Ocio y Cultura

literatura

Ángela Becerra: "El feminismo se enorgullece del talento y el sentir de la mujer"

La autora colombiana (Cali, 1957) presentó en Zaragoza el pasado jueves su última novela, ‘Algún día, hoy’, premiada con el Fernando Lara 2019.

La escritora Ángela Becerra publica la novela ‘Algún día, hoy’.
La escritora Ángela Becerra publica la novela ‘Algún día, hoy’.
Óscar Nieto

La escritora colombiana Ángela Becerra (Cali, 1957) pasó por Zaragoza para presentar su última novela, ‘Algún día, hoy’, galardonada con el premio Fernando Lara 2019. El libro, basado en un hecho real acaecido en 1920 en su país natal, narra la historia de Betsabé Espinal, que con solo 23 años se convierte a principios del siglo XX en la heroína de una de las primeras huelgas obreras femeninas.

La protagonista de su novela es una mujer de raza.

Tiene mucho valor porque fue la primera mujer que lideró una huelga femenina en Colombia.

¿Cómo conoció al personaje?

Me enteré en 2013, viéndola en un documental de televisión. Me sedujo entonces la fuerza tremenda y desafiante de su mirada. Betsabé fue una chica que se levantó contra los patronos de una fábrica de la que uno de los dueños fue, nada más y nada menos, el gobernador de Antioquía. Como mujer, me sentí en el compromiso de darle luz a su historia. La novela es un canto a la liberación de la mujer, un monumento a la amistad y el amor, que denuncia la injusticia de la época.

La novela surge antes del movimiento ‘#MeToo’.

Sí, pero cuando la inicié ya había un caldo de cultivo latente en el ambiente, que ahora, no obstante, ha ganado actualidad.

¿Cómo entiende el feminismo?

Como el respeto entre ambos sexos. Es un movimiento que enaltece la feminidad, que se enorgullece del talento, el sentir y la intuición femeninos. Es un feminismo sano, que respeta a la otra parte, a los hombres, quienes terminarán por sumarse a esta tendencia.

Desde 2003, han muerto en España 1.000 mujeres por violencia machista. ¿Cómo se combate esta lacra?

Estamos arrastrando una mala educación de muchos años. La solución es educar desde que la persona nace en el respeto y no en la diferencia. Educar en la casa, en el colegio, en la universidad... Tendría que haber una asignatura donde se enseñara la igualdad.

¿Cuál es la situación de la mujer en América Latina y en concreto en Colombia, su país?

Bastante similar a como está en España, aunque más avanzada en algunos sectores empresariales como la banca, por ejemplo, donde los altos directivos son en la mayoría de los casos mujeres.

¿Su carrera literaria ha sido más difícil por el hecho de ser mujer?

Tanto en mi anterior trabajo en publicidad como en literatura he sufrido el machismo. En ocasiones, no se acepta aún que una mujer que escriba sea guapa. Al contrario, ha de ser fea, roñosa e incluso maloliente. Lo cierto es que cuando un escritor lo hace bien, su sexo pasa a un segundo plano.

Su obra ha sido traducida a 23 idiomas y publicada en 50 países. ¿Cuál es la clave de un ‘best-seller’?

Si existiera, todos estarían ahora comprándola. Escribo la novela que me gustaría leer. Un ‘best-seller’ ha de incluir historias capaces de asombrar y emocionar.

Su carrera literaria está jalonada de premios, tanto en Latinoamérica como en España. ¿Qué representan en su carrera?

Mayor visibilidad de mi trabajo, pero también, en esta ocasión, del personaje de Betsabé, cuya historia merece que sea conocida. Su vida es un premio a la mujer, al amor y a la amistad. La novela es un monumento a su historia.

¿Ha superado Colombia el realismo mágico de García Márquez?

Sí. Hay muchas y muy buenas voces literarias hoy. Es bueno que haya variedad. Tenemos un lenguaje riquísimo. En Colombia, el preciosismo literario se cuida.

¿Qué es el ‘idealismo mágico’ que aparece en sus novelas?

Es poner la magia al servicio de las emociones de los personajes para que se hagan más visibles y cobren brillantez. En mis historias, la magia aparece atada a los sentimientos de los protagonistas. No es algo premeditado, sino algo que aparece inesperadamente porque la novela tiene vida propia.

Etiquetas
Comentarios