Ocio y Cultura

arte y literatura

La conexión con la fauna de Mercedes Bellido, en un bestiario ilustrado

La pintora e ilustradora zaragozana publica ‘El libro oculto de los animales’.

Mercedes Bellido, pintando una de las ilustraciones del libro.
Mercedes Bellido, pintando una de las ilustraciones del libro.
Heraldo

"Cuando era pequeña, creía que podía hablar con los animales (...) Quizá no me comunique con ellos al mismo nivel que con vosotros, sino de otra manera; es un vínculo inexplicable que viene desde lo más primitivo de mi ser y el motivo por el que me siento tan fuertemente ligada a ellos". Este recuerdo infantil da comienzo a ‘El libro oculto de los animales’, en el que la ilustradora y pintora Mercedes Bellido (Zaragoza, 1991), bucea en sus vínculos con la fauna, un universo que ha sido principal inspirador de su obra artística, plagada siempre de serpientes, tigres, mariposa o águilas.

Para este primer salto editorial, Bellido ha elegido el formato de un bestiario, un álbum ilustrado sobre 30 animales, a los que se acerca más desde su significación simbólica que zoológica a través de más de cien ilustraciones, entre acrílicos y dibujos. Todo es material inédito, realizado específicamente para este libro, con un trabajo añadido de investigación detrás de cada uno de los animales protagonistas. "Algo que hago siempre en mis pinturas", precisa Bellido.

"Siempre me han encantado los bestiarios, los libros botánicos y los gabinetes de curiosidades", cuenta Bellido. Siguiendo esta idea, la zaragozana ha armado, "sin premisas", una obra que va más allá del libro objeto, en el que los textos y las imágenes conviven equilibradamente.

Una mariposa en Biescas

Se mezclan un sinfín de historias, curiosidades y anécdotas singulares en torno a los 30 animales que pasan por sus páginas con momentos más personales de la vida de la artista, que sirven de introducción a la obra. Así, por las primeras páginas asoman animales familiares para la autora. Como una mariposa que se posó en la camiseta de la madre de Mercedes en un paseo por Biescas, y que es su memoria más lejana relacionada con los animales, cuando solo tenía dos años. Pero también está un gato que tuvo en Cuenca, donde estudió la carrera; Morgan, el perro de sus tíos; los tritones de la sierra de Guara o una cierva que la artista vio en el Yosemite, en un viaje a Estados Unidos.

Para todos los públicos

Para ella, la inclusión de estas historias es una manera de que "la gente me conozca un poco más. Puede parecer que son recuerdos pequeños o banales, pero que tienen importancia a la hora de entenderme. Es un gesto de acercamiento con los lectores". Reconoce Mercedes que lo que más miedo le dio a la hora de abordar este proyecto fue "escribir". "Mi carrera no fue por ahí. Aunque hice una tesina, no es lo mismo que escribir en un libro; mi obsesión fue que los textos tuvieran ritmo, que no aburrieran". La idea es que ‘El libro de los animales ocultos’ sea "para todos los públicos" y que no exija una lectura lineal, sino que pueda ser consultado por partes.

Tras el repaso a estos animales del círculo ‘cercano’, Mercedes pasa a elaborar un álbum que ella califica de "bestiario legendario", en el que se acerca a cada uno de los animales desde el punto de vista de su simbología y su potencial mítico, y que Bellido ha ordenado de acuerdo a lo que para ella o la tradición representan. De este modo, el abanico faunístico se divide en cinco apartados. ‘Luz y tinieblas’ comprende el gato, el lobo, el ciervo, la cabra, el perro y el buitre, y alude a la dualidad de estos animales; ‘Fuerza y poder’ reúne al león, al jaguar, al tigre, al caballo, al toro y al águila. La serpiente, la rana, el lagarto, la salamandra, el escarabajo, el cangrejo y la mariposa y la polilla están incluidos en la etiqueta de ‘Eternidad y regeneración’; y el búho, el pulpo, el cocodrilo, la araña, el escorpión y el zorro, en la de ‘Sabiduría, magia y destino’. Por último, el pavo real, el cisne, el ciervo, el delfín y el caracol representan en el libro la ‘Pureza y la perfección’. Sobre algunos de ellos, con peor fama, como la serpiente o el escorpión, sobrevuela el empeño de Mercedes de mostrar su parte positiva. Cuenta: "Siempre me han interesado los animales con connotaciones negativas, porque creo que el único animal malo es el hombre ya que actúa así intencionadamente. En el caso de los animales, si pican, muerden o matan es por supervivencia o por alimentarse. Igualmente, me han interesado los diferentes simbolismos según las culturas, por qué en unas un mismo animal inspira temor y en otras, no".

Esta primera incursión en el mundo del libro de Mercedes Bellido acabará muy probablemente incluyendo una exposición en la que se mostrarán todas las obras.

Etiquetas
Comentarios