Despliega el menú
Ocio y Cultura

ocio y cultura

Juan José Campanella: “He hecho una comedia negra y realista que juega con la verdad”


El director de ‘El hijo de la novia’ y ‘El secreto de sus ojos’ presentó en los cines Aragonia su nueva película: ‘El cuento de las comadrejas’

CULTURA PRESENTACION DE LA PELICULA EL CUENTO DE LAS COMADREJAS DE JUAN JOSE CAMPANELLA / 11-07-2019 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Juan José Campanella, Óscar de Hollywood por 'El secreto de sus ojos', en los Aragonia.
Aranzazu Navarro

‘El cuento de las comadrejas’ trata de Mara Ordaz, una gran diva del cine que ya está un poco olvidada por su audiencia, y que vive en una casona alejada de la ciudad, con su marido, que es un actor de segunda, que siempre vivió a la sombra, con el tipo que fue el director de sus películas y con el tipo que fue el guionista.

Los cuatro viven en un estado de cierta armonía, rellena de insultos y sarcasmos, pero han encontrado su manera de sobrevivir, cuando un día llegan dos jóvenes, emprendedores, que están perdidos, no tienen celular, y piden el teléfono. La reconocen a ella y le empiezan a decir que el público la ama, que tiene que volver, etc. En realidad, quieren quedarse con toda la tierra para hacer un complejo de habitaciones y mandar a todos a un geriátrico”, dice Juan José Campanella, que ayer presentó en los Aragonia un pase privado de la película.

Quizá nos haya contado mucho…

No, no. De esto nos enteramos de inmediato. Y ahí empieza un juego del gato y el ratón, una lucha de ingenios y de perversiones, y de trampas y mentiras, que es un muy divertida.

¿Sería una ficción ambientada en el mundo del cine?

Son más bien personas que en su vida anterior hicieron cine. Transcurre en el mundo muy real nuestro.

¿Por qué tenía una obsesión tan grande por la película de José Martínez Suárez, ‘Los muchachos de antes no usaban arsénico’, y a la vez rinde homenaje al Billy Wilder de ‘El crepúsculo de los dioses’?

Más que a Billy Wilder le diría que mi homenaje más grande es a Ernst Lubistch. Es el director de las comedias que más admiro. Ves una película y te preguntas: “¿Cómo se les ocurren esas cosas?”. Eso es algo que me gusta mucho y que veo cada vez menos en el cine. Lo que querría hacer es una de sus películas, que extraño ver, con todas las técnicas modernas de contar.

¿Es una película sobre la amistad, sobre la vejez o sobre la memoria mítica del cine?

Digamos que todos esos temas se cubren y se tocan pero el tema principal es el conflicto de los que hacen cualquier cosa para tener más y los que hacen cualquier cosa para pasarlo bien. No vaya creer que nuestros viejitos son una gente de gran estatura moral, son bastante tramposos, estamos entre el pragmatismo y el romanticismo.

Usted tiene ironía, ternura, humanidad, desnuda a los personajes en el cine, en las series, en el teatro. ¿Qué le llama, qué quiere contar en su obra?

La verdad es que yo puedo reflexionar sobre los temas una vez que la película está hecha. Mirando hacia atrás veo cosas que se repiten en mis películas, en ‘El mismo amor, la misma lluvia’, ‘El hijo de la novia’, ‘Luna de Avellaneda’, que fue mi película con mayor repercusión en Argentina, en ‘El secreto de sus ojos’, si bien las historias son distintas, unas son en torno mayor, otras en tono menor.

CULTURA PRESENTACION DE LA PELICULA EL CUENTO DE LAS COMADREJAS DE JUAN JOSE CAMPANELLA / 11-07-2019 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[FOTOGRAFOS]]]
Carlos Gurpegui, cinéfilo y periodista, conversa con Juan José Campanella en los Aragonia.
ARANZAZU NAVARRO

¿Qué asuntos se repiten?

Por ejemplo el amor de larga data, de larga duración. Hablo del amor de las parejas de años, es una cosa que me gusta mucho contar y no estaba en la obra original. Tiene que ver con una concepción de la vida en la que yo pienso que lo único lindo de madurar -yo le he declarada la guerra a la palabra envejecer, no la voy a decir nunca más en mi vida- es tener relaciones desde hace décadas tanto con amigos, con amores, con familia, y me gusta analizar qué fue de aquellos sueños, cómo cambiaron, se cumplieron o no, cuáles dejaron de ser sueños, y cuáles nos interesan, cuáles son los sueños del futuro, y sobre todo cuándo deja uno de vivir.

¿Cuándo?

Me sigo haciendo preguntas: ¿cuándo deja uno de crear para el futuro? Todos estos son temas que me obsesionan y aquí están en forma de una comedia de humor negro, con suspense. Pero están muy presentes.

¿Como ha sido trabajar con la actriz española Clara Lago, que parece que sea argentina con ese acento?

Ya tenía una experiencia anterior, donde lo había aprendido, supongo, pero es una colaboración increíble. Gente del equipo me preguntaba: “¿De dónde sacaste a esta actriz, que es tan buena?”. No la conocían del teatro independiente. Hablaba así todo el día, con acento argentino, para mantener el tono para perfeccionarlo. Nadie se daba cuenta de que era española hasta que la escucharon hablando por teléfono con España.

¿Qué pasó?

La gente estaba sorprendidísima. Lo importante es que este esfuerzo no opaque la actuación de Clara. Ella y Nicolás Francella, los jóvenes, deben hacer un gran trabajo: ellos son los antagonistas y son los que más rango tienen. Pasan del encanto a la villanía con mucho realismo. Esta es una comedia realista y negra que juega con la verdad. 

Un escritor afincado afincado en Aragón, Chema González Rodríguez, le ha dedicado un cuento en su libro 'Cuentos esféricos' (Pregunta). ¿Lo sabía?

Sí, sí. Tengo ganas de tener el libro y leer el cuento. Me hace mucha ilusión. En realidad, no me gusta tanto el fútbol, a pesar de que haya hecho en cine de animación 'Futbolín'. Soy incapaz de ver un partido entero, salvo que sea de la selección  de Argentina y no siempre. Me gusta mucho más ver las grandes jugadas, una buena selección. Me siento más de Messi que de Maradona.

Etiquetas
Comentarios