Ocio y Cultura

Análisis de tecnología

Galaxy S10e, enormemente pequeño

Este pequeñín, eclipsado por sus mayores el Galaxy S10 y el S10+, puede ser un móvil ideal para un gran número de usuarios que buscan un teléfono de reducidas dimensiones, pero sin hacer concesiones.

Samsung mete una gran pantalla en un teléfono pequeño y manejable con potencia de sobra y una gran cámara. Lo que menos nos ha gustado: la batería.

Hubo un tiempo no muy lejano en el que los teléfonos eran cada vez más pequeños. Pero con la llegada de los ‘smartphones’ la tendencia se invirtió y los buques insignia de los grandes fabricantes superan hoy las 6 pulgadas y rozan el tamaño que antaño estaba reservado para las tabletas. Los móviles pequeños de gama alta parecían condenados al olvido, hasta que llegó Samsung y lanzó tres modelos diferentes del S10. Hemos estados probando el más chiquitín de la familia y la verdad es que poco tiene que envidiar a sus mayores.

El S10e es un teléfono bien construido, de tacto elegante gracias al cristal y el metal, y sorprendentemente ligero y cómodo en la mano. Su reducido tamaño permite albergar una gran pantalla de 5,8 pulgadas gracias a que Samsung ha reducido los marcos a la mínima expresión.

La cámara frontal se ubica en un pequeño agujero en la parte superior derecha de la pantalla y molesta mucho menos que el ‘notch’, por el que han optado otros fabricantes como Apple. Tiene 10 Mpx y una apertura focal 1.9; el resultado son selfis de buena calidad incluso con poca luz, aunque nos hubiera gustado una apertura mayor que permitiera incluir más gente en las autofotos grupales.

En la parte trasera el S10e tiene una cámara menos que sus hermanos mayores. Cuenta con una sensor principal de 12 Mpx muy luminoso (f 1.5) y un gran angular que aunque deforma un poco la imagen es capaz de tomar unas fotos panorámicas espectaculares. La lente que se pierde en el camino por la reducción de tamaño y costes es el zoom óptico x2, aunque el usuario conserva la posibilidad de hacer zoom digital x8.

Samsung Galaxy S10e
Samsung Galaxy S10e
Heraldo.es

La pantalla del S10e también tiene una calidad algo inferior: pasa de los 1440p a una resolución clásica Full HD. Los colores siguen siendo vivos y profundos gracias a la tecnología amoled y el panel es lo suficientemente luminoso para enfrentarse a un día soleado sin sonrojos. El sensor de huellas ha pasado de estar bajo la pantalla a situarse en un lateral –en el botón de desbloqueo– y su comportamiento es aún más rápido y fiable que el sensor ultrasónico que probamos en el S10+.

Por lo demás, este pequeñín es un calco de sus hermanos mayores. Tiene la misma potencia bruta con un procesador de última generación (Snapdragon 855 o su correspondiente Exynos) acompañado de 6 GB de RAM y una gráfica capaz de reproducir cualquier juego del mercado a máxima calidad.

A pesar de tener una batería más pequeña, su comportamiento ha sido muy bueno, aguantando un día con un uso moderado del teléfono, aunque sufre para superar los días más intensos. Cuenta con carga rápida, carga inalámbrica y carga inversa, para cargar otro móvil o los auriculares inalámbricos Galaxy Buds. El altavoz estéreo tiene potencia y apenas distorsiona levemente al volumen máximo.

El sistema operativo One UI sobre Android 9 añade funcionalidades muy útiles como el modo noche, el filtro de luz azul, la personalización por gestos de los botones de control... El diseño de la interfaz es elegante y las aplicaciones propias del sistema se pueden desinstalar o deshabilitar. Todo ello sin penalizar la experiencia ni perder fluidez.

El Galaxy S10e incluye también todas los extras de la gama S, como la compatibilidad con la realidad virtual de Samsung, el asistente Bixby y Dex, el sistema que permite convertir el teléfono en un completo sistema de escritorio con solo conectarle una pantalla, un ratón y un teclado. Es resistente al agua, conserva el jack de auriculares y permite elegir entre meterle una micro SIM y una micro SD, para ampliar el almacenamiento, o dos tarjetas telefónicas.

En cuanto al precio del Galaxy S10e, aunque cuando salió al mercado rondaba los 800 euros, tan solo unos meses después, y sin haber perdido apenas valor, hoy se puede encontrar por menos de 500 € en algunas tiendas.

Etiquetas
Comentarios