Ocio y Cultura

espacios singulares

El insólito paraíso arquitectónico del Matarraña se abre al arte

La colección de casas de ensueño Solo Houses inaugura una galería al aire libre y presenta las maquetas de 15 nuevas viviendas

Eva Albarrán y Christian Bourdais comenzaron a construir hace cuatro años su particular paraíso arquitectónico dentro de otro paraíso, en este caso natural, en el Matarraña turolense, muy cerca de Cretas.

Se trataba de encargar a algunos de los más prestigiosos arquitectos del mundo casas soñadas, sin límites creativos ni las servidumbres de la funcionalidad cotidiana, subrayando al máximo las conexiones entre arquitectura y arte y, de paso, que dialogaran de originales formas con el entorno y el paisaje.

Bautizada como Solo Houses, esta colección arquitectónica, única en Europa, ha alumbrado de momento dos edificios, a cargo de los belgas Office KGDVS (la más reciente) y de los chilenos Pezo von Ellrichshausen. En este tiempo, las dos singulares creaciones se han convertido en un referente mundial de las casas de diseño.

Paisajes de Teruel para Vuitton

En ellas se han rodado y fotografiado ya, por ejemplo, decenas de campañas publicitarias. Marcas como Land Rover, Rimowa o El Corte Inglés se han interesado por este exquisito escenario. Una de los últimas ha sido Louis Vuitton, que ha elegido la Solo Office como espacio ideal para su línea exclusiva de muebles y objetos de decoración ‘Objetos nómadas’. El resultado puede verse ya en la web de la firma de lujo francesa.

La piscina de la casa Solo Office en el Matarraña.
La piscina de la casa Solo Office en el Matarraña.
Francisco Jiménez

Igualmente, el aislado enclave ha despertado el interés de la BBC y de Netflix, que le dieron protagonismo en el capítulo dedicado a España de la serie documental ‘The World’s Most Extraordinary Homes’ (Las casas más extraordinarias del mundo), que ambas emiten. De hecho, como ya sucediera con Louis Vuitton, de nuevo la casa de Office KGDVS para Solo Houses fue la elegida por el programa para sus ‘tráilers’ publicitarios.

Las Solo Houses se alquilan también como alojamiento vacacional. «Las reservas provienen en un 95% de fuera de España», cuenta Bourdais, quien explica que hay un creciente turismo interesado y especializado en visitar casas de ensueño, entre las que las suyas han pasado a rivalizar con otras con lista de espera de meses.

El éxito hasta la fecha de sus dos casas de colección ha animado a la pareja madrileño-parisina a ampliar la oferta y esta misma semana han presentado las maquetas de 15 más, a cargo de prestigiosas firmas internacionales, entre las que se encuentran las japonesas Go Hasegawa, Sou Fujimoto y TNA, además de Johnston Marklee, Barozzi Veiga, Mos, Didier Faustino, Bijoy Jain, Tatiana Bilbao, Kuehn Malvezzi, Rintala Eggerston, Jean-Pascal Flavien y So-Il.

Osados diseños

Los osados, imaginativos e improbables diseños van desde una suerte de meteorito, un bosque geométrico, una pequeña acrópolis, una pirámide invertida, una casa-cueva, con piscina incluida, escondida bajo un olivar o un caparazón emergente de la tierra inspirado por la idea del ‘big bang’.

Todos estos proyectos comenzarán a construirse en el espacio que ocupa Solo Houses a finales del año que viene, de una tacada, aunque ni Albarrán ni Bourdais se atreven a plantear la fecha del fin de las obras («la buena arquitectura necesita tiempo», sostienen). Esta ampliación será definitiva, puesto que ‘llenará’ la finca de 80 hectáreas, sin agobios y preservando la intimidad de las diferentes viviendas. El plantel se completará con un hotel de 20 habitaciones.

Pero la nueva camada de residencias no es la única novedad en este privilegiado trozo del paisaje de Teruel. De hecho, ya está en marcha Solo Summer Group Show, una galería de arte al aire libre que viene a conectar este rincón del Matarraña con el barrio de Salamanca de Madrid, donde Albarrán (especializada en la producción de exposiciones) y Bourdais (arquitecto) regentan desde 2018 una galería de arte.

La exposición, abierta desde el pasado viernes (se puede visitar previa reserva llamando a los teléfonos que aparecen en la web de Solo Houses) pretende trasladar el espíritu de Solo Gallery en Madrid, y reúne nueve obras que dialogan con el territorio y, a la vez, con las casas.

La lista de autores de esta primera cita –que pretende ser anual– está compuesta íntegramente por hombres (en 2020 todos los artistas serán mujeres). Son Peter Downsbrough, Iván Argote, Olivier Mosset, Christian Boltanski, Fernando Sánchez Castillo, Héctor Zamora, Ugo Rondinone, así como Pezo von Elllrichshausen (autores de una de las Solo Houses) y Barozzi Veiga (con una en proyecto).

El diseño de Didier Faustino para Solo Houses inspirado en el 'big bang'.
El diseño de Didier Faustino para Solo Houses inspirado en el 'big bang'.
Francisco Jiménez

A lo largo de un recorrido por las sendas arboladas, aromatizadas por el romero y la lavanda, el visitante se irá encontrando las obras de arte a cada paso. Así, cortando literalmente el camino aparece la obra de Fernando Sánchez Castillo, ‘Evento’, una barricada realizada en bronce que recuerda a las que aparecieron en las calles de España en las manifestaciones de protesta social al calor de lo peor de la crisis económica. En ‘La verdad siempre aparece como algo velado’, el mexicano Héctor Zamora ha planteado un laberinto clásico, a la manera del mito del Minotauro, en el que el final es en realidad la mitad del camino, punto de partida para el regreso. Los muros, realizados con materiales de la zona, funcionan como celosías, de manera que se juega con los conceptos de lo abierto y lo escondido.

El componente sonoro se añade en otra de las obras, la de Christian Boltanski, ‘Animitas’, en la que campanas japonesas suenan movidas por el viento turolense. ‘Kissing the Void’, de Ugo Rondinone, es otra sorprendente intervención en la línea del ‘land art’, compuesta por piedras de colores fluorescentes que destacan en contraste con el verdor del paisaje circundante.

Etiquetas
Comentarios