Ocio y Cultura

Opinión

Lobos y manadas

Por
  • Alejandro Santos
Los lobos de '¡Boom!' ganando el bote del concurso.
Los lobos de '¡Boom!' ganando el bote del concurso.
Antena 3

El mayor premio de la historia para los mejores concursantes de la historia. Cuando este lunes Los Lobos ganaron el bote del concurso ‘¡Boom!’ de Antena 3, Alberto, Erundino, Manu y Valentín, junto a un alucinado Juanra Bonet, se pusieron a bailar, saltar y cantar –como hizo también todo el público presente en el plató–. Ni ellos mismos se creían haberse acordado de que el golfo del Mar Báltico que separa Suecia y Finlandia es el de Botnia, ni de que Bobby Vinton popularizó en 1972 la canción ‘Sealed with a kiss’ (‘Sellado con un beso’, como recordó Alberto). Pero además de brincar y gritar, Los Lobos y Bonet también lloraron.

Lloraron de alegría, por haber ganado 6.689.700 euros tras más de dos años intentando derrotar a la bomba final y a sus rebuscadas preguntas, pero también lloraron de emoción, por el esfuerzo recompensado y por el recuerdo aún doloroso de José Pinto, el lobo más querido, que falleció el pasado mes de febrero. Pinto era el preferido por la audiencia, el que ya había pasado por otros concursos como ‘Saber y Ganar’ dejando su huella de lobo, el que compartía su humildad y conocimiento con los dos millones de espectadores del programa. José Pinto era el corazón de esta manada.

Y, sí, he escrito "manada" sabiendo lo que conlleva haber escogido esa y no otra palabra. A veces hay términos que quedan contaminados para siempre. Expresiones que, para nuestra desgracia, quedan tatuadas en la piel de nuestra memoria colectiva, como "cal viva", "tres por ciento", "casa cuartel" o "Flying". Y ya nunca podremos recuperar la palabra "manada" tal y como la conocíamos pero, al menos, cuando alguien hable de "lobos" en cualquier conversación casual, puede que, en vez de recordar lo que ocurrió en Pamplona hace exactamente tres años, se acuerde de Alberto, Erundino, Manu y Valentín. Que recuerde a Los Lobos llevándose a sus casas el mayor premio de la historia de la televisión gracias al Golfo de Botnia, a Bobby Vinton y, sobre todo, a José Pinto.

Etiquetas