Ocio y Cultura

El día en que estalló el desastre

'Chernóbyl', la serie de HBO que el próximo martes emite su último capítulo, es la ficción mejor valorada en la web de referencia IMDb.

Fotograma de la serie de HBO, 'Chernóbyl'.
Fotograma de la serie de HBO, 'Chernóbyl'.
HBO

Llegó empañada por la recta final de 'Juego de Tronos', pero, rápidamente, 'Chernobyl' fue ganando fuerza en muy poco tiempo. Tanto, que la miniserie, de tan solo cinco capítulos y que todavía está a la espera de su última entrega, ya ocupa el primer puesto del ranking de producciones televisivas por entregas elaborado por IMDb (Internet Movie Database), la principal web de información sobre películas, actores, programas de televisión, y, por supuesto, series.

Estrenado el pasado 7 de mayo en España, el último gran acierto de HBO ha ido consiguiendo adeptos gracias a sus excelentes críticas tanto en la red como en el boca a boca de los telespectadores. Esta es una de las grandes ventajas de las plataformas, que permiten reengancharse a un título recomendado en cualquier momento, a diferencia de la televisión lineal, donde los estrenos de las series son la clave para alcanzar el éxito. Que se lo digan a '45 Revoluciones', la ficción de Antena 3 que terminó este miércoles, cuyo 10,1% de 'share' en 'prime time' en día de su estreno ha acabado derivando en cuotas que no alcanzan siquiera el 3%. Y tampoco es que lo merezca, pero las audiencias son así de complicadas.

Sin embargo, el caso de 'Chernobyl' es muy distinto. Con cuatro capítulos estrenados (el último llega el martes), acumula 9,7 puntos sobre 10 en valoración en IMDb. Con poco más de 80.000 votos, eso sí. Menos que la también miniserie de la HBO 'Hermanos de sangre' (9,5 de valoración y 318.000 votantes), y muy por debajo de la barrera de millón que superan tanto 'Breaking Bad' (9,5), o 'Juego de Tronos' (9,4), que ha visto cómo los seis episodios de la última temporada han recibido las peores valoraciones de toda la saga, llegando el último a suspender con un 4,3.

Muerte y mentiras

La nueva ficción, que ha tenido una promoción mucho menor que otras grandes producciones, narra los acontecimientos ocurridos el 26 de abril de 1986 en la central atómica Vladimir Ilich Lenin, en el norte de Ucrania. El accidente nuclear de la planta de Chernóbil liberó material radioactivo por toda Bielorrusia, Rusia y Ucrania, llegando hasta Escandinavia y Europa del Este. Con un estilo que permite que el agobio y la tensión de los trabajadores que se juegan la vida -o más bien la regalan, porque son más que conscientes de que van a morir por intentar detener el desastre- traspase la pantalla. Y que también hace hincapié en la desinformación continua y en los diversos movimientos del Gobierno soviético para ocultar lo ocurrido y sus posibles consecuencias tanto a su propia nación como al resto del mundo. Todo bajo el contexto de la Guerra Fría, con los rusos manipulando la información deliberadamente para no dejar en evidencia a su país sin tener en cuenta la vida de millones de personas.

Después de temas sobrexplotados, como la Segunda Guerra Mundial, HBO sorprende con una apuesta poco vista tanto en el cine como en la televisión, lo suficientemente lejana como para generar expectación pero que sigue vigente a día de hoy, donde 33 años después siguen vivas sus secuelas.

Etiquetas
Comentarios