para que no os queméis", aconsejaba con sonrisilla sardónica el abrasado presentador, para luego añadir: "Mira cómo voy, protección 50"... Y entonces se abría el cuello de la camiseta para dejar a la vista su enrojecida pechuga. "Parezco el tercero de los Morancos. Si me da un poquito más el sol, exploto como una rata de ‘Stranger Things. Gracias, protección 50", remataba resentido el conductor de ‘El hormiguero’.

Unos fans le han recordado que los filtros solares se deben aplicar cada poco tiempo y otros, que el sol es incompatible con su piel de pelirrojo. Pero Motos se ha empeñado en recorrer en lancha neumática todas las calas y cuevas marinas de su tierra natal.

Toñi Moreno, en Urgencias

Toñi Moreno no ha necesitado ponerse al sol para acabar en Urgencias. Tras anunciar orgullosa su primer embarazo, la presentadora, de 46 años, volvía poco después a las redes para compartir con sus seguidores su percance veraniego... La foto de su mano izquierda vendada y el ‘hashtag’ "#CuchillosAsesinos" parecen indicar que la gaditana se ha rebanado el pulgar cocinando. O tal vez cortando jamón.

Lo de Juan Betancourt podría haber sido más grave. El modelo cubano, exnovio de Rocío Crusset, a su vez hija de Mariló Montero y de Carlos Herrera, ha tenido esta semana un accidente de moto que podría haberle provocado una lesión en un brazo. Y justo el día en el que tenía previsto acudir al estreno de ‘El rey león’ en Madrid. Betancourt había estado días antes en el festival Mad Cool con Andrea Duro, su actual pareja. Pero, si Instagram no engaña, ella se encontraba ya en Nueva York cuando su chico sufrió el accidente.

Otro que no gana para sustos este verano es el chef David Muñoz, pero por culpa de su mujer, Cristina Pedroche, que es adicta a perpetrar gamberradas. La presentadora detesta que la asusten. Sin embargo, ella no se corta a la hora de aterrorizar a su marido. Esperó escondida al cocinero para sorprenderlo por la espalda cuando regresaba a casa y casi le provoca un infarto. El vídeo del alarido de un espantado David Muñoz ya es viral. "Ojito, que cualquier día te lo cargas y nos quedamos sin croquetas", le advierte una seguidora.

Etiquetas
Comentarios