Ocio y Cultura

ocio y cultura

La Feria del Libro de Zaragoza consolida la ubicación, el público y las ventas

José Luis y Alejandro Corral, Miguel Mena, Patricia Esteban e Irene Vallejo son algunos de los autores aragoneses más demandados por los lectores

Feria del Libro de Zaragoza de 2019.
Aspecto de Feria del Libro, instalada en la plaza del Pilar.
MARCOS CEBRIAN

El escritor Bernardo Atxaga dijo durante un diálogo en torno a su libro-taller ‘Lista de locos y otros alfabetos’ (Xordica) que con el paso del tiempo había aprendido que «echar un cable a tierra y a la realidad es muy importante». Algo semejante hacían algunos libreros, escritores y editores al realizar el balance de la Feria del Libro del Zaragoza, que se clausuró anoche. Paco Goyanes, de Cálamo, aludió a aquello de «lo comido por lo servido». Algo semejante sostuvo Carlos Serrano, de Rolde: «No ha sido la mejor Feria de nuestra vida, hemos estado un poco por debajo de las expectativas, pero estar aquí ya es importante». Chusé Raúl Usón, de Xordica, reveló: «Solo teníamos dos novedades y lo acusamos».

Visiones optimistas de mujer

Sin embargo, Esther Muñío, de la librería París, expresó: «Ha ido muy bien, incluso los días de entre semana. Los libros que mejor han funcionado han sido nuestras recomendaciones, pero también otros autores se han vendido casi solos como Isabel Allende. Entre los aragoneses, destacaría la trilogía de los Austrias de José Luis Corral y ‘El desafío de Florencia’ de Alejandro Corral. Y a Patricia Esteban Erlés con ‘Fondo de armario’». Patricia firmaba en ese momento. «Para mí la Feria ha sido fenomenal. He firmado mucho, me han invitado de varias librerías y compruebo que tienen mi ‘fondo de armario’ literario: mis cuentos, mi novela, mis artículos. Soy feliz», confesó.

La pregonera Irene Vallejo también estaba contenta: «Creo que esta es la mejor feria de mi vida. He venido todos los días, salvo dos, y he recibido mucho cariño. Lo más bonito que me ha sucedido es que alguna gente oyó por ‘streaming’ desde México mi pregón». Francisco Muñiz, uno de los editores de Contraseña, decía a HERALDO: «Nosotros hemos vendido alrededor de 200 ejemplares de nuestros libros, algo más que el año el año pasado. Ha sido importante el hecho de que hayan firmado nuestras tres escritoras: Irene Vallejo, Patricia Esteban y Ana Alcolea».

Los escritores Daniel Nesquens y Pepe Serrano disfrutaban. «A mí me encanta venir a firmar y encontrarme con dos monstruos como Nesquens y David Guirao», confesó Pepe. «La Feria es muy bonita. A veces vienen chicos jóvenes que les han pedido a sus padres que los traigan. Me piden que les firme y me recuerdan que hemos estado juntos en un taller. Eso emociona mucho», dijo Daniel.

Feria del Libro de Zaragoza de 2019.
Ambiente de la Feria del Libro de Zaragoza de 2019.
Toni Galán

Daniel Viñuales, editor de GP Ediciones de comics, está radiante. «Solo puedo hablar bien. La gente ya nos conoce. Teníamos varias novedades. ‘Pepe Buenaventura Durruti’ de Juanarete, Carlos Azagra y Encarna Revuelta ha sido nuestro título más vendido». El pintor y dibujante Víctor Solana se estrenaba en el cómic con ‘El subsuelo’ (GP). «Acabo de estar en Madrid y ahora en Zaragoza. Me emociona ver las cosas desde este lado de la barrera». Trinidad Ruiz-Marcellán, de Olifante, valora muy positivamente la cita con los lectores, y dice que los libros que mejor han funcionado han sido el cómic de ‘Espectral’, de Ángel Guinda y Josema Carrasco, ‘Madeleine y las otras’ de Carmen Aliaga y ‘General Invierno’ de Jorge Martínez.

Algunas notas críticas

David Francisco, de Pregunta, dijo que habían vendido bien ‘Nerín’, ‘Canciones ligeras’ de Miguel Mena y ‘Sabor metálico’ de Eva Pardos. Marina Heredia, presidenta de la Asociación de los Editores de Aragón, decía: «La Feria se ha consolidado en la plaza del Pilar y nos ha acompañado el buen tiempo, aunque no ha habido un gran aumento de ventas».

La nota más crítica la puso Julia Millán, de librería Antígona. «La afluencia ha sido semejante al año pasado, pero hay lagunas: no ha habido una buena programación infantil y tampoco tenemos un verdadero coordinador de la Feria del Libro, que debe trabajar desde marzo. Eso es básico. No se han gestionado bien los autores de afuera, tenemos que mejorar ahí, y es lamentable que el Gobierno de Aragón no haya comparecido. Solo se implicó el director del Centro del Libro, José Luis Acín», dijo Julia.

Etiquetas
Comentarios