Ocio y Cultura

educación

Nuestra fraseología popular aragonesa

La fraseología, o modismos idiomáticos, traduce construcciones del idioma aportando elementos adicionales que configuran frases con un significado específico.

En aragonés tenemos muchísimos modismos idiomáticos
En aragonés tenemos muchísimos modismos idiomáticos
Freepik

La fraseología, o modismos idiomáticos, tiene especial importancia en todas las lenguas, especialmente en los niveles B1 y B2, cuando tratamos de hablarlas con la expresividad y riqueza de los hablantes nativos. La fraseología se diferencia de los refranes en que estos reflejan sentencias u observaciones de la realidad, mientras que la fraseología traduce construcciones del idioma aportando elementos adicionales que configuran frases con un significado específico.

Precisamente estas construcciones no se pueden traducir y cada lengua tiene diferentes formas de crear estos modismos, según su cultura, sus características lingüísticas o la idiosincrasia de los hablantes. Por ejemplo, en aragonés, donde ha tenido un peso importante la cultura ganadera, el clima y el medio rural, nos encontraremos expresiones que han nacido en este contexto. A continuación, os dejamos unas cuantas. En aragonés, tenemos miles y en niveles avanzados de lengua deberemos hacer un esfuerzo por conocerlas y usarlas.

Veamos algunos ejemplos

A o desgraciau, fierro y clau. A perro flaco todo son pulgas.

Escarmentar en cabeza d’otri. Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar.

Os tozals no s’achuntan, pero as personas sí. Hay que tener amigos hasta en el infierno.

A camino largo, paso curto. Vísteme despacio que tengo prisa.

Cada puchero a suya cobertera, de fierro u de madera. Cada oveja con su pareja.

Estar pa rancar guixas. Quedarse para vestir santos.

Per cuca u per can no ye mal un tocho a la man. Persona prevenida vale por dos.

S’han chuntau fierro con ferrinchón. Se junta el hambre con las ganas de comer.

Entre chuflos y chufletz. Entre pitos y flautas.

Tener mal orache. Levantarse con el pie izquierdo.

Dirección: Heraldo Escolar y Estudio de Filología Aragonesa. Coordinación: Fernando Romanos, profesor de secundaria y de la Universidad de Zaragoza. Colaboración: Chabier Tierz, profesor de Aragonés en Nogará y OLA Huesca

Etiquetas
Comentarios