Despliega el menú
Ocio y Cultura

música

El festival en el que no hacía falta conocer el cartel

El Slap!, encuentro zaragozano de música negra, no encuentra su techo y la suerte le sonríe con un tiempo propicio para combinar los conciertos, baños y bebidas frescas.

Los Speedometers no pudieron elegir una canción mejor que interpretar en la segunda jornada del Slap! Festival de Zaragoza. ‘Sunny’, tema original de 1963 de Bobby Hebb popularizado por Bryan Adams, fue una de las versiones que los británicos subieron al escenario Ambar del Camping de Zaragoza, que no dejó de estar vigilado de cerca por el astro rey durante toda la tarde.

Los asistentes al encuentro de música negra, que cada vez son más numerosos, no se quejaron por las altas temperaturas que sufre estos días Zaragoza. Bien al contrario, decidieron combatir los rigores veraniegos con repetidos chapuzones en la piscina o con bebidas frías, siempre sin dejar de ver de cerca a los músicos de funky, soul y jazz.

El público del Slap! Festival, aunque más numeroso, continúa siendo bien diverso. Y aunque predominan las familias con niños, también hay jóvenes, canosos, despedidas de solteras, grupos de amigos, parejas o melómanos solitarios. En el cámping se escucha este fin de semana castellano, francés, catalán e inglés indistintamente, y hasta se pueden ver chanclas con calcetines blancos, pamelas con amplias gafas de sol o pantalones largos que tienen pinta de dar mucho calor.

El tirón de la marca

Lo curioso de este festival es que pocos de sus asistentes conocían a los Speedometers hasta ayer mismo. Poco importa, porque el Slap! ha conseguido crear una marca tan fuerte que a sus fans les importa poco quién va a estar sobre el escenario. Saben que se van a encontrar con música que les agrada. Prueba de ello es que los británicos fueron reprendidos por no realizar ni un solo bis.

"No conozco a los grupos que vienen, estoy abierto a escuchar nuevos sonidos", dijo Rafael García, que acudió al festival junto a Elisa Martínez. Otros, como Javier Vela, solo conocían a una de las bandas: Freedonia –los madrileños eran el plato fuerte de ayer–. Aun así, a él le estaba "pareciendo muy bien" el Slap! de este año, y es que ni el festival busca llenar su cartel de estrellas ni los fans reclaman a grupos que a los que ya hayan escuchado en Los 40 principales. El encuentro y sus acólitos se conocen bien, así que todo apunta a que la música negra volverá a Zaragoza el verano que viene (si lo hará el buen tiempo, es todavía una incógnita).

Etiquetas
Comentarios